Eugenia Martínez de Irujo y su madre

Eugenia Martínez de Irujo recuerda a su madre con una foto mítica en el cuarto aniversario de su muerte

En la imagen, la duquesa de Alba aparece junto a Jackeline Kennedy en la plaza de toros de Sevilla

por hola.com

Cuando se cumplen cuatro años del fallecimiento de Cayetana Fitz-James Stuart, su hija, Eugenia Martínez de Irujo recuerda a la icónica duquesa en una imagen que forma parte de los anales de la historia de este país, en la que la más alta política y la crónica social se daban la mano en 1966. Era la Feria de Abril y la duquesa de Alba desde el Tendido 2 de la Maestranza asistía a los toros acompañada por la mismísima Jackeline Kennedy que, vestida con mantilla como su anfitriona, observaba sorprendida el espectáculo junto a Luis Martínez de Irujo, marido por aquel entonces de la aristócrata, Aline Griffith, la condesa viuda de Romanones, Casilda de Silva, marquesa de Santa Cruz y el jurista y político Antonio Garrigués Walker.

VER GALERÍA

La duquesa de Montoro ha publicado la fotografía mencionando a todos los presentes junto a un emoticono de corazón y rematándola con el cariñoso mensaje “mamá en tu querida Sevilla”. Un recuerdo familiar lleno de cariño para la hija de la duquesa de Alba, pero también el testimonio gráfico de una visita que en su día dio mucho que hablar, ya que la viuda del expresidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, ponía fin al duelo por el brutal magnicidio tres años después.

VER GALERÍA

Con la duquesa de Alba como anfitriona de honor de una de las mujeres más admiradas y también más buscadas del momento, la conocida como viuda de América, acompañada también por el embajador de España ante el Vaticano, Antonio Garrigués, asistió atónita al espectáculo de la Feria de Abril sevillana. Pero en la Feria de 1966 había otra visitante ilustre que también llenaba de glamour y expectación la capital hispalense. Gracia de Mónaco se encontraba también en la ciudad en una escapada romántica con el príncipe Rainiero.

El reencuentro entre las dos invitadas provocó que la duquesa de Alba tuviese que utilizar todas sus dotes diplomáticas para que limar las desavenencias entre la princesa y la exprimera dama estadounidense ya que ambas iban a coincidir en el Palacio de Dueñas. Las verdaderas razones de su enfrentamiento solo las conocían ellas aunque por aquel entonces la prensa de la época apuntaba a los celos de Jackie.

VER GALERÍA

Aunque no está claro si los esfuerzos de Cayetana de Alba por mediar entre las dos damas fueron realmente fructíferos, lo cierto es que la americana, cansada de las habladurías decidió dar una rueda de prensa para desmentir que existiese rivalidad entre ellas.

Esta es una de las muchas anécdotas que la duquesa de Alba atesoró a lo largo de su intensa vida como una de las aristócratas que más ríos de tinta hizo correr en la historia reciente de España. Cuatro años después de su fallecimiento, sus familiares han organizado una misa en su recuerdo a las ocho de la tarde en la Hermandad del Cristo de los Gitanos. Su hija, Eugenia, además de recordarla en sus redes sociales también ha tenido la oportunidad de rendirle un bonito homenaje interpretando a su madre en la serie de Netflix Arde Madrid.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie