El orgullo del príncipe Eduardo por asumir un cargo que 'apasionaba' al duque de Edimburgo

El conde de Wessex, hijo menor de Isabel II, va a continuar con el legado de su padre en el mundo ecuestre

Por Belén Nava M.

A punto de cumplirse un año del fallecimiento del duque de Edimburgo, su hijo menor continúa su legado al frente del Royal Windsor Horse Show, una de las citas que más le gustaban al marido de Isabel II. El príncipe Eduardo ha tomado emocionado y muy orgulloso el testigo de su progenitor y se ha convertido en presidente de esta cita deportiva que incluye competiciones internacionales de salto, doma clásica, conducción y resistencia. “Me siento honrado de haber sido invitado a convertirme en el cuarto presidente en la historia del espectáculo y haré todo lo posible para preservar la reputación del espectáculo en la comunidad ecuestre y más allá; algo que apasionaba a mi padre”, ha indicado.

VER GALERÍA

-¿Heredará el príncipe Eduardo el título de duque de Edimburgo como estaba previsto? Su hermano Carlos no lo tiene claro

-El príncipe Eduardo ¿Rey de Estonia? La sorprendente propuesta que recibió el hijo de Isabel II

El conde de Wessex, que el próximo 10 de marzo cumplirá 58 años, ha recordado el importante papel que Felipe de Edimburgo tuvo en esta cita deportiva ya que no solo fue su presidente desde 1991 sino que también compitió en la modalidad de conducción de carruajes durante más de 35 años. "Mi padre fue fundamental para ayudar a convertir Royal Windsor en uno de los espectáculos ecuestres más prestigiosos del mundo", ha recordado. Tanto él como su mujer, Sophie de Wessex, han ejercido hasta ahora como vicepresidentes reales y siempre han estado estrechamente vinculados al evento tal y como ha reconocido el director del espectáculo, Simon Brooks-Ward. "Nos sentimos honrados y encantados de que Su Alteza Real haya aceptado ser nuestro presidente. Siempre ha estado involucrado en el evento, se preocupa profundamente por su futuro y sabemos que estaremos en buenas condiciones".

VER GALERÍA

La primogénita del príncipe Eduardo, que tiene 18 años, ha heredado esta pasión de su abuelo y son varias las ocasiones en las que ha formado parte del Royal Windsor Horse Show. La última vez, el pasado verano, fue sin duda la más significativa de todas ya que desfiló en un carruaje de caballos que heredó del duque de Edimburgo, por el que comenzó a aficionarse a esta disciplina. El marido de la Reina dispuso que Lady Louise se quedara con el último coche de caballos que adquirió para pasear por los terrenos de Windsor y también con sus dos ponies, Balmoral Nevis y Notlaw Storm. Este vehículo lo acompañó hasta el final ya que en su funeral transportó la gorra y los guantes del Duque. El marido de Isabel II comenzó a aficionarse por los enganches ecuestres de manera casual ya que tuvo que descartar la práctica de polo por padecer artritis en las muñecas.

VER GALERÍA

Una edición que homenajea a la Reina

Será entre el 12 y el 15 de mayo cuando los terrenos privados del castillo de Windsor, actual residencia de la monarca, acogerán esta competición que tendrá novedades. Habrá un homenaje al Jubileo de Platino de Isabel II con una función vespertina que se hará durante cuatro noches.Galope a través de la Historia, nombre que recibe esta actuacuión, incluirá más de 500 caballos, 1200 participantes y una orquesta. Tres semanas después la Familia Real británica se reunirá para celebrar los 70 años en el trono de la Reina, quien actualmente se está recuperando del coroanvirus. Para este importante aniversario hay un amplio programa de actividades entre las que se incluye el tradicional desfile Trooping the Colour, una ceremonia religiosa de acción de gracias en la Catedral de San Pablo o el Gran Almuerzo Jubilar.

Loading the player...

¿Por qué estas imágenes de Lady Louise Windsor en carruaje son diferentes y muy emocionantes para su familia?