Svartisen-Glacier-Resort-Mulighetsstudie

El hotel más ecológico del mundo, pura energía positiva en el Ártico

De diseño circular, sustentado sobre pilotes, en la cima de un fiordo y con vistas de 360º hacia el glaciar Svartisen. Svart es el primer hotel de energía positiva del planeta y antes de que abra sus puertas en 2022 en Noruega ya es el sueño de cualquier viajero preocupado por el medio ambiente.

por hola.com

Despertar en el Círculo Polar Atlántico es una experiencia para una vez en la vida, pero hacerlo bajo el resplandor de una aurora boreal en el cielo y en un hotel de lujo y futurista, el primero energéticamente positivo del mundo, ya es lo más. Svart (svart.no/en) está situado en el norte de Noruega, en el desierto ártico del municipio de Meløy y sobre el fiordo Holandsfjorden. Un innovador proyecto de mínimo impacto ambiental, obra del estudio de arquitectura Snøhetta, cuyo diseño permite que produzca más energía de la que utiliza y aproximadamente un 85% menos que cualquier hotel convencional.

VER GALERÍA

En comunión total con la naturaleza del Ártico, este icono de la sostenibilidad, construido bajo los estándares del Powehouse, contará con 99 habitaciones y albergará cuatro restaurantes, un spa de 1000 metros cuadrados, dos barcos eléctricos, una granja sostenible, un centro educativo y un laboratorio de diseño, donde se impartirán talleres educativos sobre gestión de residuos, protección de glaciares y agricultura sostenible. Y todo ello no solo a disposición de los huéspedes que pernoctan en él, también abierto a la comunidad local y a los visitantes de un día.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Quince maravillas de Noruega que dejan atónito

ENTRE LA TIERRA Y EL FIORDO

El diseño de este prodigio de la arquitectura es uno de sus puntos fuertes. Gracias a su estructura circular y a su frente de vidrio, proporciona una vista panorámica espectacular del fiordo y del hielo azul del glaciar, y en los meses de invierno, de la observación de las auroras, y todo ello respetando la privacidad de los clientes. Dos construcciones locales han servido de inspiración a sus arquitectos: fiskehjell, una estructura de madera en forma de A utilizada para secar pescado, y el rorbue, una casa tradicional de temporada tradicional de un pescador. De ahí que el hotel se haya levantado sobre pilotes que se extienden varios metros por debajo de la superficie del fiordo, lo que asegura un impacto cero en la tierra y reduce la interrupción del lecho marino al máximo.

VER GALERÍA

Para leer: Los fiordos noruegos o la naturaleza más sublime

Para alcanzar estos objetivos de sostenibilidad, se ha tenido en cuenta, por ejemplo, cómo se comporta la radiación solar en un entorno montañoso a lo largo del año, para optimizar la producción de energía. Además, las habitaciones, los restaurantes y las terrazas están estratégicamente ubicadas para aprovechar la energía del sol sin importar la hora del día o la estación. El techo estará revestido con paneles solares y se ha evitado al máximo el empleo de materiales de construcción como el acero estructural y el hormigón.

EXPERIENCIAS GASTRO, DE RELAX Y ACTIVAS

Cuatro restaurantes ofrecerán una variedad de opciones gastronómicas en Svart, desde los platos tradicionales a menús de degustación gourmet, y serán los productos locales los que primen en ellos. Los comensales pueden participar en la preparación de sus comidas, desde la montaña hasta el plato.

Un spa interior-exterior de 1000 metros cuadrados ofrecerá una variedad de tratamientos holísticos, desde lo tradicional y noruego, hasta lo más avanzado en medicina y tecnología, y en ellos los productos serán 100% sostenibles y de origen local.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Para leer: El viaje en tren más bonito del mundo, por los fiordos noruegos

Los huéspedes de Svart disfrutarán de emocionantes experiencias árticas durante todo el año, desde escalar en el hielo del glaciar a practicar yoga bajo el sol de medianoche. Y gracias a sus dos barcos eléctricos, movidos por el excedente de energía producido por el hotel, ofrecerán recorridos para el mar para observar a la fauna, hacer buceo, pesca o aventurarse a explorar la naturaleza. En verano, la estructura circular servirá de paseo marítimo, a la vez que de espacio para que los huéspedes puedan guardar directamente debajo de su habitación sus botes y kayaks.

VER GALERÍA

Otros temas relacionados:

La casa rural del futuro existe y está en Teruel

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie