charlene-monaco

Charlene de Mónaco revela en una entrevista que sus hijos están aprendiendo zulú

La mujer de Alberto de Mónaco ha asistido en Johannesburgo (Sudáfrica) a las celebraciones del centenario de Nelson Mandela.

por hola.com

Charlene de Mónaco ha vuelto "a casa". La princesa, que nació en Zimbabue pero fue criada en Sudáfrica, llegó el miércoles a Johannesburgo para asistir a las celebraciones del centenario de Nelson Mandela y acudir, el domingo, a la conferencia anual en honor al icónico líder, en la que el expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, será su conferenciante de honor. En el país sudafricano, la mujer de Alberto de Mónaco ha concedido una sincera entrevista a Sunday Times en la que ha revelado algunos aspectos familiares, entre ellos, que sus gemelos de tres años, el Príncipe Jacques y la Princesa Gabriella, están aprendiendo algunas palabras zulúes para que los pequeños mantengan el contacto con sus raíces africanas.

VER GALERÍA

De hecho, los hijos del soberano monegasco escuchan y hablan todos los días esta lengua pues, tal y como ha revelado Chárlene, la familia tiene dos chihuahuas que responden al nombre de Thula y Wena. Dos palabras en zulú, 'thula' (mantente) y 'wena' (silencio), que forman una expresión para mandar callar, por lo que a través de las mascotas de la familia los pequeños están en constante contacto con el idioma. 

Desde que se convirtiese en madre, su vida ha dado un giro de 180º y admite que eso no siempre es fácil. "Ser madre ha hecho que la presión y responsabilidad que tenía aumente; tienes que educarlos y mantenerlos a salvo. Me hacen preguntas y quieren conversar conmigo, lo cual es más estresante", revelaba. A pesar del estrés, la exnadadora se mantiene espectacular a sus 40 años, algo que, según revela, no es porque vaya mucho al gimnasio: "No soy una gran admiradora de los gimnasios. La mayor parte de mi vida me la pasé entrenando para los Juegos Olímpicos entre el gimnasio y la piscina, pero ahora disfruto con las actividades al aire libre: montar en bicicleta acuática, ir de excursión.. Pero mis hijos me mantienen ocupada", admitía Charlene.

VER GALERÍA

Mientras Charlene ha viajado al que fuese su hogar, hoy el Principado anunciaba a través de un comunicado que el príncipe Alberto se ha visto obligado a aligerar sus obligaciones en el mes de julio por razones de salud. "El Palacio del Principado anuncia que, después de un estado de fatiga que requirió un chequeo médico, cuyos resultados no causan ansiedad, el Príncipe Alberto II aligerará su agenda pública para el mes de julio", reza el texto.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie