La reina Isabel II

La reina Isabel, optimista ante el estado de salud del duque de Edimburgo, sigue con sus obligaciones

El Palacio de Buckingham ha dado a conocer la última actividad institucional de la monarca y cómo está afrontando el ingreso de Felipe de Edimburgo

por Raquel Barahona

No están siendo tiempos fáciles para la Familia Real británica dadas las circunstancias que giran entorno a los problemas de salud de Felipe de Edimburgo y a su distanciamiento de Harry y Meghan. Hasta el momento, no se sabía cual era el estado de ánimo de la Reina ni como se encontraba en medio de este huracán de noticias adversas. Este martes Isabel II ha mantenido una conversación telefónica con el general Sir Mark Carleton-Smith, Jefe del Ejército y del Estado Mayor de Inglaterra desde junio de 2018. El Palacio de Buckingham ha querido destacar que la Reina se encuentra calmada y que continúa con sus deberes como Jefa del Estado a pesar del estado de salud de su cónyuge. No ha querido dar más detalles sobre la evolución del Duque ni si están en contacto a pesar de no poder visitarle.

VER GALERÍA

Esta última conversación en la que ha participado Isabel II, ha  despertado las alabanzas de los seguidores de la Familia Real, destacando su fuerza y su saber estar en estos momentos tan complicados para ella y sus hijos. A sus 94 años, la monarca no cesa ni un instante en realizar sus actos oficiales a través de videoconferencias y llamadas telefónicas como consecuencia de la crisis sanitaria. Fue la semana pasada cuando también dirigió una reunión virtual con el gobernador y el primer ministro de Australia del Sur, Hieu Van Le y Steven Marshall, respectivamente. La Reina trató temas sobre la gestión de la pandemia en la región, el proceso de vacunación de trabajadores esenciales o el levantamiento de las restricciones. Incluso llegó a bromear al ver la estatua de ella instalada recientemente en la Casa del Gobierno: "Debe ser bastante alarmante verla de repente por la ventana: uno pensaría que es gracioso y que ha llegado inesperadamente". 

La temporada de 'The Crown' que más ha molestado a Isabel II aspira a seis Globos de Oro

Buckingham niega que Isabel II utilizara su influencia para ocultar su fortuna

En ambas conversaciones, la Reina se muestra optimista y su aspecto es magnífico. Aun así, la reciente noticia del traslado del duque de Edimburgo a otro hospital y la confirmación de que seguirá ingresado hasta finales de semana, mantienen pendientes a todos los miembros de la Familia Real. Sobre todo a sus hijos, quienes se han encargado de dar declaraciones sobre el estado de salud de su padre recientemente asegurando que se encuentra bien y "con muchas ganas de salir", comentaba el príncipe Eduardo. Para el progenitor, estos días están siendo todo un reto tras llevar dos semanas ingresado, su estancia más larga en un hospital, a la espera de nuevas pruebas para su afección cardíaca y de que el tratamiento siga funcionando como hasta ahora. La única visita que ha podido recibir ha sido la de su hijo Carlos al King Edward VII pero está constantemente en contacto con el resto de su familia a través de llamadas para informarle sobre la gran cantidad de mensajes de cariño que recibe.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie