¡HOLA! entra en exclusiva en la divertida y espectacular boda de Gareth, el hermano de la princesa Charlene de Mónaco

por hola.com

En Mónaco se han vuelto a ir de boda. Hace apenas unas semanas que Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo se dieron el “sí quiero” en una romántica ceremonia a la que asistió toda la familia Grimaldi. En esta ocasión le tocaba reunirse a los Wittstock, ya que quien se casaba era el hermano de Charlene, Gareth, con Roisin Gavin, despué de cinco años de relación y una hija en común, que tiene casi dos años. En la revista ¡HOLA! de esta semana podrá encontrar, en exclusiva, todas las imágenes de esta divertida y espectacular ceremonia, en la que se pudo ver le emoción de la princesa Charlene y del novio, que tuvo que secarse las lágrimas en algún momento.

VER GALERÍA

Descubre en ¡HOLA! este reportaje exclusivo en iPad y Android o suscribiéndote AQUÍ

En su gran día, la novia desveló su gran secreto: un vestido de Pronovias con encaje y cola de tul, lució una sencilla diadema de perlas como “bandeau” con velo, y un buqué de rosas. “Roisin es una mujer maravillosa y buena madre, y no podría pensar en otra persona porque es perfecta” dijo Gareth. Este aseguró además que: “La princesa Charlene ha sido siempre una hermana amorosa. Yo siempre la he admirado como persona, como atleta y por su labor humanitaria”.

En las páginas de la revista de esta semana que está ya a la venta, podrá ver las fotografías de esta ceremonia en la que por supuesto no faltó la hija de la pareja, que fue la encargada de esparcir pétalos de flores y que llevaba un vestido de tul rosa. Sin duda una ocasión especial, en la que la princesa Charlene, sentada junto a su marido Alberto, llevaba un sencillo vestido en tono crema combinado con una espectacular tiara “fringe” que llevó como collar.

La información detallada de esta feliz ocasión y las imágenes exclusivas del enlace las podrá encontrar en la revista ¡HOLA! de esta semana, que está ya a la venta en su quiosco habitual.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie