¡Hola otoño! La bucólica bienvenida a la nueva estación de Raquel del Rosario y sus hijos

¡Hola otoño! La bucólica bienvenida a la nueva estación de Raquel del Rosario y sus hijos

El equinoccio es una ocasión para celebrar en casa de la cantante y lo hacen en pleno contacto con la naturaleza

por hola.com

Raquel del Rosario es una amante de la naturaleza, tal y como deja patente en la cantidad de imágenes con parajes idílicos que comparte habitualmente con sus seguidores y en las escapadas que realiza en familia al campo. La cantante trata de transmitir este amor por la madre tierra a sus hijos y qué mejor manera que celebrar el equinoccio de otoño, cuando "el día y la noche se igualan en duración y la naturaleza está en equilibrio". Para ello, la familia ha organizado una auténtica fiesta en la que no han faltado ni los globos. Eso sí, en lugar de dulces o refrescos, las protagonistas eran las manzanas y las peras, ¡las auténticas reinas del otoño!

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Llega la temporada de las calabazas, los girasoles y las castañas y eso merece una celebración. "La naturaleza está en equilibro, y en este nuevo ciclo, nos recuerda la importancia de liberarnos de aquello que ya no es necesarios para poder continuar, así como los árboles se deshacen de sus hojas secas", escribía Raquel junto a unas imágenes de los productos típicos de esta estación. Además, la excomponente de El sueño de Morfeo recuerda que es época de cosecha y para predicar con el ejemplo, sus hijos Leo, de cinco años, y Mael, de tres años, se han ido, cesto en mano, a recoger manzanas y peras. "Es tiempo de recoger la cosecha, tiempo de renovarse. Cada instante es un regalo, celebra, agradece y confía. Feliz equinoccio de Otoño. Feliz renovación".

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Los niños, que según su madre tienen una excelente relación, parecen pasárselo en grande recogiendo las frutas más esplendorosas de septiembre y dándoles un mordisco de vez en cuando, pero la fiesta aún da mucho más de sí y hasta hay un globo con las palabras "¡Hola otoño!" escritas sobre él para atestiguarlo. Además, de acuerdo con la espiritualidad de Raquel, la celebración del equinoccio incluye un centro de mesa en el que además de algunos productos de temporada, hay tres estampas de una loba, una diosa y una lechuza que simbolizan este cambio de estación. 

VER GALERÍA

Raquel del Rosario vive en Califormnia desde que se casó con el fotógrafo Pedro Castro el 22 de octubre de 2013. La pareja ha formado una preciosa familia desde entonces, con la llegada de Leo en julio de 2014 y la del pequeño Mael en mayo de 2016. En la costa oeste de Estados Unidos ha encontrado el lugar idóneo para que crezcan sus hijos, con quien se les puede ver a ella y su marido dando paseos por Santa Mónica, disfrutando de maravillosos baños en la playa o contemplando sus mágicos atardeceres.

Recientemente, la cantante ha compartido un testimonio muy valiente en el que explica que su hijo mayor ha sido diagnosticado con Transtorno del Espectro Autista (TEA). "Nos dijeron que creían que lo mejor para Leo era entrar en el programa de niños con TEA (trastorno del espectro autista). Al contrario de la reacción que ellos esperaban (lágrimas, negación, enfado… ), yo sentí una sensación de alivio enorme", explica la intérprete de Esta soy yo. Un consuelo que no consistía, según sus propias palabras, en poner "nombre" a lo que ocurría, sino porque su hijo por fin "iba a empezar a trabajar con gente especializada y, sobre todo, iba a relacionarse con niños que veían el mundo de una forma similar a como él lo hacía". Tras compartir su experiencia, no ha dejado de recibir palabras de agradicimiento por visibilizar una situación que viven muchas familias.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie