carmen-viseras

Los restos mortales de Carmen Franco ya descansan en la cripta familiar de La Almudena

Sus seres queridos le han dado este domingo, 31 de diciembre, su último adiós

por hola.com

La familia y los amigos han querido despedir a Carmen Franco en una ceremonia, que ha comenzado este domingo a las 10.30 horas, en la que se han dado sepultura a sus restos mortales que descansarán en la capilla de la cripta familiar que la familia Martínez-Bordiú tiene la catedral de La Almudena de Madrid. La única hija de Francisco Franco fallecía el 29 de diciembre, a los 91 años, tras varios meses de luchar contra un cáncer terminal que le fue diagnosticado en verano. 

Minutos antes del entierro, llegaban algunos de sus hijos como Jaime Martínez-Bordiú, que portaba la urna con las cenizas de su madre, que acudió acompañado de su hermana, Carmen. Nuria March, exmujer de Jaime acudió con el hijo de ambos Jaime de 17 años. Kucca Gotor y su hermano, Pocholo Martínez-Bordiú, Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas, Cristobal Martínez-Bordiú y amigos como Paloma Cuevas, su padre Victoriano Valencia y su marido, Enrique Ponce. También se vio a Luis Miguel Rodrígez, expareja de Carmen Martínez-Bordiú estuvieron acompañándolos en este duro trance. 

VER GALERÍA

Este sábado, el cuerpo sin vida de Carmen Franco fue incinerado en el tanatorio Sur de Madrid tras una misa en la que no faltaron su nieto Luis Alfonso de Borbón y su esposa, Margarita Vargas, que de luto riguroso y visiblemente afectados, estuvieron acompañados por familiares y amigos. El duque de Anjou tenía una relación muy estrecha y especial con su abuela a la que consideraba una segunda madre con la que vivió desde los 14 y hasta los 29 años. Sus cenizas reposan junto a las del su marido, Cristóbal Martínez-Bordíu, marqués de Villaverde, fallecido en 1998. El matrimonio estuvo casado durante casi cuatro décadas. 

VER GALERÍA

Desde que se conoció el empeoramiento de su estado de salud, Carmen Franco siempre ha estado acompañada y arropada por sus hijos y nietos, que han estado junto a ella, en su casa, hasta el final. Un día antes de su fallecimiento recibía la extremaunción ante el inminente desenlace y la capilla ardiente se instalaba en el tanatorio Sur de Madrid. Allí sus hijos y nietos volvieron a ser una piña y recibieron el pésame y las muestras de cariño de otros miembros de la familia, muchos de ellos también estuvieron este sábado en el último adiós como Pocholo Martínez Bordíu, hijo de los barones de Gotor y sobrino de Cristóbal Martínez-Bordíu, marido de Carmen. Además de la familia, algunos amigos se trasladaron al tanatorio para despedirla como Paloma Cuevas, que acudió acompañada de su padre Victoriano Valencia, Paloma Segrelles y sus padres, Antonio Tejero, Cuqui Fierro, Morante de la Puebla, Isabel Preysler, Beatriz de Orleans o Luis Miguel Rodríguez.

- Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas, junto con familiares y amigos, acuden a la incineración de Carmen Franco

- Carmen Franco, arropada por sus hijos y nietos en sus últimas horas

- Su padre, el amor, sus hijos... Las últimas reflexiones de Carmen Franco

A mediados de noviembre, con una gran entereza y valentía, Carmen Franco desvelaba a La Otra Crónica (LOC) que padecía una grave enfermedad: un cáncer terminal para el que no había cura y que le detectaron en verano a la vuelta de un viaje. Acudió al médico por encontrarse algo más fatigada de lo habitual. "Lo que tengo es un cáncer terminal. Todo ha sido este verano, he estado 15 días de médicos y dicen que debe ser de hace tiempo, pero bueno, lo he asumido y no pasa nada. No tengo tratamiento, no hace falta", comentaba en aquel entonces. 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie