Raquel del Rosario habla con valentía del diagnóstico médico de su hijo Leo, 'el niño hada'

Raquel del Rosario habla con valentía del diagnóstico médico de su hijo Leo, 'el niño hada'

La cantante ha contado su historia en una emocionante publicación en la que explica la dificultad de las primeras pruebas y el alivio al saber que su hijo recibiría ayuda especializada

por hola.com

Raquel del Rosario se ha sincerado en su blog para hablar, por primera vez, de su hijo Leo, de cinco años, diagnosticado de Trastorno del Espectro Autista (TEA). Al pequeño, que siempre ha calificado como "un niño diferente" en sus publicaciones, le hicieron diversas pruebas auditivas, puesto que hasta los cuatros años no dijo sus primeras palabras. Tras confirmar que en este sentido todo marchaba bien y teniendo en cuenta que al ser al ser un niño bilingüe se puede retrasar el habla, los especialistas recomendaron a la vocalista de El sueño de Morfeo y a su pareja, el fotógrafo, Pedro Castro, que llevaran al mayor de sus dos hijos a un colegio específico para una valoración más exhaustiva.

VER GALERÍA

Después de estos primeros estudios, la artistas canaria continúa contando cómo fueron los siguientes pasos. "Nos dijeron que creían que lo mejor para Leo era entrar en el programa de niños con TEA (trastorno del espectro autista). Al contrario de la reacción que ellos esperaban (lágrimas, negación, enfado… ), yo sentí una sensación de alivio enorme", explica la intérprete de Esta soy yo o Nunca Volverá. Un consuelo que no consistía, según sus propias palabras, en poner "nombre" a lo que ocurría, sino porque su hijo por fin "iba a empezar a trabajar con gente especializada y, sobre todo, iba a relacionarse con niños que veían el mundo de una forma similar a como él lo hacía".

Raquel del Rosario ha querido desmitificar en su texto los clichés sobre este trastorno, que según las estimaciones de la OMS afecta a un niño de cada 160. "Cuando escuchamos la palabra 'autismo' (al igual que me pasaba a mi antes de hacer mi 'doctorado particular'), todos pensamos en niños que no se sienten cómodos con más gente, que gritan en lugares públicos porque se agobian, que se valen de la agresividad para mitigar su frustración, que hacen gestos repetitivos para calmarse, que son hipersensibles a los ruidos… Y claro, nada de esto le sucede a Leo", explica la cantante en su valiente relato.

VER GALERÍA

En la primera semana de colegio de Leo, una vez realizado el diagnóstico médico, su logopeda aseguró que el pequeño llegaría a hablar, ante lo que la canaria no pudo más que asombrarse. Sin embargo, ahora revela que tiene un amplio vocabulario y que, aunque le cuesta ordenar frases y mezcla el inglés con el español, sigue utilizando palabras nuevas con frecuencia y cada progreso "es un mundo" para su madre.

La artista, madre de otro niño de tres años llamado Mael, ha confesado también que tiene malos momentos en los que se ve superada por no poder "comunicarse" con su hijo como le gustaría. "A veces me siento desbordada, pidiendo perdón a dos de cada tres madres en el parque porque Leo no entiende de turnos, de que los juguetes tienen dueño y las cestas de picnic también. Soportando miradas y comentarios porque simplemente parece un niño maleducado que se frustra y patalea si le dices que no puede hacer algo. Sintiendo penita de esos niños que se le acercan y le dicen “Hola, ¿cómo te llamas? ¿jugamos juntos?”, y Leo a lo suyo, como quien oye llover", explica.

VER GALERÍA

Leo y Mael tienen una preciosa relación, según palabras de Raquel, que asegura que cuando se reencuentran tras el colegio es como si llevaran meses sin verse y que el pequeño imita todo lo que hace el mayor. "Hacen un buen equipo", revela casi al final de una publicación que ha llenado de amor la sección de comentarios tanto de su blog como de sus redes sociales. La canaria llama a su hijo mayor "el niño hada" por un error del autocorrector entre su teléfono y el de su marido que ahora les parece más que apropiado. "Ha venido a enseñarnos que el lenguaje del amor no entiende de palabras ni de idiomas", escribe, finalizando que Leo no la "eligió por casualidad". 

Raquel del Rosario y Pedro Castro comenzaron su relación a principios de 2012 y el 22 de octubre de 2013 se dieron el "sí, quiero" en California, donde viven desde entonces, en una ceremonia sin invitados. La pareja ha formado una preciosa familia desde entonces, Leo nació en julio de 2014 y al pequeño Mael en mayo de 2016. "Nadie dijo que la maternidad fuera fácil, y aunque desde hace tiempo he decidido valerme de ella como la mejor herramienta para mi crecimiento personal, reconozco que a veces siento el impulso de salir corriendo de casa, aunque… ¿a quién vamos a engañar? No me iría muy lejos", reconoció la cantante.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie