El hermano de la princesa Charlene refuerza su vínculo con Mónaco de esta manera

Gareth Wittstock vive en el Principado desde que su hermana se casó con el príncipe Alberto y ha formado su propia familia allí

Por Belén Nava M.

El matrimonio de Charlene y Alberto de Mónaco no solo cambió la vida de la Princesa, que hasta entonces se dedicaba profesionalmente al deporte, y más concretamente al mundo de la natación, sino también el de toda su familia. Desde su enlace el 1 de julio de 2011, la esposa del soberano ha tenido cerca a sus seres queridos, que poco a poco se han ido integrando en el día a día del país. Es el caso de uno de sus dos hermanos, Gareth Wittstock, el mediano, quien ahora ha dado un paso más en su vida en este pequeño enclave de la costa mediterránea al conseguir la ciudadanía monegasca.

VER GALERÍA

-Almudena Cid se sincera: del aprendizaje que ha supuesto su separación a volver a enamorarse

-¡Enhorabuena! Michelle Williams confirma su tercer embarazo

Gareth ya es oficialmente ciudadano monegasco de pleno derecho desde el pasado 27 de abril tal y como ha adelantado Mónaco Tribune. El tío de los príncipes Jacques y Gabriella (de la que es padrino de bautismo) nació en 1982 en Zimbabue, en el sur de África, pero lleva más de una década vinculado al Principado. Tal es su presencia en la vida social monegasca que muchos le apodan 'el conde de Mónaco' e incluso lo hemos visto entre los invitados de la misa Te Deum con motivo de la Fiesta Nacional, que tuvo lugar el pasado noviembre. En otras ocasiones, ha posado en el balcón del palacio Grimaldi junto a su hermana, su cuñado y otros miembros de la realeza el Día de la Fiesta Nacional además de asistir al baile de la Cruz Roja o la inauguración del mercado navideño

Licenciado en ingeniería informática y convertido al catolicismo tras instalarse en Mónaco, Gareth ha hecho inversiones como la apertura de una conocida cadena de cafeterías. A la vez está al frente de la Fundación Princesa Charlene como secretario general desde 2018. Este organismo fue creado en 2012 con el compromiso de "construir un mundo donde los niños de todos los orígenes puedan prosperar en un entorno seguro y aprender a vivir juntos". Cada año financia proyectos educativos en todo el mundo a través de diferentes programas que tienen el deporte como eje principal.

VER GALERÍA

-El príncipe Guillermo y Camilla de Cornualles, los otros protagonistas en la apertura del Parlamento

El hermano mediano de Charlene ha encontrado la felicidad en Mónaco tanto en el ámbito profesional como en el personal. Fue en el Principado donde conoció a Roisin Gavin, una mujer de origen irlandés que actualmente es su esposa. A su lado ha formado una bonita familia con la llegada de  Kaia Rose y Bodie, quienes suelen compartir mucho tiempo con sus primos e incluso los acompañan en actos oficiales. Por su parte, Sean, el hermano pequeño de la Princesa, vive en Sudáfrica, está casado con Chantell y también trabaja en la fundación de la esposa del príncipe Alberto. 

Durante los quince meses que la princesa Charlene ha estado ausente de la vida pública de La Roca por estar convaleciente, los hermanos Wittsotock, lejos de permanecer en un segundo plano, han seguido participando de los grandes actos del pequeño Principado y han arropado al monarca monegasco en algunos de sus compromisos oficiales.

El regreso de Charlene

Recientemente la princesa Charlene ha retomado su agenda oficial tras más de un año alejada de la vida pública. El 9 de febrero de 2021 acudía por última vez a un acto y el pasado 30 de abril reaparecía en el campeonato de Fórmula E de Mónaco junto a su marido, el príncipe Alberto, y sus mellizos, Jacques y Gabriella. Una semana después, y también con el deporte como telón de fondo, la volvimos a ver con su familia en el torneo de rugby de Santa Devota. En estas dos apariciones, en las que ha sorprendido con el pelo corto y rubio platino, se ha mostrado visiblemente recuperada de la dolencia que la ha obligado a estar lejos de sus seres queridos. 

VER GALERÍA

Hace justo doce meses, durante una visita a Sudáfrica para luchar contra la caza furtiva de rinocerontes, a Charlene de Mónaco se le detectó una infección otorrinolaringológica por la que tuvo que ser operada hasta en tres ocasiones. Esta dolencia, cuyo origen fue una intervención bucal en la que elevaron el seno maxilar, le impedía coger un avión de vuelta a casa ya que al no igualarse la presión de los oídos no podría soportar un vuelo. En noviembre regresaba al Principado, pero siguió alejada de los compromisos ya que para terminar de recuperarse ingresó en una clínica de Europa por voluntad propia.  En marzo volvió definitivamente a su hogar, en el que poco a poco va retomando su agenda y su rutina familiar.

Loading the player...

Haz click para ver el documental de Charlene de Mónaco, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!