Almadén (Ciudad Real): territorio minero

La fama de Almadén es universal por la historia de sus formidables minas de mercurio, pero tiene muchos otros elementos sorprendentes. Desde la única plaza de toros hexagonal del mundo a los altos miradores que dominan los paisajes en los que invernaban los rebaños de la Mesta, cerca del encantador Parque Naturaldel Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Enrique Domínguez Uceta
Ciudad Real

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Almadén fue durante siglos el lugar más valioso de España. El mercurio, o azogue, que se extraía de sus minas era imprescindible para obtener oro y plata de los yacimientos americanos que enriquecían a la corona española y a los prestamistas que la financiaban. Nada se parece a la historia de Almadén, declarada Patrimonio de la Humanidad por su trayectoria vinculada a conseguir el raro y único metal líquido, y a su importancia en el mercado de los minerales preciosos desde el siglo XVI.

Ciudad Real©David Blázquez
El baritel (o torno) de San Andrés.

Tampoco hay otra experiencia como la de bajar a los pozos de las minas y recorrer sus galerías, las cañas, para conocer las técnicas de extracción del cinabrio (otro mineral), la metalurgia para obtener el mercurio y el duro esfuerzo de los picadores. El Parque Minero de Almadén ofrece una visita para descubrir todo ello.

Tras recorrer el Museo de la Minería y los talleres, los viajeros, provistos de cascos y linternas, bajan 50 metros en una jaula al profundo pozo de San Teodoro, para ver las diferentes maneras de construir las galerías, de extraer el mineral y de sacarlo al exterior. El elemento más llamativo del recorrido es el baritel de San Andrés, un gran cabrestante (torno) subterráneo, en el que los animales movían en la oscuridad el mecanismo que subía piedras y agua a la superficie. El final del trayecto por las húmedas galerías incluye la presencia de una imagen de la Virgen de la Mina, a la que se encomendaban los mineros antes de iniciar su peligroso trabajo.

Un tren de vagonetas devuelve a los visitantes al aire libre, donde se puede observar la parte metalúrgica del parque, el Museo del Mercurio, el horno de Tejeras y la puerta de Carlos IV, por la que salían las carretas para llevar el metal hasta Sevilla por tierra, antes de embarcar hacia América, siguiendo la Ruta del Azogue. Se calcula que unas 250.000 toneladas, un tercio de la producción mundial a lo largo de la historia, salieron de Almadén durante cinco siglos, hasta el cierre de la mina en 2001.

Ciudad Real©Enrique Domínguez Uceta
Castillo de Retamar, levantado por los árabes en el siglo XII, con el nombre de Hins al-Madin, el Fuerte de la Mina, del que deriva el nombre actual de Almadén.

El paseo por el casco urbano de la ciudad está lleno de interés. Conviene subir, en primer lugar, hasta la parte más alta, donde se conservan los restos del castillo de Retamar. La fortaleza está encaramada en un peñón veteado del color rojo bermellón del cinabrio, con un balcón a sus pies desde el que se contempla el Parque Minero, las casas del pueblo y los extensos campos ondulados sobre los que se levanta.

Entre sus monumentos singulares destaca la plaza de toros de 1752, única del mundo de planta hexagonal, con 24 antiguas viviendas rodeando el coso, que ahora acogen un museo taurino, un restaurante y un hotel. Varios edificios del siglo XVIII están relacionados con el trabajo en los pozos. En el Real Hospital de Mineros de San Rafael se cuidaba a los que caían enfermos o accidentados, en la Cárcel de Forzados vivían los condenados a galeras obligados a picar en las galerías, y la pionera Academia de Minas, creada en 1777 por Carlos III, ha llegado a ser la actual Escuela de Ingeniería Minera e Industrial.

Ciudad Real©David Blázquez
Panorámica de Almadén, que posee un magnífico patrimonio científico, industrial y tecnológico intacto con cinco siglos de antigüedad y un valioso entorno natural para hacer rutas senderistas y cicloturistas.

Almadén es también capital de la comarca del valle de Alcudia, que incluye los yacimientos de cinabrio de Almadenejos, con su propio baritel, el de San Carlos, y los hornos donde se destilaba el mercurio. Ambos se enlazan en la Ruta de los Pueblos Mineros con la mina del Entredicho, y con espacios naturales tan valiosos como la espectacular dehesa de Castilseras, cuajada de encinas y alcornoques a orillas del río Valdeazogues.

En los cielos de Almadén es fácil contemplar en vuelo águilas y buitres sobre alguna de las mejores fincas de caza mayor de España. En este paraíso ecológico, alejado de las carreteras radiales, tan remoto como accesible, merece una visita detenida el vecino Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, que permanece entre los lugares más atractivos y menos frecuentados del país.

Ciudad Real©David Blázquez

No dejes de...

Subir al castillo de Chillón. A cinco kilómetros de Almadén, la formidable atalaya permitía vigilar la frontera medieval entre Castilla y al-Ándalus. Desde sus murallas se contemplan interminables llanuras que pertenecen a los tres grandes valles que coinciden a sus pies: el castellanomanchego de Alcudia, el andaluz de Los Pedroches y el extremeño de La Serena, meta invernal durante seis siglos de los rebaños de ovejas de la Mesta. Los amaneceres y puestas de sol desde él son inolvidables.

Guía prática

Guía prática

Ciudad Real©David Blázquez
Cuándo ir

El Parque Minero es visitable todo el año. Las grullas acuden a las zonas húmedas próximas en invierno, y en enero se celebra el Festival de las Grullas del Valle de Alcudia en La Bienvenida (Almodóvar del Campo).

Cómo llegar

Almadén dista 106 kilómetros de la capital de Ciudad Real y 124 de Córdoba.

Qué ver

PARQUE MINERO DE ALMADÉN. La visita a los museos y la bajada a la mina es guiada y en grupos limitados. La zona visitable corresponde a la planta primera, a 50 metros de profundidad, que recorre la mina del Pozo (siglos XV-XVI) y la del Castillo (XVIII), unidas entre sí por la galería o Caña Gitana (parqueminerodealmaden.es). RUTAS SENDERISTAS Y CICLOTURISTAS. La del Azogue se inicia en la puerta de Carlos IV del Parque Minero, un itinerario lineal de 24,75 kilómetros, de dificultad baja. La de los Pueblos Mineros es circular, de 64 km, dificultad media y se puede realizar a pie repartida en dos o tres etapas (loscaminosdelazogue.org). VISITAS ORGANIZADAS. La empresa Artemina Turismo (artemina-almaden.negocio.site) organiza visitas guiadas por Almadén y su entorno, incluyendo el Parque Minero. La plaza de toros y el Museo Taurino permanecen cerrados por reparaciones.

Dónde dormir

HOTEL BOUTIQUE CONDES FÚCARES (Almadén, tel. 926 71 03 05). Alojamiento de cuatro estrellas en un edificio histórico decorado con mobiliario clásico. Con jardín, biblioteca y servicio de restauración. GEMA (Almadén, hotelgema.com). Céntrico, de tres estrellas con buenas instalaciones en un edificio moderno y confortable. LOS ROSALES (Almadén, los-rosales.es). Con amplias vistas, jardín con piscina, jacuzzi y sauna.

Dónde comer

LA TABERNA (Almadén, hotelgema.com). Cocina de mercado y especialidades locales en un restaurante moderno que valora los productos tradicionales. Especializado en carnes a la brasa y guisos en olla de barro. LOS ROSALES (Almadén, los-rosales.es). Carta tradicional de calidad con amplia oferta de pescados y carnes y buena bodega. EL CORDOBÉS (Almadén, el-cordobes.es). Establecimiento consolidado en el centro urbano, con barra, terraza y comedor con carta tradicional.

Más información

TURISMO DE ALMADÉN, almaden.es, TURISMO DE CIUDAD REAL, turismociudadreal.com


Más sobre