Navarra: Descubrir la esencia del románico

Campos de cereales, pequeños montes tapizados de carrascas y preciosos templos románicos. En lo alto de Iratxeta, el hórreo más antiguo de España. En lo alto de la sierra de Guerinda, un molino de viento como los de la Mancha. Poco ha cambiado en mil años el valle de la Valdorba, este rincón al sur de Pamplona que se parece muy poco a la Navarra que todo el mundo conoce. Esta ruta enlaza todos sus atractivos

HOVIAJES Navarra
Andrés Campos

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

La Navarra más desconocida no se esconde en un valle del Pirineo, ni en el desierto de las Bardenas ni en ningún otro rincón de la sureña Ribera. La Valdorba, la Navarra más ignota, se encuentra a medio camino, en el centro de la región. En la Edad Media, debió de ser un lugar muy frecuentado por los peregrinos que la atravesaban siguiendo dos vías secundarias del Camino de Santiago aragonés. Eso explica que haya tanto románico. En un antiguo despoblado, a dos kilómetros de Olóriz, se alza la ermita de San Pedro de Echano, joya de ese estilo.

HOVIAJES Navarra©Azumendi
Pinturas góticas de la iglesia de San Juan Bautista (o Santa María de Eristáin) de Orísoain.

Culebreando por carreteras donde casi no caben dos coches, entre campos de cereales y carrascales, alcanzamos Iratxeta (sitio de duendes, en euskera). Detrás del frontón de la plaza Mayor se yergue un robusto edificio románico, aupado sobre diez arcos de medio punto, con una escalinata monumental. No es un templo. Ni un palacio. Es el hórreo más antiguo de España.

Tercera parada en Orísoain, para admirar la iglesia románica de San Martín y para asomarnos a su encantadora cripta, una de las cuatro que hay en Navarra. Permaneció escondida bajo el altar hasta 1965, cuando se descubrió este espacio decorado de conchas marinas, frutas, aves, serpientes…, un jardín del Edén en miniatura. Siete semanas antes del equinoccio de otoño y siete después del de primavera, por la ventana orientada a naciente se cuela al amanecer un rayo de sol que anima este paraíso subterráneo. Los amigos de lo esotérico vinculan las funciones de la cripta con la simbología de las esculturas, la metafísica y el tiempo.

La iglesia de San Juan Bautista se encuentra a 2,5 kilómetros de Orísoain. Es del siglo x, pero se le añadió posteriormente un pórtico y unas preciosas pinturas góticas en el presbiterio y en el ábside. A la misma distancia, pero valle abajo, se levanta junto a la carretera la iglesia del Santo Cristo de Cataláin, cuarta joya románica de la ruta. A su lado yacen las ruinas de un monasterio que, probablemente, fue también albergue de peregrinos.

HOVIAJES Navarra©Andrés Campos
Ermita del Cristo de Cataláin, que fue cenobio y hospital de peregrinos en una de las rutas secundarias del Camino de Santiago.

En Olleta cambiamos la Valdorba llana por la montaña y conducimos por la cresta de la sierra de Guerinda, siguiendo la carretera de servicio que une los 115 generadores del parque eólico homónimo, que es uno de los mayores de Europa.

Dos kilómetros después llegamos al molino de viento de Olleta, que no puede competir con aquellos gigantes blancos en altura, pero les gana en edad, pues data del siglo XVII. Es otra sorpresa de esta Navarra desconocida donde no corren grandes ríos, pero sopla fuerte el cierzo. Para moler el cereal que tiñe de rubio estos campos románicos, la solución fue la misma que en la Mancha. El molino de Olleta, además de enseñar historia, es un lugar para ir de pícnic, pasear por los montes aledaños y estirar la mirada. Se ve el Pirineo y el Moncayo. Y en el cielo, más aves que en ningún otro lugar de Navarra. Por eso, no extraña que en los capiteles románicos de la Valdorba haya esculpidas tantas.

HOVIAJES Navarra©Andrés Campos/Getty Images
A la derecha: El hórreo de Iratxeta es un edificio único del románico en Navarra, edificado en sillarejo, con una planta de 69 metros cuadrados y sustentado sobre diez arcos de medio punto. A la izquierda: Santa María de Eunate.

No dejes de...

Acercarte a Santa María de Eunate. Solitario, en un paisaje llano del municipio de Muruzábal, pero casi en medio de la nada, se alza uno de los templos más interesantes de la arquitectura románica de Navarra y del Camino de Santiago. Desde su origen hasta sus formas, todo es un misterio. Al acercarse a él por la carretera que va de Campanas a Puente la Reina, llama la atención la galería exterior, formada por arcos construidos en dos épocas y diferentes estilos y su enigmática geometría (santamariadeeunate.es).

Guía práctica

Guía práctica

HOVIAJES Navarra©Azumendi
Cómo llegar

La Valdorba tiene acceso rápido desde Pamplona por la autopista de Navarra. Olóriz, donde se encuentra la primera joya románica de esta ruta, está a 24 kilómetros de la capital provincial.

Qué ver

SAN PEDRO DE ECHANO. A 2,4 kilómetros de Olóriz, en un valle encantador, cerca del embalse de Mairaga. Tiene una esbelta espadaña de tres vanos, al modo de las castellanas, y una portada espectacular orientada al norte (cosa rara), en cuyas siete arquivoltas hay labradas docenas de personajes, algunos de ellos músicos. Los canecillos también son notables.

HÓRREO DE IRATXETA. Junto al frontón, la iglesia y el ayuntamiento, se alza el hórreo más antiguo de España.

SAN MARTÍN DE ORÍSOAIN. Esta iglesia románica posee una de las pocas criptas medievales que se conservan en Navarra. Para visitar este o cualquiera de los templos descritos, hay que contactar con la Asociación para el Desarrollo de la Valdorba (valdorba.org).

SANTO CRISTO DE CATALÁIN. Al borde de la carretera NA-5100, un kilómetro antes de llegar a Garínoain, se levanta este elegante templo, junto a las ruinas del monasterio al que perteneció.

MOLINO DE OLLETA. La carreterita que conduce hasta él es la misma que da servicio al parque eólico. Junto al molino hay un porche y mesas al aire libre para comer disfrutando de un magnífico panorama.

Dónde dormir

PALACIO DE ORÍSOAIN (Orísoain, palaciodeorisoain.com). Antiguo palacio junto a la iglesia románica de San Martín. Dispone de habitaciones y estudios. Trato familiar y silencio absoluto.

CASA LAKOAK (Garínoain, casarural-lakoak.com). Caserón familiar centenario con una enorme bodega y antiguos lagares reconvertidos en biblioteca. Desayunos caseros y cálida atención. Para parejas es perfecto el antiguo pajar, ahora la suite Kukuabi, de 42 metros cuadrados.

HARRI ETXEA (Iratxeta, harrietxea.com). Casa de piedra de alquiler completo para familias y grupos de hasta nueve personas y restaurada con gusto moderno, a 100 metros del hórreo románico.

Dónde comer

BAR ÁNGEL (Barásoain, angelbar.es). Menú sobresaliente de comida casera. Paredes de piedra y decoración cuidada. Buen precio.

CASA TOMÁS (San Martín de Unx, asadorcasatomas.com). Cocina típica navarra, prestando especial atención a las carnes a la brasa. También se cuidan los vinos.

TÚBAL (Tafalla, restaurantetubal.com). Restaurante con bodega del siglo XVII que sirve una cocina de temporada en la que destacan las verduras. Lugar de calidad para darse un capricho.

Más información

TURISMO DE NAVARRA, visitnavarra.es

Más sobre