Cuatro excursiones sin esfuerzo por las montañas suizas

Desde un viaje fascinante en el tren cremallera que sube del elegante Montreux al pico Rochers-de-Naye a las vistas desde el futurista restaurante giratorio Kuklos, a 2.048 metros de altura.

by hola.com En la región del Lago Lemán se pueden hacer muchas excursiones sin ningún esfuerzo gracias a los remontes de montaña, los ferrocarriles y teleféricos que suben a las cumbres de este país de altura. Aquí se puede dar un paseo en barco, pero también tocar el cielo en las cumbres de los Alpes. Esta vez nos quedamos con la segunda opción. Aquí están nuestras propuestas:

ROCHERS-DE-NAYE
Como el Castillo de Chillon, la montaña de Rochers-de-Naye, que se levanta a más de 2.000 metros de altura, también pertenece a la elegante ciudad de Montreux, punto de partida de esta excursión. Igual que aquellos primeros trenes de vapor que desde 1862 subían desde Montreux hasta su cima, hoy, subidos en los actuales vagones panorámicos del tren de cremallera, se puede ascender en apenas una hora a lo alto en un recorrido inolvidable que pasa por delante del monte Dent de Jaman. Desde el mirador situado algo más arriba se contempla el Lago Lemán hasta la cordillera del Jura. A la izquierda, los Alpes de Savoya, después el Dents du Midi, la región de Trient y los Alpes de la región de Vaud. Para entretenerse, hay un jardín botánico, un parque de marmotas, otro de escalada, un restaurante panorámico y yurtas mongolas donde hasta es posible pasar la noche.



LA BERNEUSE
Es uno de los miradores más espectaculares de la Suiza occidental y ofrece una vista de los Alpes suizos en su máximo esplendor. En lo alto, el Kuklos, una ultramoderna construcción circular de cristal situada a 2.048 metros de altura y a 750 por encima de Leysin que imita a las montañas cercanas Tour d'Aï y Tour de Mayen y acoge un futurista restaurante panorámico que da una vuelta sobre sí mismo en 90 minutos gracias a la energía solar que él mismo genera. Subir es muy sencillo: el tren cremallera sube desde Aigle hasta Leysin. Desde la estación central solamente se necesitan 10 minutos a pie hasta llegar a La Berneuse. .



LES DIABLERETS
Nada tiene de maldito Les Diablérets, pese a su nombre, más bien todo lo contrario. Aunque en la Edad Media fuera considerado un lugar peligroso y maldito en el que reinaba el diablo, hoy para lo único que hay que tener valor en esta montaña de 1.200 m. entre el Lago Lemán y Gstaad es para practicar los numerosos deportes de aventura que se ofrecen desde aquí.
Por otro lado, la estación Glacier 3000, situada en un glaciar, ofrece una panorámica sin igual de los picos más altos de Europa, además de la posibilidad de recorrer el Alpine Coaster, la pista de trineos en carriles más alta del mundo. Para disfrutar, el restaurante Botta, diseñado por el famoso arquitecto suizo Mario Botta.



VILLARS-SUR-OLLON
A 1.300 metros de altura, este turístico pueblo situado en el centro de los Alpes de Vaud, con vistas a los Dents du Midi, al macizo del Mont Blanc y hasta el Lago Lemán, propone excursiones sin esfuerzo y además llenas de diversión. Son 300 kilómetros de caminos y 150 rutas para bicicletas de montaña, como la que sube a los lagos de Chavonnes, Bretaye y Noir. Para los amantes del golf, un campo de 18 hoyos situado a 1.600 metros de altitud, lo que le otorga unas panorámicas espectaculares; y para los niños, parques de aventuras, como el de cuerdas de Aigle, el laberinto de Evionnaz, la mina de sal de Bex, el Fun Planet cerca de Villeneuve…

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie