Helen Lindes y Rudy Fernández, cuando en el amor sobran las palabras

por hola.com

Están a punto de cumplir cuatro meses de casados, pero parece que a Helen Lindes y Rudy Fernández no se les acaba la luna de miel. A pesar de lo apretado de sus agendas profesionales, siempre saben encontrar un hueco en ellas para pasar tiempo juntos y disfrutar de sus aficiones. En este caso, la modelo y el jugador de baloncesto demostraron que una jornada de compras también puede ser romántica, paseando su amor por Madrid a la vez que aprovechaban para renovar armario.

¿Mañanas de lunes aburridas? Helen y Rudy saben cómo aprovecharlas. La bloguera de HOLA.com y su marido disfrutaron de una agradable jornada recorriendo las calles de la capital y visitando varios establecimientos para hacer sus compras, saliendo cargados de bolsas de algunas de las tiendas. Abrazados mientras caminaban, en su paseo no pasaron los gestos cariñosos, con una sonriente Helen acariciando la mejilla de su marido con cariño o dedicándole una mirada cargada de amor, y es que parece que entre ellos ni hacen falta las palabras para entenderse.

Helen Lindes, un cuerpo diez y un beso que dice '¡te quiero!'

El Rey, Rafa Nadal, Helen Lindes... Todos con la 'ÑBA'

Las primeras imágenes de Helen Lindes y Rudy Fernández en su boda

Mañana por el centro de Madrid. @helenlindesgrif

Una foto publicada por Rudy Fernandez (@rudytitan) el

Helen y Rudy, además, demostraron por qué son una de las parejas más admiradas derrochando estilo a su paso. La modelo dio una lección de street style con sus jeans rasgados y ajustados que combinó con jersey color mostaza, chaqueta oscura, bolso y botines a juego. Por su parte, Rudy llevaba pantalones beige, camisa azul, zapatillas deportivas, una chaqueta también en tonos azulados y las manos libres para poder llevar las bolsas con sus compras.

Tras su paseo por el centro, el propio Rudy compartió en sus redes sociales un selfie en el que ambos posan. "Mañana por el centro de Madrid", escribió junto a la imagen en la que aparecen los dos en un coche, y es que parece que después de recorrer tantas tiendas prefirieron optar por la comodidad de no ir a pie.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie