La Familia Real noruega, tras la misa de Navidad

La muerte de Ari Behn, el peor cierre para un año difícil en la Familia Real noruega

Ha estado marcado por las enfermedades del rey Harald y Mette-Marit y la relación de la princesa Marta Luisa con el chamán Durek

por hola.com

El suicidio del escritor Ari Behn, exmarido de la princesa Marta Luisa de Noruega, en pleno día de Navidad ha sido la peor forma de culminar el año para la Familia Real Noruega. La noticia viene a cerrar un annus horribilis en el que la monarquía noruega se ha visto afectada por enfermedades -del rey Harald y la princesa Mette-Marit- que obligaron a suspender algunos actos de la agenda oficial y a modificar otros; además de por la nueva relación de Marta Luisa con el chamán Durek Verret, una pareja que inicialmente no fue bien vista entre sus familiares y que generó más de un dolor de cabeza entre los muros del Palacio Real de Oslo.

El rey Harald, de 82 años, ha tenido importantes problemas de salud este año. El cáncer que padece, y que parecía estar controlado, ha vuelto a dar al monarca más de un sobresalto, al que hay que sumar una infección vírica que le tuvo en cama varios días. Hace varias semanas tuvo que suspender los actos que tenía previstos para ser sustituido por su hijo Haakon, el príncipe heredero, aunque el 9 de diciembre acudió a ver un partido de fútbol junto a su nuera, Mette-Marit, donde mostró un aspecto inmejorable, y el pasado miércoles asistió a la misa de Navidad con un aspecto inmerojable. A esta tradicional misa de Navidad, celebrada en la capilla Holmenkollen de Oslo, el monarca acudió junto a la reina Sonia, la princesa Marta Luisa, la nueva pareja de esta, Durek Verret, y las tres hijas que Marta Luisa tuvo con Ari Behn. Una reunión familiar en la que todos se mostraron sonrientes y divertidos, ajenos a la tragedia que estaban a punto de conocer tan solo unas horas después.

La trágica muerte de Ari Behn, que se convirtió entre 2002 y 2016 en uno de los consortes más polémicos de la realeza europea, ha vuelto a poner de actualidad la relación que tuvo con la princesa noruega, con la que tuvo tres hijas, Maud Angelica, de 16 años; Leah Isadora, de 14; y Emma Tallulah, de 11. Behn, de 47 años, publicó en 2018 el libro Infierno, en el que detallaba la vorágine emocional en la que se vio envuelto tras su divorcio. Además de escritor, Behn también fue pintor, una tarea en la que alcanzó cierto éxito. Su estado emocional y sus cambios de ánimo no eran un secreto para las personas de su entorno.

Tras esta relación, a la familia real noruega le costó asumir también la nueva relación que inició Marta Luisa con Durek Verrett, un chamán procedente de Estados Unidos con el que la princesa inició una relación a principios de este año y con el que ha viajado, entre otros lugares, a España -se alojaron en Marbella, en la casa de Antonio Banderas-.

Las críticas a la hija menor de los reyes de Noruega arreciaron cuando ésta inició una gira de conferencias con su nuevo novio en la que se presentaban bajo el nombre de 'La princesa y el chamán'. Finalmente, Marta Luisa decidió renunciar a usar su título real con fines comerciales, lo que tranquilizó a su familia: "Últimamente ha habido muchas discusiones sobre mi uso del título en un contexto comercial. El hecho de que lo usara en el título de mi gira fue un error y lo siento. Las críticas son algo que me he tomado en serio y, en colaboración con mi familia, hemos decidido que es mejor que hagamos algunos cambios", escribió entonces la princesa.

Pero no ha sido solo Marta Luisa la que ha dado quebraderos de cabeza a los reyes noruegos este año. La princesa Mette-Marit, que ha estado de actualidad por su enfermedad -padece una fibrosis pulmonar crónica, una enfermedad respiratoria que dificulta la respiración-,  se ha visto obligada a ralentizar su ritmo de trabajo y durante todo este año 2019 no aparecía mencionada entre las actividades de la Casa Real noruega.. Aunque la enfermedad tiene un pronóstico incierto, la princesa Mette-Marit ha hablado públicamente de cómo afronta la enfermedad y se ha mostrado con fuerzas para seguir haciendo sus actividades cotidianas.

Mette-Marit se ha visto también salpicada este año por el caso Jeffrey Epstein, el estadounidense condenado por por abusos a menores que terminó suicidándose en su celda, y al que también se relacionó con el príncipe Andrés de Inglaterra. Mette-Marit llegó a disculparse por su relación con él a primeros de diciembre: "Nunca me habría relacionado con el señor Epstein si hubiera sabido la gravedad de los crímenes que cometió. Debería haber investigado su pasado más profundamente y lamento no haberlo hecho", explicó en un comunicado.

La enfermedad del rey Harald cambia la vida de toda la Familia Real noruega

Mette Marit de Noruega pide perdón tras verse salpicada por el 'caso Epstein'

Y, a punto de terminarse el año, aún esperaba una mala noticia a la Familia Real. El mensaje de condolencia que han difundido el rey Harald y la reina Sonia por la muerte de Ari Behn deja claro que, pese a las excentricidades y la curiosa forma de proceder del que fuera su yerno, entre ellos había muchos entrañables recuerdos y le guardaban un gran cariño: “Tenemos recuerdos cálidos y afectuosos de él; estamos agradecidos de haberlo conocido”, han manifestado en su comunicado oficial tras la muerte de Ari Behn, donde no ha faltado la nota nostálgica sobre el padre de sus nietas: “Fue un buen amigo, un miembro querido de la familia y un tío maravilloso, con quien compartimos muchos de los pequeños y grandes momentos de la vida”.

Loading the player...

Ari Behn y su vínculo con España

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie