A punto de dar a luz la Duquesa de Cambridge, el príncipe Guillermo comienza su permiso de paternidad

Ya no tendrá que preocuparse del viaje de urgencia a Londres desde Norwich para el nacimiento del bebé real, porque no volverá a trabajar hasta dentro de seis semanas, el próximo 1 de junio

por hola.com

El príncipe Guillermo ha comenzado su permiso de paternidad de casi seis semanas después de terminar su entrenamiento como piloto del servicio de ambulancias aéreas de la región de East Anglia antes de lo esperado. Lo que apunta a que tanto el Duque, que permanecerá de baja hasta el próximo 1 de junio, como la Duquesa, de soltera Kate Middleton, esperan ya con cierta inminencia el nacimiento del bebé real.

VER GALERÍA

La excedencia en este momento tiene grandes ventajes desde todos los puntos de vista. De esta manera, por un lado el Príncipe se evita un posible viaje de urgencia desde su base de operaciones en Norwich hasta Londres, donde dará a luz su esposa, y podrá acompañarla a la maternidad del Hospital St. Mary de Paddington cuando se ponga de parto. Por otro lado, si el pequeño nace estos próximos días el Duque dispondrá además de más de un mes para estar en casa con la Duquesa y su familia.

"El Duque de Cambridge ha completado la primera fase de su entrenamiento como piloto de helicóptero de ambulancias aéreas antes de lo previsto. Esto es debido a una combinación del rendimiento del Duque en los diferentes módulos y a las excelentes condiciones de vuelo que permitieron avanzar más rápidamente de lo que había sido planeado", dijo un portavoz del palacio de Kenshington.

"El último bloque requiere tres semanas de trabajo sin interrupciones y la disponibilidad del nuevo helicóptero EC145 que se utilizará para las misiones. Esta parte siempre estuvo programada para el 1 de junio, después de un período previamente planificado de compromisos oficiales a fines de mayo, cuyos detalles serán anunciados oportunamente. A partir de ahora no tendrá ningún entrenamiento y permanecerá sin sueldo hasta que concluya su permiso de paternidad".

Hace pensar también que el gran acontecimiento realmente podría producirse esta misma semana el hecho de que al príncipe Harry le haya surgido una visita relámpago a casa. El Príncipe, que no esperaba conocer al bebé hasta varias semanas después de su llegada al mundo debido a su adscripción al Ejército de Australia y sus cuatro semanas de instrucción allí, tendría la oportunidad de ver a su sobrino o sobrina el próximo domingo, si naciera antes de entonces. El príncipe Harry asistirá este fin de semana en Turquía a los actos del centenario de la campaña de Gallipoli y a continuación pondrá rumbo a Reino Unido para estar presente en la maratón de Londres, donde hará entrega de las medallas a los ganadores, como patrón de la fundación London Marathon Charitable Trust.

VER GALERÍA

Sería el mejor broche para una semana de grandes alegrías para los Windsor -la reina Isabel cumple hoy 89 años y el príncipe George celebrará su santo pasado mañana-, aunque hay quien prefiere que se retrase aún unos días más. Por ejemplo al tío de la Duquesa de Cambridge, Gary Goldsmith, que dijo a la revista HELLO! que le gustaría que el bebé naciera el 29 de abril coincidiendo con su 50º cumpleaños y con el cuarto aniversario de boda de los Duques de Cambridge. Otro gran día sin duda. En cualquier caso, el segundo bebé de la pareja no será -a su juicio- el último.No creo que se paren en dos, así que si no es una niña esta vez, la gente no debería estar demasiado decepcionada. Estoy seguro que tendrán una niña en algún momento. Mientras el bebé esté sano, es lo importante. Kate era una niña hermosa y, si fuera a tener una niña, sería igualmente bella”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie