Las aerolíneas cada vez nos lo ponen más difícil. Y nosotros, lo que hacemos, es buscar las opciones que nos ayudan a ponérselo complicado también a ellas y que tengan que seguir inventando medidas para cobrarnos un poco más. Una de las que más me costó adaptarme a mí fue la de no poder sobrepasar la medida de una mochila para poder subir mi equipaje en la cabina conmigo

Pero, por fin, tras una búsqueda bastante larga, he encontrado la que puede convertirse en mi bolsa de viaje favorita. Y es el modelo Duffle de 30/40 litros de Decathlon que, por menos de 40€, puede acompañarte en cualquier escapada. Y no es una mochila al uso para un par de días, sino que su capacidad te permite alargar tu estancia. 

La mochila de viaje para no facturar de Decathlon por menos de 40€

VER PRECIO

Una mochila de entre 30 y 40 litros, blanda y flexible, además de resistente, muy reforzada y perfecta para poder subir a cualquier aerolínea sin tener que facturar. Su relación calidad-precio es buenísima y, además, tienes muchos compartimentos para poder llevar todo bien organizado.

Lo mejor - Se puede llevar tanto de mochila como de bolsa de mano, gracias a sus múltiples asas.
- Sus correas nos permite aumentar o disminuir el volumen según necesidades.
- Con 900 gramos, es una mochila bastante ligera.
- Su tejido está protegido contra la abrasión, con lo que es muy resistente, pero, aun así, tienes garantía de 10 años.
- La cremallera, por si acaso, está preparada para llevar candado.

A mejorar - Se aconseja lavar siempre a mano.
- Si no tienes cuidado, al ser tan flexible, puedes pasarte metiendo equipaje.

Esta bolsa de viaje de Decathlon está inspirada en las conocidas duffle bags de montaña, pero con un diseño que ha sido pensado para poder llevarla en tus escapadas, adaptándose perfectamente a las restricciones de equipaje de cabina de la gran mayoría de aerolíneas.

Entre sus características más especiales, cuenta con un innovador sistema que han llamado Extend, que te permite ajustar el volumen de la misma a tus necesidades, aflojando las correas o comprimiéndolas, haciendo variar su volumen desde los 40 litros hasta los 30 litros. Sus dimensiones (sin utilizar este sistema) son de 50 x 31 x 20 centímetros. Su peso es de 900 gramos. Por tanto, es una mochila muy compacta, pero, a su vez, muy funcional.

Para que todo quede bien organizado, en su interior cuentas con una funda de guardado y tres bolsillos con cremalleras. De esta manera, no perderás nada. En su exterior, en la parte superior, puedes poner una tarjeta identificativa.

Está diseñada con una técnica (dope dyed) que les permite teñir su tejido a través de las virutas de poliéster con las que está fabricada, es decir, que consiguen reducir el consumo de agua en su fabricación, siendo una pieza más sostenible que otros modelos del mercado. Su tela está revestida para ser repelente al agua, haciendo que esta se deslice por su superficie. Hay dos colores disponibles: verde y negro o marrón y negro.