Aitana

Misterio resuelto: Aitana cuenta dónde y con quién está pasando el confinamiento

La cantante se encuentra en las Islas Baleares junto a su pareja, el actor Miguel Bernardeau

por Cristina Álvarez

Que si estaba en Barcelona con sus padres, que si se había quedado sola en Madrid... Desde que el pasado 14 de marzo el Gobierno decretó el Estado de Alarma, los seguidores de Aitana Ocaña se preguntaban dónde estaba pasando estas semanas de confinamiento, ya que la cantante no se había pronunciado al respecto... hasta ahora. El misterio ha quedado resuelto después de que ella misma lo haya contado en una entrevista por videollamada que ha concedido al periódico La Vanguardia. "Estoy muy bien. Me ha pillado en las Baleares, en casa de mi pareja, Miguel", ha dicho la catalana, que a finales de junio cumplirá 21 años. 

VER GALERÍA

"Estaba aquí y cuando pasó todo llamé a mis padres, porque no sabía qué hacer. Me dijeron que estuviera tranquila y que me quedara aquí", asegura Aitana, que lleva casi tres meses en la casa que la familia del actor de Élite tiene en las islas. Durante este tiempo, la intérprete de Vas a quedarte ha aprovechado principalmente para componer las canciones de su nuevo disco, pero también para hacer ejercicio, leer, ver películas... ¡y estudiar para sacarse el carnet de conducir! "Me siento muy creativa", ha confesado al periodista Albert Domènech. 

- La simpática respuesta de Aitana a los que dicen que está muy morena

La concursante de Operación Triunfo 2017, que en los últimos días ha provocado muchos comentarios por lo bronceada que estaba, ha explicado que, a pesar de que ya han pasado a la 'Fase 1', todavía no se siente segura para salir de casa porque le da mucho miedo. "Supongo que acabré saliendo, porque algo tengo que hacer... ¡por lo menos que me de el aire! Pero me da mucho miedo. De repente salir y ver toda la nueva normalidad cuando llevas más de dos meses y medio encerrado en casa, es raro...". Eso sí, dice que por lo menos sale al balcón todos los días a tomar un poco el sol. Durante la entrevista, Aitana se ha mostrado muy sonriente y optimista, y es que reconce que: "Estoy con una actitud positiva porque no es justo que yo me queje. Estoy en una situación bastante privilegiada en la que puedo hacer teletrabajo, y no todo el mundo puede". 

VER GALERÍA

El éxito de su nueva canción, 'Enemigos'

Además, la cantante está muy contenta por la buena acogida que ha tenido su último tema, que en tres días lleva casi cinco millones de reproducciones en YouTube. La triunfita ha colaborado con el grupo mexicano Reik y, debido a la crisis del coronavirus, no pudieron grabar el videoclip, por lo que se les ocurrió una alternativa. "Es muy guay, ¡en mis sueños siempre he querido ser una heroína! Me parece muy divertido verme como un dibujo animado", ha contado Aitana sobre el vídeo de Enemigos, en el que se convierte en la salvadora de la música, que estaba silenciada. "El videoclip es muy metafórico en cuanto la canción, porque va de una relación que se repite, sale mal y tú vuelves todo el rato... pero el vídeo es diferente. La idea fue mía, junto con el equipo, de hacer algo con superhéroes y villanos", explicó. Además, se trata de un tema que estaba guardado en el cajón y ha cobrado un nuevo sentido gracias a las aportaciones que hizo la banda mexicano. 

Por último, la cantante ha hablado del que será su próximo álbum que, si todo sale según lo previsto, saldrá a finales de año. Aitana reconoce que, debido al confinamiento, ha sido complicado pero ha podido terminarlo. "Ha sido una locura, porque me faltaban muchas canciones", ha explicado la catalana, que ha vuelto a trabajar con los productores con los que hizo su primer single, Teléfono, y el tema +, en colaboración con Cali y El Dandee. "Es un disco con una idea completamente diferente, con un género diferente... y tengo muchas ganas de que la gente lo escuche", asegura.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie