Paulina Ducruet recibe en Nueva York la visita del amor

La hija de la princesa Estefanía de Mónaco ha disfrutado de unos días muy románticos junto a Maxime Giaccardi, el joven con el que siempre se muestra muy cariñosa en sus redes sociales

por hola.com

El pasado mes de marzo Paulina Ducruet abandonó Mónaco para instalarse en Nueva York. Una ciudad, que como ella misma ha dicho, le ha enamorado. Allí se encuentra estudiando moda y disfrutando de los placeres de “la ciudad que nunca duerme”. Sin embargo, no todo son ventajas, puesto que su traslado implica estar lejos de sus seres queridos y también vivir su relación con Maxime Giaccardi en la distancia. Pero, a juzgar por lo que cuentan sus redes sociales, esto no parece un impedimento para que su amor siga adelante.

New-York Bound ❤️ #monchoucheri #moncherichou #NYC Finallly 💥👌🏼💯✔️ @maximegiaccardi

Una foto publicada por Pauline Ducruet (@paulinedcrt) el

Desde el pasado mes de diciembre los jóvenes habían dejado de compartir esas fotografías cariñosas de ambos, repletas de expresiones como “Mon chou cheri” o “love”, que se traducen como “cariño” y “amor”. Algo que podría indicar que la pareja se estaba distanciando, pero nada más lejos de la realidad: Maxime ha volado hasta Nueva York para disfrutar de unos días de lo más románticos con Paulina.

- Paulina Ducruet encuentra de nuevo el amor

- Maxime Giaccardi y Paul-Noël Ettori: Presente y pasado de Paulina Ducruet y buenos amigos

Cenas en Downtown, brunchs, puestas de sol con el skyline de fondo y charlas en uno de los clubs más sofisticados de la ciudad, disfrutando desde las alturas del Manhattan nocturno. Así han sido los días que ha compartido la hija de Estefanía de Mónaco con su amigo más especial, unas imágenes que parecen decir que los últimos meses de distancia solo han sido circunstanciales y que siguen muy unidos.

@paulinedcrt #TAO #NYC 🍷

Una foto publicada por Giaccardi Maxime (@maximegiaccardi) el

De hecho, Paulina ha pasado tiempo junto a él cada vez que ha estado en Europa. El bautizo real de sus primos hermanos, Jaques y Gabriella, hizo que ella volara hasta Mónaco para estar presente en las celebraciones que tuvieron lugar el 10 de mayo. Allí, además de disfrutar junto al resto de la familia Grimaldi y estar con su madre y sus hermanos, Louis y Camille, a los que está muy unida, la hija de la Princesa monegasca estuvo con sus amigos de siempre y, cómo no, con Maxime.

- Paulina Ducruet, copia el gusto por los tatuajes de Cara Delevingne y Rihanna

- Paulina Ducruet y Jazmin Grace: Primas y amigas de gustos muy similares

El Gran Premio de la Fórmula 1 –que se celebró en el Principado del 21 al 24 de mayo- llenó las calles de ambiente y la pareja, junto a su grupo de amigos, disfrutó de algunos encuentros al aire libre y estuvieron en diversos clubs de Montecarlo en donde bailaron y lo pasaron en grande. Una forma perfecta para que Paulina recargara pilas y regresara a Nueva York para continuar con sus estudios y contar los días que faltaban para esta visita de su chico.

❤️❤️❤️ @paulinedcrt

Una foto publicada por Giaccardi Maxime (@maximegiaccardi) el

Maxime Giaccardi comenzó a aparecer en la vida virtual de Paulina Ducruet a finales del año 2013, ya que es uno más dentro del grupo de amistades que tiene la hija de Estefanía de Mónaco. Desde finales del año pasado comenzaron a dedicarse a través de las redes sociales muchas expresiones cariñosas, que vienen repletas de corazones y acompañando fotografías de la pareja derrochando alegría y complicidad.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie