meghan2

Recuerda el apoyo de Harry en su momento más difícil

Meghan confiesa por qué estas fotos tomadas en su quinto mes de embarazo continúan obsesionándola

La duquesa de Sussex no ha podido evitar emocionarse al explicar a Oprah Winfrey el dolor que escondía durante aquella aparición en enero de 2019

por hola.com

Meghan Markle ha confesado a Oprah Winfrey los duros momentos que atravesó durante su primer embarazo. En concreto, ha recordado el compromiso al que acudió, junto al príncipe Harry, en enero de 2019. Aquella noche, la pareja asistía al estreno del espectáculo Totem, del Circo del Sol, en el Royal Albert Hall de Londres y, aunque Meghan y Harry sonreían cogidos de la mano y vestidos de gala ante las cámaras, la duquesa de Sussex ha revelado que esas imágenes escondían un episodio muy doloroso para ella, tanto que las fotografías de aquella velada todavía la obsesionan.

Loading the player...

La esperada entrevista 'bomba' de los duques de Sussex: sus revelaciones más sorprendentes

"Una de las cosas que todavía me persiguen es esa fotografía en la que fuimos a ese evento en el Royal Albert Hall", ha explicado. "Un amigo me dijo: 'Sé que no sueles ver fotos, pero Dios mío, aquí salís muy bien', y me la envió". Pero cuando Meghan hizo zoom a la imagen, solo pudo ver "la verdad de lo que fue ese momento", como ha contado a la presentadora. Justo antes de esa aparición, la duquesa de Sussex había mantenido con su marido una dura conversación revelándole que "no quería seguir viviendo". "Era un pensamiento constante, muy claro, real y aterrador", ha recordado. Tras hacerle esta confesión a Harry, pusieron rumbo a su compromiso: "Recuerdo que me dijo: 'No creo que puedas ir'. Y yo le respondí: 'No puedo quedarme sola'", ha relatado.

El príncipe Harry, sobre su relación con su padre: 'Me siento realmente decepcionado'

Tal y como ha añadido la propia Duquesa -quien actualmente está esperando su segundo hijo-, en las fotos de aquella noche se puede ver cómo Harry sostiene su mano con fuerza a pesar de las sonrisas. "Los dos estábamos intentando aguantar", puntualizó. 

VER GALERÍA

Meghan recordó que cada vez que se apagaban las luces del teatro "lloraba". "Y esto es, yo creo, muy importante para la gente, recordar que uno no tiene ni idea de lo que le pasa al otro en la intimidad. Ni idea. Incluso la gente que sonríe y sonríe y brilla con más intensidad. Uno debe tener compasión por lo pueda estar pasando", reflexionó. También reconoció que se sentía "avergonzada" porque quería ser fuerte y no presionar más al príncipe Harry. "Se necesita mucho coraje para admitir que necesitas ayuda", añadió.

VER GALERÍA

Tras hablarlo con su marido, la Duquesa pidió ayuda a la Familia Real británica. "Acudí a la institución y les expliqué que necesitaba ir a algún sitio para recibir ayuda. Les dije, nunca me he sentido así antes y necesito ir a algun sitio  y me dijeron que no podía, que no sería bueno para la institución", aseguró. "Comparto esto porque hay mucha gente que tiene miedo de decir que necesita ayuda", señaló. 

El príncipe Harry y Meghan Markle esperan una niña

Meghan reveló que la respuesta de La Firma (un término usado para hablar de la Casa Real británica) fue que no había "nada" que pudieran hacer porque la Duquesa no era una "empleada pagada por la institución". "Esto fue por emails conmigo suplicando ayuda y diciendo muy específicamente que estaba preocupada por mi salud mental", dijo. 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie