Cazadores de eclipses en la isla sagrada

Un eclipse total de sol es uno de los fenómenos astronómicos más asombrosos que permite admirar la Naturaleza. En Pascua, la isla sagrada de los Moáis, se preparan para vivir el del próximo 11 de julio.

by hola.com


Se producen en las contadas ocasiones en las que, a pleno día, la luna tapa completamente el sol y deja sumida en la oscuridad una zona concreta del globo.

Si los eclipses han ejercido desde siempre un poder casi mágico sobre el hombre, el eclipse total de sol que tendrá lugar el próximo 11 de julio ha causado una auténtica movilización entre científicos, curiosos y apasionados de la astronomía. El motivo: que además de en otras zonas del Pacífico, éste será visible durante unos cinco minutos en la casi esotérica Isla de Pascua, donde la etnia de los rapa nui erigió unas enormes estatuas de piedra conocidas como Moáis, alineadas al parecer según la situación de la Tierra durante los equinoccios y solsticios, lo que parece probar que sus creadores tenían un profundo conocimiento del cielo y sus astros.

Dado el halo de misterio que envuelve esta remota isla perteneciente a Chile aunque a 3.700 kilómetros de sus costas, no es de extrañar que este eclipse total de sol, sin duda uno de los grandes acontecimientos astronómicos del año, haya provocado un aluvión de reservas para estos días en la isla, donde los “cazadores de eclipses” podrán alojarse tanto en casas privadas como en barcos u hoteles tan exclusivos como el Explora, que por 1.847 € ha confeccionado un programa de tres noches de alojamiento en pensión completa aliñado, además, con caminatas, rutas en barco o en bici guiadas por especialistas, de cuya mano asomarse a los los enigmas sin resolver de los Moáis y demás restos arqueológicos de Pascua.

También Viajes Tuareg ha programado una expedición de nueve días por 4.250 €, con salida en avión desde España el 6 de julio, para vivir el fenómeno en la isla, así como tres más para quienes prefieran admirarlo desde distintos observatorios del Chile continental.

Y si todavía quiere llegarse más lejos, la Polinesia Francesa se presenta como otro escenario de excepción, al que se espera acudan más de 5.500 visitantes para vivir en primera persona este excepcional fenómeno celeste.

Las 76 islas y atolones de las Tuamotu serán las que ofrezcan mejor visibilidad, de ahí que la compañía Air Tahiti Nui tenga previsto un vuelo chárter de cuatro horas sobre el archipiélago para disfrutar del eclipse, que el crucero Paul Gauguin haya organizado una travesía en compañía del profesor de astronomía Alex Filippenko o que el crucero-carguero Aranui 3 haya programado a su vez una salida especial tras la estela del eclipse.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie