Vestidos de impacto, amor en pareja y una guinda del pastel: lo mejor de los premios Emmy

por hola.com

VER GALERÍA
PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOGRAFÍAS

Un cierre excepcional. Breaking Bad puso anoche el broche de oro a sus cinco temporadas arrasando en la 66º edición de los premios Emmy consiguiendo cinco galardones, incluyendo el de mejor serie dramática, mejor actor de drama para Bryan Cranston, mejor actor de reparto para Aaron Paul y mejor actriz de reparto para Anna Gunn. La serie creada por Vince Gillian se alzó con cinco galardones y revalidó su corona para sorpresa de su equipo, como confesó el propio Gillian a la prensa tras la gala, después de días en los que se apuntaba a un posible triunfo de True Detective, la serie revelación del año protagonizada por Matthew McConaughey: "Es la maravillosa guinda del pastel".

VER GALERÍA

A la abrumadora victoria del reparto de Breaking Bad se sumaron el triunfo de Julia Louis-Dreyfus, que fue nombrada mejor actriz de comedia por Veep, y otra habitual vencedora de estas ceremonias, Julianna Margulies, que se impuso como mejor actriz dramática por The Good Wife. En el apartado de comedia, todos los pronósticos presagiaban que se viviría el fin de un ciclo y que la exitosa Orange Is The New Black arrebataría el título de mejor serie a Modern Family, sin embargo, el veterano programa de la colombiana Sofía Vergara volvió a llevarse el Emmy por quinto año consecutivo e igualó así el récord de Fraiser

VER GALERÍA

Logró además los premios de comedia de mejor actor de reparto (Ty Burrell) y mejor dirección (Gail Mancuso), y Vergara, que este año no estaba nominada y nos dejó con las ganas de verla paseando por la alfombra roja de la mano de su novio, el atractivo Joe Manganiello, protagonizó el momento más polémico de la noche al ejercer de mujer objeto para entretener al público durante un discurso institucional. "Una persona puede ser atractiva, divertida y reírse de sí misma", afirmó la actriz, que respondió a las críticas con humor.

VER GALERÍA

Jim Parsons levantó su cuarto Emmy de mejor actor de comedia por The Big Bang Theory y también resultó ganadora Allison Janney como mejor actriz cómica de reparto por Mom. Tras la decisión de HBO de postular True Detective como serie y no como miniserie, Fargo tenía vía libre hacia el Emmy y así ocurrió. La producción de FX se hizo con el premio de mejor miniserie y se llevó también el de mejor dirección en una miniserie o telefilme (Colin Bucksey). Sherlock: His Last Vow fue merecedora de los galardones de miniserie o telefilme de mejor actor (Benedict Cumberbatch) y mejor actor secundario (Martin Freeman), así como mejor guión (Steven Moffat). De hecho, fue la máxima ganadora de la 66º edición de los Emmy al alzarse con un total de siete trofeos, cuatro de ellos técnicos concedidos el pasado 16 de agosto.

VER GALERÍA

American Horror Story: Conven, que ya contaba con dos Emmy técnicos, celebró el éxito de Jessica Lange como mejor actriz de miniserie o telefilme y Kathy Bates como mejor actriz secundaria en esa categoría. Juego de Tronos, que optaba a 19 galardones, se tuvo que conformar con cuatro de carácter técnico, mientras que Mad Men, que optaba a ocho premios, se fue de vacío.

Alfombra roja de parejas de enamorados y embarazos
Todos esperaban que Vergara presumiera de chico, nos tuvimos que conformar con verla presumiendo de curvas con un ajustadísimo vestido blanco con detalles plateados de Roberto Cavalli. Tampoco vimos a Naomi Watts, que en esta ocasión dejó solo a su mariido, Liev Schreiber. Las que no necesitan a nadie para deslumbrar son Julia Roberts y Halle Berry, que presumieron de piernas. Hayden Panettiere está viviendo uno de los momentos más dulces de su vida y prueba de ello es que no puede dejar de sonreír. La actriz, que está embarazada de su primer hijo, una niña, presumió de 'tripita' con un escotado diseño de Lorena Sarbu. Otra que dio la sorpresa en la alfombra roja fue Amanda Peet, que mostró su embarazo feliz junto a su marido, David Benioff.

VER GALERÍA

Mientras los atractivos Matt BoomerNikolaj Coster-Waldau levantaban pasiones a su llegada a la gala, y Lena Dunham dejaba a más de uno sin palabras con su original estilismo, muchos enamorados sólo tenían ojos para sus parejas. Los recién casados Adam Levine y Behati Prinsloo derrocharon besos y gestos de cariño ante los periodistas, mientras que Kaley Cuoco y su marido, Ryan Sweeting, demostraron que siguen estando en plena luna de miel. Matthew McConaughey presumió de espectacular mujer, Camila Alves, mientras que Zooey Deschanel, protagonista de la serie New Girl, hizo pública su relación con el productor Jacob Pechenik al posar juntos por primera vez en público.

VER GALERÍA

Además de muchas anécdotas y momentos divertidos, la gala celebrada en el teatro Nokia de Los Ángeles también nos dejó un momento para el recuerdo: el emotivo homenaje al fallecido Robin Williams, que nos dejó el pasado 11 de agosto a los 63 años, y que fue recordado por su amigo y también cómico Billy Crystal, que lo calificó como "la estrella más brillante de la galaxia de la comedia". "Era tan genial en el escenario, era el mejor amigo con que uno puede soñar (...) Era protector, alentador", agregó, señalando lo difícil que era hablar de él "en pasado, porque sigue estando tan presente".

VER GALERÍA

La gala dedicó unos minutos a rendir tributo a los fallecidos de la industria del cine en el último año. Mientras una secuencia de imágenes recordaba a Paul Walker, Philip Seymour Hoffman, Peter O'Toole, Lauren Bacall, Joan Fontaine y Maya Angelou, la cantante Sarah Bareilles interpretaba una lenta y melancólica versión de Smile, de Nat King Cole.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie