Antojos, conciliación laboral, estado de ánimo… ¿Cómo llevó Tatiana Santo Domingo su último embarazo?

La mujer de Andrea Casiraghi se convirtió en madre por segunda vez el pasado 13 de abril

por hola.com

¿Antojos? ¿Estado de ánimo? ¿Molestias? ¿Baja por maternidad? Dado el velo de discreción en el que siempre se envuelven Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, hay muchas preguntas sobre el segundo embarazo de ella que- casi dos semanas después de dar a luz -continúan siendo una incógnita. Sin embargo, algunas se pueden despejar gracias a una entrevista que la empresaria concedió tres semanas antes de traer a su hija al mundo.

VER GALERÍA

“El embarazo te hace sentir completa”, contó Tatiana a la web especializada en moda y estilo premamá, Nine in the mirror, que también se interesó por los cambios que le trajo la maternidad: “Hay tantas cosas (que han cambiado) que no sabría por dónde empezar. Supongo que tú no eres lo primero nunca más”.

La joven también comparó los dos embarazos vividos, el de Sasha, nacido en marzo de 2013, y el de su hija, nacida en abril de 2015 y que según fuentes cercanas a la pareja se llama India. “No hay duda ninguna de que la primera vez estas más inquieta, pero en esta ocasión estoy más cansada”, algo que según la web, Tatiana atribuyó a las carreras detrás de su primogénito.

Con respecto a los antojos, Tatiana declaró que su debilidad durante el embarazo fueron los alimentos que normalmente le gustan: “Los carbohidratos y el queso”. Y al ser preguntada por las cosas que echaba de menos no pudo evitar bromear con su interlocutor y espetar: “¡Un vaso de whisky!”, antes de romper a reír.

“No, en realidad no lo sé. No te pierdes muchas cosas, sólo tienes que ser más cuidadoso con lo que comes y haces. Yo tengo que confesar que estoy bastante relajada cuando estoy embarazada. He visto a personas que no comen esto y no hacen lo otro, pero yo no soy así”, declaró la nuera de la princesa de Hannover que el consejo que da a las futuras mamás es que “intenten dormir todo lo posible durante el embarazo”.

Cuando faltaban tres semanas para ver la carita de su bebé –de la que se desconocía el sexo al ser “una sorpresa increíble para descubrir el mismo día”- Tatiana ya se mostraba impaciente con su llegada: “No puedo esperar. Soy una persona muy nostálgica por lo que ya he olvidado todo lo malo y sólo recuerdo los buenos momentos. Estoy segura de que en cuanto nazca el segundo bebé recordaré de nuevo los momentos difíciles –reía la neoyorquina- pero por ahora estoy muy emocionada”.

- Tatiana Santo Domingo da a luz a una niña

- Tatiana Santo Domingo y su fortuna de 2.000 millones de euros, el nuevo nombre de la lista Forbes

- Día Nacional de Mónaco con aroma de bebés: Sasha Casiraghi se presenta a los monegascos de la mano de su abuela

Su faceta profesional es otros de los aspectos de los que Tatiana quiso hablar durante la entrevista. Fue en el año 2009 cuando abrió su propia empresa con su socia Dani Alikhani, convirtiéndose en un referente de moda sostenible, ecológica y de comercio justo, pero que requería de constantes viajes en busca de nuevos productos. “Yo en realidad no viajo mucho, sobre todo ahora que tengo un niño de dos años pero seguimos trabajando con nuestros proveedores habituales, tenemos pedidos constantes y eso es lo que hemos hecho durante los dos últimos años. Estamos dejando que la empresa crezca de forma orgánica”, contó la creadora de Muzungu Sister.

VER GALERÍA

Sin embargo, a juzgar por las palabras de Tatiana, esa ausencia de viajes no implica que deje de estar al pie del cañón. “Realmente no me voy de maternidad (baja), es difícil desconectar y decir adiós cuando es tu propio negocio. Tuve un bebé, luego Dana tuvo un bebé y ahora yo tendré otro, así que es una de nosotras es la que tira en esos momentos”, explicó la joven nacida en Nueva York y criada a caballo entre Suiza y París.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie