Los ha desvelado en HELLO!

Estos son los trucos para hacer el 'christmas' perfecto según el fotógrafo de los duques de Cambridge

Chris Floyd tomó las espontáneas y románticas imágenes que el príncipe Guillermo y Kate difundieron con motivo de su 10º aniversario de boda

Por hola.com

¿Cómo lograr la foto perfecta para felicitar estas fiestas de Navidad? En ocasiones reunir a toda la familia y que cada uno de sus miembros salga bien en la foto es casi una misión imposible. Sin embargo, hay algunos trucos que se pueden poner en práctica para conseguir la foto perfecta, detalles de profesional que ha desvelado el fotógrafo artífice de las imágenes del 10º aniversario de boda de los duques de Cambridge, Chris Floyd. En estas instantáneas Floyd captó el amor que une al matrimonio, unos retratos naturales marcados por la frescura y la espontaneidad. El profesional ha desvelado en HELLO! cuáles son esos tips que hay que tener en cuenta cuando nos ponemos detrás del objetivo.

Los duques de Cambridge felicitan la Navidad con una fotografía inédita y muy diferente de sus vacaciones en familia

¡Juegos y nubes quemadas! George, Charlotte y Louis, protagonistas del vídeo de los duques de Cambridge en su décimo aniversario

VER GALERÍA

Escoger la localización adecuada

Si vas a tomar la foto en un interior, ponte de espaldas a la ventana y coloca a las personas cerca de esta para que la miren de frente y así tengan mucha luz natural. Enfoca las personas de cerca. Así se consigue que, aunque la parte de detrás esté oscura, a quien estás fotografiando reciba iluminación, lo que le da un bonito contraste a la imagen. La luz natural que entra del exterior siempre es estupenda, es la mejor iluminación.

Si la foto se toma en un exterior, es mejor hacerla donde de la sombra. La luz directa del sol provoca que las personas salgan mal. A los fotógrafos les gustan los días nublados porque hay esa luz tenue que hace que la piel se vea bien y esconde muchas cosas, mientras que la luz directa del sol puede resultar agresiva si da en el rostro.

La mejor hora para hacer fotos

Temprano por la mañana o en el atardecer. En los meses de verano, es mejor sacar las fotos durante la llamada “golden hour” cuando el sol se está poniendo y la luz está justo encima de la línea de los árboles. Es mágico. Y consigues exactamente lo mismo cuando el sol está saliendo. Si el día está despejado, el mediodía es el peor momento para fotografiar porque el sol está en su apogeo y las personas entornan los ojos. Si está nublado, no importa mucho la hora que elijas.

Cómo hacer las fotos con un teléfono móvil

Puedes controlar la luz. Si mantienes pulsada la pantalla durante tres segundos, se bloquea y aparece un menú para que ajustes la luz de la imagen. El fotógrafo apunta que los iPhone suelen hacer que la imagen sea más brillante, más luminosa, así que es conveniente controlar la luz. Hay que utilizar el modo retrato, pues a todo el mundo le encanta y todos salen mejor.

VER GALERÍA

Asegurarse de que nadie tiene los ojos cerrados

Saca muchas fotos. Cuando se trata de un grupo de gente, cuenta 1, 2, 3… 1, 2, 3… 1, 2, 3… y saca la foto en el tres. Intenta que la gente encuentre un ritmo y no pestañee. Si eres alguien que saca muchas fotos de personas, te darás cuenta de que hay una cadencia en el pestañeo así que hay que averiguar cuál es para sacar la foto.

Cómo asegurarte de que los niños y los bebés te miran y sonríen

No hay reglas para los niños y los bebés. Sobornos, caramelos… lo que pasa con los niños es que hay que dejarles ser lo que son. Si fotografías una familia, puedes moverte entre el caos y la calma. Puedes decirle a los adultos que son la calma, que estén quietos y estables como una roca y no intenten que los niños se sienten o sonrían. De hecho un buen fotógrafo puede con todo. Así que lo ideal es que los adultos ignoren a los niños y les dejen ser caóticos.

Si consigues que los adultos miren a la cámara y hagan lo que quieras, los niños proporcionarán energía y magia a la foto, o que es necesario para que la captura no sea aburrida o estática. Así el fotógrafo se puede concentrar en los niños y captar la instantánea correcta, pues los adultos están tranquilamente sentados.

Cómo fotografiar a alguien que está incómodo frente a una cámara

Se trata de hacer tu trabajo sin tener que pensarlo y así puedes concentrar tu energía en hablar con quien se siente incómodo. Quieres lograr que llegue a olvidarse de por qué está allí. Trata de implicarle en una significativa conversación. Sé curioso, dale la oportunidad de hablar y escúchale. Es lo que hago, crear conexiones con la gente, hablar con ellos. Una fotografía es como una grabación de esa conversación.