andres-york

Estas acusaciones llevaron al duque de York a retirarse de la vida pública en el 2019

Nueva preocupación para la Casa Real británica: una víctima del 'caso Epstein' demanda al príncipe Andrés

Virginia Roberts ha presentado una demanda en un tribunal federal de Nueva York alegando que el hijo de la Reina abusó de ella

por hola.com

Este lunes se ha escrito un nuevo capítulo en el "caso Epstein". Una de las mujeres que lleva años asegurando haber sido una de las "esclavas sexuales" de la red de tráfico creada por el multimillonario neoyorquino Jeffrey Epstein, condenado por delitos sexuales y que se suicidó en prisión en agosto de 2019 estando a la espera de juicio, acusado de crear una red de tráfico de menores, ha presentado este lunes en una corte federal de Manhattan una demanda contra el príncipe Andrés. El hijo de la reina de Inglaterra declaró en una polémica entrevista, en el otoño de 2019, que eso "nunca sucedió" y tras ello se tuvo que retirar de la vida pública.

VER GALERÍA

Virginia Giuffre (antes de casarse llamada Virgina Roberts) sostiene que Epstein la ofreció al duque de York para tener relaciones sexuales y que este abusó sexualmente de ella en Londres, Nueva York y en la isla caribeña del magnate (el lugar en el que se cometieron los hechos en clave a la hora de poder juzgarlos). Tal y como recoge la BBC, la demanda cita la Ley de Víctimas Infantiles de Nueva York, que amplió los derechos de las víctimas para demandar a los presuntos abusadores por casos que estaban prescritos o vencidos.  La demanda asegura que lo sucedido cuando ella tenía 17 años –aunque, según ella, los abusos por parte de Epstein comenzaron antes- sigue causando “una gran angustia, daño emocional y psicológico”. “En este país ninguna persona, ya sea presidente o príncipe, está por encima de la ley, y ninguna persona, por vulnerable sea, puede ser privada de la protección de la ley. Hace veinte años, la riqueza, el poder, la posición y las conexiones del príncipe Andres le permitieron abusar de una niña asustada y vulnerable sin nadie que la protegiera. Ha llegado el momento de que alguien le pida cuentas”, se puede leer en el documento al que ha tenido acceso el citado medio británico.

El bajo perfil del príncipe Andrés

Cuando salieron a la luz estas acusaciones por primera vez, el Príncipe emitió un comunicado en el que lamentaba que su vinculación con Epstein se hubiera malinterpretado y aseguró que nunca sospechó de ninguna conducta delictiva por su parte. A medida que la presión crecía en torno a su figura, el segundo hijo de la Reina y el duque de Edimburgo concedió una entrevista a la BBC con la intención de que su imagen se viera reforzada, pero resultó justo lo contrario. Su desafortunada participación provocó que perdiera apoyos y patrocinios, por lo que tras una compleja reunión en el Palacio de Buckingham se decidió que se retirara de la vida pública. El duque de York desapareció por completo y solo trascendieron algunas imágenes suyas conduciendo su coche en los alrededores del Castillo de Windsor, en cuyos terrenos reales tiene su residencia oficial, o acompañando a la Reina a misa, símbolo de que no tenía funciones como príncipe pero que seguía dentro como hijo. Especialmente significativa fue que la foto oficial que se compartió con motivo de la boda de su hija mayor, la princesa Beatriz de York, para lo que se eligió una imagen de la pareja con la Reina y el duque de Edimburgo, ni rastro de los duques de York. Una apuesta muy diferente a lo que había sucedido meses antes en la boda de Eugenia, cuando el príncipe Andrés tuvo un protagonismo total como padrino de la ceremonia incluso reclamando que la televisión pública retransmitiera en directo la boda de su hija, como nieta de la Reina de Inglaterra y princesa británica, exactamente igual que habían hecho cinco meses antes con la boda del príncipe Harry.

Crece la presión en torno al príncipe Andrés y sale a la luz una foto que la Reina no querrá ver

Tras el fallecimiento del duque de Edimburgo, el príncipe Andrés reapareció. Lo hizo en las horas inmediatamente posteriores hablando ante las cámaras de la pérdida de su padre y, días después, ocupó su posición en el funeral, una ceremonia que se adaptó a la "nueva" situación familiar, ya que tanto el príncipe Andrés, como el príncipe Harry, regresaban a las "filas" Windsor pero sin tener función institucional. Eso llevó a que se debatieran aspectos como si debían vestir uniforme oficial o no, eso se solventó haciendo que todos llevaran traje. Tras esta primera toma de contacto con la vida pública, medios británicos apuntan a que el príncipe Andrés habría mostrado su intención de recuperar algunas funciones, patrocinios y parte de su vida anterior, sin embargo, según la biógrafa real Angela Lavin, habría encontrado la negativa del príncipe Carlos que dijo que esa no ocurriría “de ninguna manera”. Algo que, por otro lado, tampoco sorprende porque el Heredero lleva años dando señales de que apuesta por una monarquía reducida (un menor número de miembros con funciones institucionales que generen menos coste y que no compitan entre ellos por la repercusión mediática) en la que la familia York no tiene cabida.

VER GALERÍA

En lo que respecta al "caso Epstein", los últimos tiempos han venido marcados por una etapa de contradicciones y pulsos, con implicaciones para las relaciones entre ambos países. El departamento de Justicia de los Estados Unidos advirtió que la postura del príncipe Andrés era la de "cero colaboración" para esclarecer los hechos, mientras que el duque de York y su equipo legal aseguraron que el Príncipe había ofrecido su colaboración hasta en tres ocasiones, aunque en alguna sí trascendió que las reglas tenían que ser las impuestas por el Duque. 

El relato de Virginia

A sus 38 años y con el apoyo de su familia, Virgina Roberts no parece dispuesta a tirar la toalla y da un paso más en un proceso que está resultando largo y muy complejo, más desde que Epstein murió en extrañas circunstancias y, según algunos, llevándose con él los secretos más oscuros de las altas esferas. Virginia ha relatado en varias ocasiones lo que supuestamente vivió e incluso Netflix hizo un documental con su relato en el que se explora la figura del magnate y el funcionamiento de esa red de tráfico de menores. "Conocí al príncipe Andrés el 10 de marzo de 2001 en Londres, en la casa de Ghislaine (hay que recordar que Ghislaine Maxwell, pareja de Epstein y amiga del Príncipe es otra pieza clave de esta trama que se encuentra actualmente en prisión a la espera de ser juzgada por conspiración para el tráfico de menores), llamó a la puerta, entró en la casa y estábamos tomando el té. A ella le gusta jugar a adivinar cosas y le dijo al Príncipe: ‘Ella es Virginia, ¿qué edad crees que tiene?’. Y el príncipe Andrés respondió:  '¡17! Mi hijta tien casi tu edad, es un poco más joven que tú'", relata Virgina en el documental. "Ghislaine me dijo: ‘Vas a tener que hacer por él lo mismo que hiciste por Jeffrey’. Yo me quede de piedra, justo después de tomar esa foto sufrí abusos sexuales por parte del príncipe Andrés por primera vez", dice Virginia haciendo referencia a una foto que a estas alturas ya ha dado la vuelta al mundo y es esa en la que el Príncipe la coge por la cintura y ambos sonríen a la cámara mientras Ghislaine figura en un segundo plano.

Haz click para ver ‘El príncipe Andrés, en el punto de mira’, un programa especial en el que la figura del príncipe Andrés y su relación de amistad con el multimillonario Jeffrey Epstein, condenado por abuso de menores, y fallecido en extrañas circunstancias en una cárcel de Nueva York. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!.

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie