Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi, los mejores profesores de esquí de sus hijos

Durante sus vacaciones en la estación alpina de Verbier, Suiza, la pareja instruyó a los pequeños Stefano y Francesco en el deporte blanco

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Pierre Casiraghi nació prácticamente con esquís. Desde pequeño domina el arte de deslizarse ladera abajo por las estaciones invernales más exclusivas del mundo. No en vano, el esquí alpino es uno de los deportes favoritos de los Grimaldi y, cada comienzo de año, es frecuente ver a Carolina de Mónaco rodeada de todos sus hijos y nietos en la suiza Gstaad o en Zürs, en el Tirol austríaco, disfrutando del deporte blanco por excelencia.

Portada HOLA 4047 OKPIS©Hola

Ahora han sido Pierre y Beatrice Borromeo los que han pasado unos días en la nieve junto a sus hijos, Stefano, que el 28 de febrero cumple cinco años, y Francesco, que alcanzará los cuatro el 21 de mayo. La bella periodista italiana y el menor de los tres hijos de la princesa Carolina y el malogrado Stefano Casiraghi han escogido las montañas de la localidad suiza de Verbier para instruir a sus pequeños en el dominio del esquí.

Beatrice Barromeo y su hijo©CONTACTO
Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi©CONTACTO
Pierre Casiraghi en la nieve©CONTACTO
Abajo, Pierre, muy pendiente del pequeño Francesco, no se resistió a inmortalizar la jornada con su móvil.

Si anteriormente habíamos visto a Stefano y Francesco pasándoselo en grande sobre el trineo del que tiraban sus padres, ahora ya se ejercitan, como los mayores, con sus tablas y sus bastones. Tanto Pierre como Beatrice estuvieron muy pendientes de sus hijos, que, provistos de casco y con anoraks de plumas de vistosos colores, parecían dominar el equilibrio sobre el gélido paisaje. Pierre, orgulloso, no pudo resistirse a inmortalizar el momento con su móvil. Stefano sufrió una caída y tuvo que ser consolado por su madre. Pero fue solo un pequeño susto, puesto que los niños no podían tener mejores profesores.

Beatrice y Pierre Casiraghi©CONTACTO
Beatrice Barromeo y su hijo©CONTACTO
Pierre y Beatrice, muy orgullosos al ver cómo sus dos hijos ya se defienden sobre los esquís. Stefano, que cumple cinco años el 28 de febrero, tuvo que ser consolado por su madre tras sufrir una pequeña caída.