Joe Biden y su mujer, Jill

Joe Biden llega a la Casa Blanca, en una ceremonia sin público y sin Donald Trump

Los Trump rompen una tradición de hace 150 años y abandonan la Casa Blanca sin asistir a la toma de posesión del nuevo presidente

por hola.com

El demócrata Joe Biden ya es el 46º presidente de Estados Unidos después de jurar el cargo en una ceremonia de investidura muy diferente a la de otros años. Debido a la pandemia mundial de Covid-19 la toma de posesión se ha realizado sin público para evitar la propagación del virus y en medio de medidas de seguridad extremas. Tras el asalto al Capitolio, en el que murieron cinco personas el pasado 6 de enero, unos 21.000 efectivos de la Guardia Nacional velan por la seguridad en Washington y varias calles de los alrededores del Capitolio han sido cortadas.

-El adiós de Melania Trump, la primera dama que 'hablaba' con los gestos

VER GALERÍA

Donald Trump, presidente saliente, abandonó la Casa Blanca a primera hora de la mañana y ni el ni su esposa, Melania, han estado presentes en la toma de posesión de Joe Biden -es la primera vez que el presidente saliente no acude a este acto en 150 años - y no ha dado la bienvenida al nuevo presidente y la primera dama. Alrededor de las dos de la tarde, hora española, Trump y Melania, cogidos de la mano, ponían rumbo en helicóptero a su residencia Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida. Trump y su familia se dirigieron a la base Andrews para embarcar por última vez en el avión presidencial, el Air Force One, no sin antes pronunciar unas palabra de despedida. "Lo hemos hecho bien, la gente no pensaba que ibamos a hacer tanto. Nos veremos pronto, muchas gracias a todos".

-Jennifer Lopez, con los nervios a flor de piel en los ensayos previos a la toma de posesión de Joe Biden

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Por primera vez se rompe la tradición y Melania Trump no ha invitado a su sucesora en el cargo, Jill Biden, a realizar un recorrido privado por la Casa Blanca antes de abandonar el mandato. "Melania Trump se convertirá en la primera primera dama moderna en no invitar a la mujer que la reemplazará en la Casa Blanca para efectuar un recorrido por las habitaciones privadas en el segundo y tercer piso". Recordemos que su antecesora en el cargo, Michelle Obama, le brindó una calurosa bienvenida. Michelle ha reconocido con el tiempo que para ella no fue nada sencillo tener esta reunión con Melania, ya que Donald Trump había difundido injurias y calumnias contra Barack Obama que pusieron a su familia en peligro."Eso no era algo que estuviera lista para perdonar", pero, consciente de su papel, reunió el valor necesario para cumplir con la tradición.

-Jill Biden rechazó la petición de matrimonio de Joe en cuatro ocasiones

En este encuentro no solo se presenta el que será su próximo hogar, sino que también se dan algunos consejos tanto de la logística de la residencia así como su experiencia como primera dama. En ocasiones especiales, como la transición de los Bush a los Obama, las hijas gemelas del mandatario tomaron la iniciativa e invitaron a las hijas de Michelle y Barack a conocer todos los rincones más divertidos de la Casa Blanca, dejándoles una carta en la que quisieron compartir su propia experiencia en la residencia presidencial estadounidense.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

-La tierna carta de las hijas de Bush a las hijas de Obama que se ha hecho viral

Los Obama recibieron en la Casa Blanca a los Trump. Las dos parejas tomaron un té antes de poner rumbo al Capitolio para la ceremonia de investidura. Un momento que será recordado por el regalo que Melania Trump le entregó a Michelle Obama de la joyería Tiffany & Co. En 2009 cuando Michelle llegó a la Casa Blanca también entregó un regalo a su predecesora, Laura Bush.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie