Discreta y muy pendiente de los suyos... HOLA.com pasa una velada con Carlota Casiraghi

Viajamos hasta París para seguir de cerca a la hija de Carolina de Mónaco, descubriendo cómo es en las distancias cortas

por hola.com

Nos separan de Carlota Casiraghi apenas unos metros. Seguimos de cerca a la hija de Carolina de Mónaco en la presentación de la nueva colección de joyería femenina Bohème de Montblanc, la firma de la que es nueva Embajadora Mundial. A unos pocos pasos de ella no nos cuesta apreciar ni en el brillo de su mirada verdiazul y ni en la calidez de su voz profunda que está en familia cuando charla con su cuñada, la actriz Virginie Ledoyen, pareja de Arié Elmaleh, hermano de Gad Elmaleh; coprotagonista de La Playa junto a Leonardo DiCaprio, y otra belleza como ella.

VER GALERÍA

A unos pocos pasos resulta obvio que no puede estar más a gusto en su corrillo de amigos entre sorbos de champán, bocados de delicias y cigarros a medianoche de despedida. A unos pocos pasos trasciende su magnífica relación con el Director Ejecutivo de la exclusiva marca de relojes, joyas y artículos de escritura, Jérôme Lambert, como también lo protegida que se siente por Valentine Maillot, amiga de la princesa Carolina (por extensión de sus hijos) y su gran defensora ante cualquier ataque a su privacidad, llámense fotos a distancia con el móvil o un intento (fallido, por supuesto) de entrevista.

VER GALERÍA

La bella Carlota aún gana en la distancia corta. Sus fotos no hacen justicia a su belleza en persona. En esta ocasión especial, aderezada con una melena inusualmente suelta y peinada con ondas. Su elegancia, que estática gusta, en movimiento impresiona, esta vez con un vestido sesentero con estampado geométrico blanco y negro, colores insignia de la casa (lógico es pensar que sea de Gucci puesto que también es imagen de la firma de moda italiana), que combinó con salones de taconazo negros y que coronó con las joyas de la marca, elegidas por ella misma, entre las que cabe destacar pendientes y pulsera de perlas y reloj Bohème Moongarden, inspirados en el romanticismo lunar.

Pero la colaboración entre la Maison y Carlota no va a ceñirse a la de imagen de o más allá a la de creativa para. Las causas humanitarias de la hija de la princesa Carolina, que se centran en la defensa de los derechos de los desfavorecidos y en concreto los de la mujer, recibirán apoyo y promoción también de la compañía. Una alianza que encaja como anillo al dedo a ambos.

VER GALERÍA

Los escasos metros también se hacen inmensos. Carlota, muy cultivada y de trato agradable, es reservada y mantiene las distancias. Así, después del cóctel en el Jardín de las Tullerías para conocer la nueva colección de joyas de mujer Bohème, en el que permaneció hablando con Virginie Ledoyen, vuelve a rodearse una vez más de los suyos en la posterior cena a la luz de la luna que se celebra a pocos metros de allí en una elegante carpa de estilo muy francés: con la construcción de Eiffel, con las arañas de Versalles y, como en un sueño de una noche de verano, bajo la proyección de un cielo estrellado con luna llena.

Cuatro enormes mesas rectangulares para alrededor de cincuenta comensales, adornadas con profusión de velas blancas y varios centros alusivos en cada una de ellas a una estación del año, llenan la estancia. Carlota ocupa la mesa del verano, frente a Valentine Maillot, y al lado del Director Ejecutivo de la firma anfitriona, Jérôme Lambert, con el que no deja de hablar en toda la velada, hasta justo antes de los postres que abandona el salón, probablemente para llamar y preguntar qué tal se encuentra su pequeño, Raphaël.

VER GALERÍA

Si el aperitivo de este ágape son las palabras de bienvenida y agradecimiento de Jéròme Lambert hacia Carlota, el plato fuerte es la presentación de la primera campaña de publicidad de Montblanc protagonizada por ella. Los grandes amigos de la marca lo celebran: Pierre Niney, César al mejor actor por su papel de Yves Saint Laurent y futuro Jacques-Yves Cousteau, de negro; la actriz china y embajadora de la marca Guey Lun Mei, espectacular con un vestido largo blanco, y por primera vez también la actriz española Macarena Gómez, que ya comienza a ser fija en los eventos relacionados con los Casiraghi, recuperada de manera impresionante (casi milagrosa) de su reciente maternidad y muy guapa con un vestido corto, luciendo pierna, y de corte flamenco, con volantes y estampado floral, haciendo patria.

VER GALERÍA

Junto a ellos comparten también su alegría numerosas personalidades de todos los ámbitos como Clotilde Coureau, actriz francesa y esposa de Filiberto de Saboya, bellísima, muy bohème y acorde con la cita, con un cuerpo negro y una falda larga, o la it girl italiana del momento Chiara Ferragni, que lució para la ocasión vestido corto de lunares con superposición de gasa. Pero es Carlota Casiraghi y solo ella, que siempre apunta alto y se conoce todas las cumbres, el Everest de la elegancia, el Fuji de la felicidad, el Teide del talento…, la que corona la cima de Montblanc. Majestuosa belleza.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie