reina-isabel2

TRAS UNAS SEMANAS DE DESCONEXIÓN EN BALMORAL

Lo que le depara el nuevo curso a Isabel II tras su verano más complicado

Es la primera temporada estival que pasa sin el duque de Edimburgo y la polémica vuelve a rodear al príncipe Andrés

por Belén Nava M.

Las últimas semanas no están siendo fáciles para Isabel II. Con el inicio del verano dejó Windsor y se instaló en el castillo de Balmoral, un sitio lleno de historia y también de recuerdos y vivencias personales. En este lugar que cada temporada estival ha servido de epicentro para las reuniones familiares está por primera vez sin su marido, el duque de Edimburgo, que fallecía a los 99 años el pasado 9 de abril. Además de esta notable ausencia, la estancia de la soberana en Escocia la han marcado también por el revuelo que ha causado la actualización de la biografía de los duques de Sussex y la demanda que una víctima del caso Epstein ha interpuesto contra Andrés de York, quien se ha refugiado en esta residencia en medio de la polémica. A pesar de las adversidades, el compromiso de la Reina con la corona y con la nación se mantiene intacto y con 95 años, a lo largo del próximo curso seguirá al frente de los compromisos oficiales de la monarquía británica.

VER GALERÍA

- La Reina Isabel II como icono e inspiración cultural

-¿Planea Isabel II una ofensiva legal a las continuos ataques de los duques de Sussex?

Una vez que el verano llegue a su fin, la abuela de los príncipes Guillermo y Harry, que destaca por ser la monarca que más tiempo ha reinado en Gran Bretaña, dejará en un segundo plano el revuelo mediático que acompaña a su familia en los últimos tiempos para seguir adelante con su agenda. Además, retomará poco a poco la normalidad asistiendo cada vez más a actos presenciales después del parón vivido a causa de la crisis sanitaria, cuando cambió el céntrico Palacio de Buckingham por la tranquilidad del castillo de Windsor. Se espera de esta manera que en las próximas semanas asista a la apertura de la nueva sesión del Parlamento de Gales, conocido como Senedd, y también del Parlamento de Escocia. En esta cita, que está fechada para el 2 de octubre y podría ser su primera aparición pública oficial, la acompañarán el heredero al trono, el príncipe Carlos, y la duquesa de Cornualles. 

Días después será la princesa Ana quien se unirá a la monarca en la Abadía de Westminster, que servirá como escenario de la conmemoración del centenario de la Legión Real Británica. Ya en noviembre, y con motivo de la Cumbre Global de Inversiones, Isabel II ejercerá de anfitriona en Windsor, donde el pasado mes de junio recibió al matrimonio Biden. Poco después en Glasgow estará presente en la recepción para la Cumbre COP26 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) junto a diferentes líderes mundiales como el Papa Francisco tal y como adelantaba la Conferencia Episcopal Escocesa. Se unirán así la cabeza de la Iglesia anglicana y la de la Iglesia católica para sumar fuerzas contra el calentamiento global.

VER GALERÍA

El conde de Wessex, que tras la marcha de los duques de Sussex a Estados Unidos está ganando junto a su mujer cada vez más peso en la agenda oficial, estará con la soberana en un acto lleno de significado para los Juegos de la Commonwealth. Esta cita deportiva tendrá lugar en 2022 pero a lo largo de estos meses que quedan de 2021 se producirá el relevo del bastón de la Reina, una tradición que se remonta a más de seis décadas atrás. Entre medidas de seguridad, Isabel II entregará este testigo -usado en las carreras de relevos y hecho de titanio, madera y granito- para que recorra todos los sitios que forman parte de la Mancomunidad de Naciones.

La mirada puesta en su 70 aniversario como soberana

Los Windsor tendrán un papel relevante en el próximo curso, que es muy importante para ellos ya que la reina Isabel batirá un nuevo récord al convertirse en la primera monarca británica que celebra un Jubileo de Platino, es decir, 70 años en el trono. Fue el 6 de febrero de 1952 cuando una joven Isabel, que en aquel momento tenía 25 años, se convirtió en Reina tras el fallecimiento de su padre, Jorge VI. Desde entonces, ha dedicado su vida a su país y a su pueblo, quien ha seguido demostrándole una total devoción durante todos estos años. Por eso, en 2022 "su Majestad y los miembros de la Familia Real viajarán por todo el país realizando diferentes compromisos para conmemorar esta celebración histórica que culminará con el Platinum Jubilee Weekend en junio", informaba el Palacio de Buckingham en su página web.

 

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie