Skip to main contentSkip to footer
harry getty© Getty Images

La intrahistoria de las memorias de Harry: las luces y sombras del proceso de creación contadas por su escritor

J.R. Moehringer es quien ha dado forma literaria a los recuerdos del duque de Sussex en su polémica biografía


Actualizado 10 de mayo de 2023 - 18:00 CEST

Mucho se ha hablado de la repercusión de la explosivas memorias del príncipe Harry, pero apenas nada de cómo se gestó la obra en la que se abre en canal sobre su vida como eterno secundario y la maltrecha relación con su familia. El periodista J.R. Moehringer ha sido el encargado de poner negro sobre blanco los recuerdos del hijo menor de Carlos III, un trabajo que comenzó en 2020 y para el que tuvo que mudarse una temporada a la casa de invitados que los duques de Sussex tienen en Montecito (California). Ahora, el escritor, acostumbrado a trabajar 'en la sombra', como el título del libro, ha hablado en primera persona para contar cómo ha vivido su creación.

Las duras acusaciones que el príncipe Harry ha hecho sobre la Familia Real británica en la Corte Suprema

 

Librería con el libro del príncipe Harry© Getty Images
Las polémicas memorias de Harry, 'Spare' fueron todo un éxito de ventas

 

Para Moehringer, experto en biografías y autor también deOpen. Mi historia, las memorias de André Agassi, no es importante que su nombre no figure en la portada. Se siente como una matrona, tal y como explicó precisamente en la presentación de la biografía del tenista, su labor es traer la obra al mundo. Este proceso, al menos en lo que respecta a En la sombra ha durado más de nueve meses. Según ha contado el biógrafo en un articulo en The New Yorker, las primeras conversaciones tuvieron lugar en 2020 y fueron a través de videollamada, ya que, recordemos, nos encontrábamos en plena pandemia con la movilidad restringida. Por tanto, Harry y Meghan acababan de comenzar su vida en California.

J.R. Moehringer© Getty Images
El escritor J.R. Moehringer es un prestigioso periodista especialista en biografías

Cuando la situación sanitaria lo permitió, el escritor y su familia viajaron para conocer en persona al príncipe Harry y su esposa. La más maravillada en esa primera visita fue la hija menor de Moehringer que quedó fascinada por el amplio conocimiento del duque de Sussex en lo que a películas de Disney se refiere."Harry se ganó el corazón de mi hija Gracie con su enorme conocimiento sobre Moana", ha contado.

Harry relegado en la coronación de su padre, mientras Andrés revindica su sitio: las relaciones familiares cambian el protocolo

Finalmente, para bucear en la historia de Harry y moldearla a las páginas que forman ahora el libro, el periodista se trasladó una temporada a la residencia de los Sussex en Montecito. En esta ocasión, fue solo y se alojó en la casa de invitados.Nunca olvidará, dice, la consideración y hospitalidad deMeghan, que solía visitarle con su hijo Archie cada vez que paseaban por sus terrenos, consciente de que se encontraba solo y echaba de menos a su familia. Además, la Duquesa solía llevarle comida y dulces en una bandeja cada vez que tenía ocasión. Incluso, le envió juguetes para sus niños una vez publicado el libro.

Los duques de Sussex© Getty Images
Los duques de Sussex acogieron en su casa de Montecito a J.R. Moehringer mientras preparaba la biografía de Harry
Te recomendamos

Entre tanto, las incansables conversaciones e intercambio de mensajes con Harry continuaban yera inevitable que, en ocasiones, sus visiones chocasen. Por un lado, el Príncipe manejaba recuerdos muy sensibles, a menudo dolorosos, y también cierto ansía de revancha por cuestiones personalísimas. Por otro, la función del escritor es pensar en el interés del lector, en una buena estructura narrativa y realzar aquellos detalles que ayudan a transmitir el mensaje. El episodio en el que Harry es falsamente secuestrado por unos terroristas ficticios para ponerle a prueba en un ejercicio militar fue la causa de la mayor discusión entre ellos.

Estados Unidos, un segundo hogar para muchos 'royals'

Ocurrió durante una conversación por videollamada a altas horas de la madrugada. Tanto empeño ponía el protagonista en incluir una frase con la que respondió a los insultos que profirieron a su madre los falsos secuestradores, que Moehringer acabó elevando el tono de voz. Lo consideraba innecesario para la historia que estaban relatando, pero Harry insistía con vehemencia. Él tuvo durante aquel episodio la última palabra, la quería tener en la discusión y también plasmada en el libro. Afortunadamente, la sangre no llegó al río, a pesar de que el escritor llegó a temer porque aquello fuese el final. A Harry le gusta rematar con una buena frase y esta ocasión le miró con una sonrisa y le dijo: "Realmente disfruto poniéndote así de nervioso".

Haz click si quieres ver “Harry, un príncipe del siglo XXI”, un documental para conocer mejor al hijo pequeño de Carlos III de Inglaterra y Diana de Gales. Su infancia estuvo marcada por la trágica muerte de su madre y tuvo una juventud bastante problemática no exenta de polémicas. Durante diez años vistió el uniforme militar, siendo destinado a misiones en Afganistán. Ahora Harry vive en Estados Unidos junto a su mujer, Meghan Markle, y sus dos pequeños, Archie y Lilibet y acaba de publicar un libro de memorias que trae de cabeza a la familia real británica. ¡No te lo pierdas!