Maud Angelica Behn

Su padre falleció el 25 de diciembre de 2019

El propósito de la hija mayor de Marta Luisa de Noruega, un año después de la muerte de su padre Ari Behn

Maud Angelica Behn aclara cuál es su intención a la hora de hablar del dolor que siente

por L.F.S.

Maud Angelica, la hija mayor de Marta Luisa de Noruega y Ari Behn, ha demostrado, a sus 17 años, ser una joven comprometida, fuerte y muy valiente. Tanto es así, que hace unos meses una revista Noruega le concedió el premio a la mujer más valiente del año en el país. Desde que falleció su padre, el 25 de diciembre del año pasado, ha hablado siempre con gran sinceridad y entereza y en el funeral sorprendió al mundo con un discurso en el que habló sobre las enfermedades mentales y la prevención del suicidio, cuestiones en las que ha estado muy implicada desde entonces.

Marta Luisa de Noruega cuenta cómo han vivido sus hijas la primera Navidad sin Ari Behn

En un mensaje que ha compartido con sus seguidores, volvía a abordar esta cuestión poco más de un año después de la muerte de su progenitor. "Quizás sea raro si no lo recuerdo, así que lo haré. El 25 de dicembre ya pasó, lo que significa que ya hace más de un año que mi padre se quitó la vida", comenzaba Maud Angelica antes de reflexionar sobre la importancia de hablar sobre su dolor, al mismo tiempo que pide mantener cierta parcela de sus sentimientos en privado. Su objetivo, en cualquier caso es contribuir a que menos personas se vean abocadas al mismo destino que el escritor. "Quiero hablar públicamente sobre mi duelo para ayudar a otros y, con suerte, ayudar a prevenir el suicidio. Pero tampoco quiero compartir cómo me siento en cada momento, necesito mantener ciertas cosas en privado también", explicaba para después agradecer el respeto y la comprensión a sus seguidores a los que lanzaba un mensaje: "No tenéis nididea del impacto que las palabras tienen en la gente y los mensajes cariñosos de todo el mundo realmente significan mucho, así que ¡gracias!".

La hija mayor de Ari Behn se sincera sobre la pérdida de su padre

Entre las respuestas y los mensajes de ánimo a estas sentidas palabras se encuentra el de Durek Verret, la pareja de su madre, que le aplaude con un: "Brava". Junto al texto, Maud Angelica ha publicado también uno de sus últimos cuadros, ya que la joven ha heredado el talento artístico de su padre y es habitual que comparta con sus seguidores sus creaciones. Además de pintar y dibujar, en ocasiones también confecciona complementos o muñecos de punto. No es la única de la familia que destaca por su creatividad ya que su hermana, Leah Isadora es toda una influencer que triunfa con sus maquillajes de fantasía. 

Tanto Maud Angelica como Leah Isadorah y la benjamina, Emma Tallulah acaban de vivir unas navidades muy difíciles, las primeras sin Ari Behn, en las que han contado con el cariño y el apoyo de su madre. Marta Luisa de Noruega explicaba recientemente que habían logrado encontrar un equilibrio en estos complicados momentos para salir adelante con optimismo. "Estas vacaciones han sido un poco diferentes a las de años anteriores, pero también hemos logrado captar el espíritu navideño. Una de las cosas más importantes que hemos descubierto siendo una familia de luto después de que Ari, el padre de mis maravillosas hijas, se suicidara hace un año el día de Navidad, ha sido el poder dar la bienvenida al amor, la felicidad, la diversión y los juegos, además de a la tristeza, pues no se puede evitar cuando uno está de luto. Si estar triste y ahondar en la tristeza y el duelo es exhalar, la felicidad, el amor y abrazar el espíritu de la Navidad es inhalar", contaba la hija de los reyes Sonia y Harald de Noruega. 

Haz click para ver el documental de Marta Luisa de Noruega, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie