por Laura Alesanco

Además de hacer malabares con los horarios para ahorrar en la factura de la luz, la llegada del calor ha traído consigo la necesidad de buscar aperitivos muy fresquitos. Y, si tú también en plena operación biquini y no quieres renunciar a una alimentación saludable, te encantará saber que existe una solución para preparar tus propios snacks, sanos, deliciosos y con ese extra de dulce que tanto gusta. Hablamos de los moldes para helados, en los que podrás preparar los polos de frutas más naturales, helados de yogurt con cobertura de chocolate y todas las recetas que se te ocurran, y aquí mismo analizamos los modelos más buscados. 

¿Cuáles son los mejores moldes para hacer helados?

Características analizadas en cada uno de los modelos:

  • Materiales: al tratarse de envases que van a estar en contacto con tu comida, es importante que estén libres de tóxicos, sean duraderos y faciliten la prepración de tus helados. 
  • Tamaño y capacidad: según el número de personas que vivan contigo o el tamaño de tu nevera, necesitarás moldes con mayor o menor capacidad. 
  • Valoraciones: hemos tenido muy en cuenta la opinión de quienes los han usado. 

Comparativa de los mejores moldes para helados

El mejor para grandes reuniones: molde para 12 helados y polos

Comprar en Amazon por 18,99€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona de grado alimenticio
  • Tamaño: 21 x13 x 9 centímetros
  • Capacidad: 12 helados
  • Extras: incluye 50 palos de madera 
  • Puntuación: 4,7/5

Tanto si en tu casa vivís varias personas como si estás pensando en invitar a tus amigos a una tarde de piscina o simplemente quieres tener suficientes reservas, tu mejor opción es un molde de gran capacidad. Como este, de Hopeas, en el que podrás preparar hasta 12 helados. Está fabricado con silicona de grado alimienticio, sin BPA ni tóxicos, y su funcionamiento es de lo más sencillo. Solo tendrás que preparar la receta de helado que más te guste, rellenar cada hueco, cerrar la tapa, añadir el palito de madera y ¡directo al congelador! Además, incluye 50 palitos de madera, suficiente para preparar 6 tandas de helados. 

Pros: permite preparar bastantes helados a la vez y éstos son muy fáciles de sacar, gracias a la silicona

Contras: requiere algo más de espacio en la nevera

La alternativa ideal para quienes quieran preparar una gran cantidad de helados sin necesidad de realizar varias tandas o comprar varios moldes. 

El más profesional: kit de 4 moldes apilables para polos 

Comprar en Lékué por 15,90€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona platino y PP, libres de BPA
  • Capacidad: 4 helados de 60 mililitros
  • Extras: sistema de relleno horizontal con tapa, apto para lavavajillas
  • Puntuación: 4,84/5

Si eres de las que siempre busca la máxima calidad y la confianza de una marca conocida y con experiencia en su sector, seguramente te decantarás por este kit de Lékué. Cuatro moldes individuales con estructura apilable, que se rellenan horizontalmente (lo que da más estabilidad y hace que sean más sencillos de usar) e incluyen una tapa transparente que los protege de olores externos y evita que cojan otro sabor. Están fabricados en silicona platino libre de BPA con palitos de plástico reutilizables, son aptos para congelador y lavavajillas y soportan una temperatura de entre -20ºC y 100ºC. 

Pros: la marca transmite mucha confianza, son duraderos y tienen muy buenas valoraciones

Contras: te permiten preparar una menor cantidad de helado. 

La mejor calidad y toda la confianza de una marca con trayectoria en el mundo de alimentación, que además te permitirá preprar cada helado individualmente. 

Los más buscados: moldes de silicona con protector de goteo

Comprar en Amazon desde 16,95€

FICHA TÉCNICA

  • Material: plástico libre de BPA y ftalatos
  • Tamaño: 22 x 7,3 x 11,6 centímetros
  • Capacidad: 6 helados
  • Extras: incluye sistema antigoteo
  • Puntuación: 4,5/5

Si no te importa que el molde esté fabricado con plástico en lugar de silicona, los modelos de Zoku son una de las mejores opciones. Disponibles en diferentes formas, están diseñados para ocupar el mínimo espacio en la nevera, ofreciéndote un buen número de helados. De todos ellos, el que menos espacio ocupa es este diseño especial para polos, en el que podrás preparar 6 unidades. El secreto reside en su forma alargada y su disposición en vertical, mucho más fácil de encajar en cualquier rinconcito. Pero además, incluye 6 palitos de plástico reutilizables con una base estriada para que el helado se adhiera mucho mejor, y un sistema antigoteo para evitar las molestas gotitas que van cayendo sobre la mano a medida que disfrutas de tu helado. Para rematar, la extración resulta muy sencilla, gracias a las fundas de polipropileno incluidas en cada hueco, que te permitirán deslizar los moldes sin necesidad de calentarlo previamente. 

Pros: ocupa poco espacio para la capacidad que tiene, incluye sistema antigoteo y es muy fácil de usar

Contras: el plástico es menos flexible y manejable que la silicona

Una opción con muy buena relación calidad-precio, que podrás comprar en diferentes formas y es perfecta para las amantes de los polos. 

El más resistente: Molde de Popsicle del acero inoxidable de Baffect

Comprar en Amazon por (35,47€) 33,47€

FICHA TÉCNICA

  • Material: acero inoxidable de grado alimenticio
  • Tamaño: 14,5 x 13 x 10 centímetros
  • Capacidad: 6 helados
  • Extras: incluye palitos y un cepillo para limpieza
  • Puntuación: 4,4/5

Las más tradicionales quizá prefieran los moldes de acero inoxidable, mucho más duraderos y resistentes a la corrosión, los golpes y el paso del tiempo. Este modelo en concreto contiene 6 moldes con sus correspondientes tapas y una estructura de acero donde colocarlos verticalemente. Aunque ocupa más espacio en el congelador, te encantará saber que este material es resistente a un amplio rango de temperaturas. Además, su diseño te permite preparar los helados individualmente, por lo que no necesitarás esperar a gastar todas las unidades del molde para reponerlo. Cada vez que consumas uno, puedes limpiarlo, rellenarlo y volver a colocarlo en el congelador. 

Pros: es mucho más resistente y duradero

Contras: ocupa bastante más espacio, es más complicado de desmoldar y algo más caro

Si no te importa gastar algo más de dinero, este molde te garantiza una mayor durabilidad y la comodidad de preparar tus helados individualmente. 

El más vendido: Silikomart mini moldes de congelador para helados y aperitivos 

Comprar en Amazon por 14,90€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona líquida de platino puro
  • Tamaño: 7,3 x 3,8 x 2,5 centímetros
  • Capacidad: 4 helados
  • Extras: apto para lavavajillas y horno, incluye 50 palitos de madera y un libro de recetas
  • Puntuación: 4,5/5

El molde para helados más vendido de Amazon es también el más económico, y ahora además se encuentra rebajado. Un modelo con capacidad para preparar 4 helados, fabricado con una estructura de silicona de platino líquido puro (inodoro e insípido) que permite rellenarlos horizontalmente. Pero además, incluye un soporte para los palitos de madera, que convertirá la experiencia en un proceso super sencillo, en el que incluso te podrán ayudar los más pequeños de la casa. Al igual que el molde anterior, es apto para lavavajillas y microondas, pero además también puedes meterlo al horno, ya que soporta temperaturas de entre -60ºC y 230 ºC. Para rematar, incluye un libro de recetas para que no te quedes sin ideas. 

Pros: es el más versátil ya que podrás usarlo para helados o para platos al horno, incluye además un libro de recetas y no ocupa demasiado espacio en la nevera.

Contras: solo permite preparar 4 helados en cada tanda

Si te estás iniciando en el mundo de los helados caseros, quizá esta sea la mejor opción para ti, por lo fácil que resulta de utilizar y su asequible precio. 

Los más icónicos: kit de 4 moldes para helados de Lékué

Comprar en Lékué por 15,90€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona platino y PP, libres de BPA
  • Capacidad: 4 helados de 55 mililitros
  • Extras: sistema de relleno horizontal con tapa, apto para lavavajillas
  • Puntuación: 4,85/5

Además de su sabor, los colores y las formas de los helados son parte de su esencia veraniega. Por eso es posible que prefieras este conjunto de 4 moldes de Lékué, que recrean la forma de los helados más icónicos, desde el clásico Pirulo a los Frigopiés. Al igual que todos los moldes de la marca, están fabricados con silicona de platino libre de BPA y palitos de plástico reutilizables, permiten el relleno en horizontal e incluyen una tapa transparente que los protege de olores y te permitirá apilarlos en la nevera para ahorrar espacio. Son aptos para congelador y lavavajillas, muy fáciles de utilizar y cuentan con 2 años de garantía.  

Pros: sus formas son más innovadoras, tienen garantía y no ocupan demasiado espacio

Contras: solo permiten preparar un helado de cada tipo y son algo más caros que el resto (en comparación con su capacidad)

Las más indecisas quedarán encantadas con esta combinación de moldes en diferentes formas, con las que además podrán preparar sus helados de forma individual. 

Para amantes de los Calipos: kit de 3 moldes alargados de Lékué

Comprar en Lékué por 12,90€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona platino libre de BPA
  • Capacidad: 3 helados de 90 mililitros
  • Extras: apto para lavavajillas
  • Puntuación: 4,69/5

Si eres de las que prefiere los helados en formato embudo (o, lo que es lo mismo, la clásica forma de los Calipo), este pack de Lékué ha sido diseñado especialmente para tí. Tres moldes de silicona de platino, libres de BPA y completamente aptas para mayores y pequeños, con una capacidad de 90 mililitros cada uno. En tres colores muy veraniegos, soportan temperaturas de entre -60ºC y 220 ºC, son aptos para congelador y lavavajillas e incorporan una tapa para que no se derrame el contenido cuando lo metas en la nevera. 

Pros: tienen mayor capacidad y son más fáciles de comer

Contras: solo incluyen 3 moldes

Las amantes de los Calipo quedarán encantadas con esta alternativa saludable, con la confianza de una marca conocida.

Para tener siempre reservas en la nevera: juego de 10 moldes para helados

Comprar en Amazon por 12,98€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona de grado alimenticio libre de BPA
  • Tamaño: 24 x 20 x 4 centímetros
  • Capacidad: 10 helados
  • Extras: apto para lavavajillas, incluyen tapa
  • Puntuación: 4,4/5

Para quienes busquen opciones que permitan preparar una mayor cantidad de helados a la vez, en Amazon hemos encontrado este conjunto de 10 moldes para helado con forma de embudo, todos ellos con su correspondiente tapa con cierre hermético para evitar fugas. Cada pieza está fabricada con silicona de grado alimenticio y libre de BPA y ftalatos, apta para usar en el lavavajillas y el congelador, y para deslizar el helado una vez congelado solo tendrás que colocar el molde unos segundos bajo el agua caliente. Además, no solo podrás preparar helados, sino cualquier receta dulce que se te ocurra como yogures, zumos o incluso congelar tus bebidas. 

Pros: incluye una buena cantidad de moldes, evita derrames y no dejan ningún tipo de olor ni sabor

Contras: si buscas pequeñas raciones, mejor decántate por un molde tradicional más pequeño

Si lo tuyo son las grandes cantidades y no quieres tener que lavar los moldes y preparar tus helados constántemente, seguramente prefieras un pack con un mayor número de unidades.

El más completo: 11 moldes para helados en diferentes formas

Comprar en Amazon por 11,99€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona
  • Tamaño: ‎14 x 9 x 12,5 centímetros y 20 x 4 centímetros
  • Capacidad: 10 helados
  • Extras: incluye un embudo y un cepillo de limpieza
  • Puntuación: 4,5/5

Si no sabes por qué tipo de molde decidirte, quizá tu solución sea hacerte con un pack que incluya ambos modelos. Como por ejemplo este conjunto de Momoco compuesto por una caja con 6 moldes para polos tradicionales y 4 en embudo, todos ellos fabricados en un material de silicona de grado alimenticio, resistente, flexible y antiadherente. Pero además, las tapas de los moldes en embudo son antiderrames, con lo que evitarán que el líquido se salga por el congelador. Ambos son aptos para lavavajillas aunque, si lo prefieres, podrás usar el cepillo que viene incluido en el pack para limpiarlos. Como extra, también envían un embudo para facilitar el relleno de los moldes.  

Pros: incluye diferentes tipos de helados y cantidad suficiente para tener buenas reservas

Contras: necesitarás algo más de espacio en la nevera

La opción más adecuada para las indecisas o esas mujeres que quieren tener la posibilidad de crear diferentes tipos de helados. 

El mejor para dosis pequeñas: mini moldes para helados

Comprar en Amazon por 11,53€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona premium sin BPA 
  • Tamaño: 16 x 3,5 centímetros
  • Capacidad: 7 helados
  • Puntuación: 4,4/5

Si estás buscando una alternativa con raciones más pequeñas, bien para los más pequeños de la casa o porque quieres racionarte mucho mejor los snacks, este molde en versión mini es perfecto para ti. Fabricado en silicona premium sin BPA y apto para bebés, podrás preparar todo tipo de recetas, desde los clásicos helados a batidos de frutas congelados o aperitivos refrescantes y muy saludables para los niños, como purés. La estructura tiene capacidad para preparar hasta 9 helados en cada tanda, todos ellos de forma redondeada, con palitos reutilizables. 

Pros: ideal para preparar pequeños snacks y completamente reutilizable

Contras: si algún día quieres un helado más grande, tendrás que consumir más unidades

Los hogares con niños seguramente prefieran esta opción, ideal para toda la familia e incluso para que los más pequeños te ayuden en el proceso de creación. 

El mejor para los niños: mini moldes para helados con formas

Comprar en Amazon por 13,98€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona libre de BPA y plástico
  • Tamaño: 18 x 8 x 12 centímetros
  • Capacidad: 6 helados de 25 mililitros
  • Extras: con formas divertidas
  • Puntuación: 4,4/5

Los más pequeños de la casa quedarán encantados con este conjunto de 6 moldes con forma de animales, más concretamente un pájaro, un búho y un oso. Ideales para preparar snacks más pequeños, su estructura de silicona es libre de BPA y apta para el contacto con los alimentos, mientras que los palitos de plástico reutilizables reproducen la forma de las patas de cada animal, por lo que son perfectos para los niños. Una buena forma de aprender al mismo tiempo que disfrutan de un tiempo contigo en la cocina y experimentan combinando diferentes sabores y formas. Además, el helado se deslizará muy fácilmente del molde, sin necesidad de mojarlo primero con agua caliente.

Pros: tanto el tamaño como los materiales y las formas son perfectos para los niños

Contras: si buscas una opción para adultos, quizá prefieras alguno de los otros moldes

Sin duda, los niños quedarán encantados con estos moldes con forma de animales con los que, ¡la diversión está asegurada!

El mejor valorado: moldes para helados con forma de unicornio

Comprar por 9,95€

FICHA TÉCNICA

  • Material: silicona y plástico
  • Tamaño: 30 x 11,8 x 6,2 centímetros
  • Capacidad: 6 helados
  • Extras: con forma de unicornio
  • Puntuación: 5/5

Las amantes de los unicornios quedarán prendadas de este molde con capacidad para preparar 4 helados, que acumula una puntuación de 5 estrellas sobre 5 en Amazon, lo que demuestra que ha encantado a todos quienes lo han probado. De estructura horizontal, incluye además 4 palitos de plástico reutilizables y una tapa para evitar que adquiera aromas o sabores de otros alimentos. Libre de BPA, es una alternativa ideal tanto para mayores como para pequeños y, si lo prefieres, también está disponible con forma de flamencos. Si decides comprar ambos, te encantará saber que su estructura es aplilable para ocupar menos espacio. 

Pros: tienen la mejor valoración

Contras: son algo más pequeños que los polos tradicionales 

Niños, jóvenes e incluso adultos sentirán predilección por este molde con forma de unicornios, ideal para animar todas tus reuniones veraniegas. 

Tipos de moldes para helados

  • Moldes de silicona: son más flexibles y fáciles de deslizar por su cualidad antiadherente, soportan un mayor rango de temperaturas y cuando no los estés usando ocupan menos espacio
  • Moldes de plástico: resisten solo las altas temperaturas y son algo más difíciles de deslizar
  • Moldes de acero inoxidable: este tipo de moldes son los más rígidos pero también los más resistentes, capaces de soportar un amplio rango de temperaturas y sobrevivir a la corrosión, el desgaste y el paso del tiempo, aunque suelen ser más aparatosos

Además de estos, dentro de cada categoría puedes encontrar:

  • Moldes verticales: el contenido se introduce y se extrae verticalmente
  • Moldes horizontales: más fáciles de usar, la mayoría incorporan tapas para proteger el contenido 
  • Moldes individuales: para crear helados puntuales, suelen ser más fáciles de desmoldar
  • Moldes en pack: para preparar grandes cantidades

Cosas a tener en cuenta a la hora de comprar moldes para helados

Básicamente, lo más importante es el uso que le vas a dar y el espacio del que dispones. Si quieres preparar grandes cantidades de helado para tus reuniones o para tener reservas, y cuentas con un congelador amplio, seguramente prefieras los modelos con más capacidad. Si es la primera vez que compras un molde y no sueles consumir muchos helados, los diseños individuales o de 4 unidades son perfectos para ti. Del mismo modo, el material que escojas dependerá de si quieres utilizarlo solo para helados o preparar todo tipo de recetas (silicona o acero inoxidable si vas a meterlos al horno), o el precio que estés dispuesta a pagar (los de acero suelen ser más caros). En cuanto a las formas, es una decisión completamente personal. 

Consejos para conseguir los mejores helados caseros con moldes

En primer lugar es importante que compres un bien molde para helados, que evite impregnarlos con ningún tipo de olor o sabor. A partir de aquí, solo tendrás que preparar la mezcla o receta que prefieras, introducirla en tu molde siguiendo las instrucciones concretas de ese modelo y dejarlo enfriar un mínimo de 4 horas en el congelador. Cuando te apetezca un snack, solo tendrás que sacarlo, desmoldarlo, ¡y listo!

Consejos a la hora de limpiar y mantener los moldes para helados en perfectas condiciones

  1. Lávalo antes de utilizarlo por primera vez, y siempre después de desmoldarlo
  2. Si es apto para el lavavajillas, solo tendrás que introducirlo con el resto de tu menaje. Si no, utiliza agua, jabón no abrasivo y una esponja suave (en el caso de los de silicona)
  3. Sécalo bien antes de guardar o volver a utilizar

¿Te han gustado estas recomendaciones? Suscríbete aquí para recibir todas las semanas la guía de compras ¡HOLA!.

Lo último de: Selección Gourmet
Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie