Los Duques de Cambridge solicitan el permiso para una nueva pista de tenis en Anmer Hall

por hola.com

Ojo de halcón: los Duques de Cambridge no quieren soltar la raqueta. No es ningún secreto que el príncipe Guillermo y la duquesa Catherine, de soltera Kate Middleton, son grandes apasionados del tenis; que jugaron el uno contra el otro en los albores de su romance en St Andrews, y que son fieles a su cita con Wimbledon, donde les volveremos a ver de nuevo la semana que viene sin ir más lejos. Ahora la pareja real, en una demostración más de su gran afición, ha presentado una solicitud de planificación al consejo de la localidad pidiendo permiso para la construcción de una nueva pista de tenis y su reubicación en su recién reformada residencia de campo de Norfolk.

VER GALERÍA

La nueva cancha anexa a Anmer Hall tendrá vistas a los parques y estanques; contará con una superficie de césped artificial y reemplazará otra pista existente que se encuentra en muy mal estado. Según la solicitud, la pareja estuvo asesorada por un diseñador de jardines y paisajista para sacar el máximo partido al entorno y, con el traslado, proporcionar un espacio más diáfano y al mismo tiempo “mejorar las vistas” que la familia disfruta desde su hogar. Será emplazada en "una zona de jardín sin desarrollar".



VER GALERÍA

Es el punto que falta a Anmer Hall para el set completo de comodidad y lujo. La casa luce como nueva, puesto que el año pasado se acometieron mejoras en esta mansión de principios del siglo XIX, que la reina Isabel regaló a su nieto, el príncipe Guillermo, y en donde vive actualmente con su familia, la Duquesa de Cambridge y sus dos hijos, el príncipe George y la princesa Charlotte.

Las obras de entonces, además de buscar la modernización de las estructuras y el mobiliario, se enfocaron en dotar a la residencia real de mayor privacidad. Entre otras reformas se desvió el acceso al edificio en coche, se construyó un jardín interior con techo de cristal y se reubicó la piscina en un lugar más discreto. En aras a aumentar esa privacidad también se plantaron infinidad de árboles y arbustos en los alrededores de la casa para dificultar la visión desde el exterior.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie