Paz Padilla

Paz Padilla revela que estuvo tres días ingresada por coronavirus

Tras días sin tener noticias sobre su estado de salud, la presentadora ha explicado que ya está totalmente recuperada y que tiene anticuerpos

por Raquel Barahona

Desde que hace una semana Anna Ferrer contara que su madre estaba "un poco más pachuchilla", no habíamos vuelto a tener noticias sobre el estado de salud de Paz Padilla, quien se contagió por Covid-19 el pasado 12 de marzo, tal y como contó en primicia ¡HOLA!. Tras algunos días sin que la presentadora de Sálvame publicara nada sobre como estaba viviendo su aislamiento, este miércoles ha querido compartir con sus seguidores los días tan duros que ha pasado a causa de la enfermedad y ha confesado que tuvo que ser ingresada en el hospital ante un empeoramiento de los síntomas. "Hoy hace 14 días que me infecté del Covid, los primeros días fueron muy sencillos porque no tenía apenas síntomas, pero tengo que contaros que, a partir del quinto día, empecé con fiebre, me dolía todo el cuerpo y ya me costaba moverme del sofá", empezaba a relatar Paz con un tono de voz esperanzador. "Todo iba bien hasta que el día octavo empecé a sentir una presión en el pecho, me costaba respirar", añadía, recordando que fue entonces cuando se acordó de su amigo Jordi Sánchez, quien ha superado recientemente la enfermedad y que le insistió en que al más mínimo síntoma fuera al hospital.

VER GALERÍA

"Le hice caso, me fui al hospital Quirón, me hicieron una placa y vieron que había niveles que tenía muy alterados; la ferrita, algunos problemas de coagulación...", confesaba con la voz entrecortada al recordar los momentos tan complicados a los que tuvo que hacer frente. La presentadora comentaba entonces que los profesionales decidieron ingresarla en la unidad de Covid y que estuvo allí durante tres días, aislada en su habitación sin poder recibir ninguna visita. "Ha sido un poco difícil, porque estás sola, porque no sabes qué va a pasar, si tu cuerpo va a reaccionar bien o vas a empeorar...", confesaba la humorista reconociendo que fueron días de mucha incertidumbre. Cuando empezó a mejorar y le dieron el alta médica, sintió un gran alivio y ha querido dar las gracias a todo el equipo del hospital de Pozuelo, encargado de que Paz se sintiera como en casa. "Quiero dar las gracias al personal sanitario y a los internistas, las auxiliares: María, Marta, Carolina... Todos han sido súper cariñosos conmigo", relataba asegurando que se sentía muy asustada y que ellos fueron quienes le daban ánimos. Recordaba que había una enfermera que entraba en la habitación con mensajes en el traje de protección individual en el que se podía leer: "Fuerza, ánimo, vas a salir de esta". La presentadora se emocionaba, conteniendo las lágrimas al rememorar estos momentos. 

VER GALERÍA

El sistema de Paz Padilla para comunicarse con su hija Anna mientras cumple la cuarentena

¿Verdadero o falso? Paz Padilla y su hija Anna se someten al test más divertido

Actualmente se encuentra bien, tal y como ella misma ha confirmado, y ha explicado que dio negativo en la prueba de antígenos y que presenta anticuerpos naturales al haber hecho frente a la enfermedad. También ha enviado un mensaje de prevención: "Nunca se sabe como tu cuerpo va a reaccionar ante la Covid porque yo soy una persona deportista, sin patologías, no tomo medicación, todo lo que como es ecológico, tengo 51 años y la verdad es que nunca pensé que iba a pasar por esto". Han sido unos días muy duros para la presentadora que, además, ha querido hacer saber a sus seguidores que estar en la planta aislada de la Covid de un hospital es muy duro porque "había gente de muchas edades, gente muy joven"

Dos semanas con la enfermedad

La presentadora ha superado el coronavirus después de que la diagnosticaran hace dos semanas tras haberse realizado un test de antígenos y dos PCR al sentir un dolor de cabeza "raro". Ella misma se dirigía a sus seguidores para confirmar que se encontraba bien y que estaba viviendo el confinamiento "como el que se va de excursión", sin perder el humor en ningún momento. Y es que Paz se instaló en una estancia aparte de su domicilio en Madrid para no tener contacto con nadie y se equipó con todo el material necesario para sobrellevar el encierro: platos desechables, guantes, mascarillas y muchos libros para entretenerse. Su hija, Anna Ferrer, quien dio negativo tras conocer que su madre sí se había contagiado, compartía públicamente que estar encerrada nuevamente en casa era "un rollo". Durante los días en que Paz tuvo que estar aislada se acordó del amor de su vida, Antonio Vidal, con una bonita publicación en la que le dedicaba un emotivo mensaje: "Sé que me estás cuidando, te quiero". En la imagen que escogió aparece su marido, cogiéndola en brazos, con la playa de fondo y una espectacular luz momentos previos al atardecer. En sus declaraciones públicas de este miércoles ha confesado que ya se encuentra recuperada y preparada para "volver a la guerra" mientras cogía en brazos a su perrita. 

Loading the player...

El sistema de Paz Padilla para comunicarse con su hija Anna mientras cumple la cuarentena

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie