El príncipe Alberto y Charlene, ¡a la salud del Oktoberfest monegasco!

La fiesta típica alemana también se celebra todos los años en el Principado

por hola.com

El espíritu bávaro llegó a Mónaco. El festival más famoso de la cerveza, que vistió hace apenas unas semanas Munich de fiesta, abrió sus puertas en el Principado que un año más se sumó a esta típica tradición alemana. El café Paris, engalanado para la ocasión al más puro estilo de las casetas teutonas, fue el lugar elegido para dar el pistoletazo de salida a un evento que se prolongará hasta el próximo 23 de octubre. Será una semana en la que la oferta gastronómica se completará por supuesto con cerveza, auténtica protagonista de la cita.

VER GALERÍA



Precisamente con dos enormes pintas brindaron los anfitriones durante la inauguración. El príncipe Alberto de Mónaco y su mujer la princesa Charlene se pusieron los trajes típicos y degustaron la bebida que estos días no faltará en las jarras de los visitantes. Tras recibir el saludo de las autoridades, la pareja que para la ocasión vistió los trajes típicos bávaros se sumó al brindis. Charlene cuidó hasta el último detalle: falda de rayas rojas y delantal azul con motivos blancos, el chaleco combinado con una camisa blanca de manga corta e incluso un peinado adecuado, con una trenza que rodeaba su cabeza. El príncipe Alberto se puso también la chaqueta típica.

VER GALERÍA



Con un ¡salud! dieron por comenzada la celebración. De nuevo las miradas cómplices demostraron que siguen en plena luna de miel, algo que se pudo comprobar también hace sólo unos días en su visita a Florencia. Y es que la pareja celebró el pasado julio su primer aniversario de boda, un año en el que sus apariciones públicas han dejado patente lo bien que se ha adaptado Charlene a su nueva vida.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie