La Duquesa de Cambridge ingresa para dar a luz a su primer hijo

Acompañada del príncipe Guillermo, llegó a primera hora de la mañana al hospital St. Mary de Londres

by hola.com

VER GALERÍA

 

El esperado bebé del príncipe Guillermo y la duquesa Catherine llegará en las próximas horas al mundo. La Duquesa ha ingresado a primera hora de esta mañana para dar a luz a su primer hijo. Acompañada por el príncipe Guillermo, Catherine ha llegado en torno a las seis de la mañana al hospital londinense St. Mary en Paddington. La pareja llegó al hospital en coche desde su residencia en Kensington, según anunció Clarence House. El bebé nacerá en el mismo hospital en el que la princesa Diana dio a luz a sus dos hijos, los príncipes Guillermo y Harry.

Alrededor de las 11 de la mañana un portavoz de la esposa del príncipe Guillermo ha anunciado que el parto  "está siendo natural y progresa normalmente".  Tan pronto como se produzca el nacimiento del esperado nuevo Príncipe o Princesa, el Palacio de Buckingham emitirá un comunicado oficial tras conocer el parte médico de los doctores que le han atendido durante el parto, el ex ginecólogo de la Reina, Marcus Setchell, y su ginecólogo actual, Alan Farthing. En la nota se dará a conocer solamente el sexo, el peso y posiblemente el nombre del tercero en la línea de sucesión al trono de Inglaterra.

 

Previsiblemente y por expreso deseo de la duquesa de Cambridge, su madre, Carole Middleton, y su hermana Pippa se encuentran cerca de ella durante el parto. Se espera que la reina Isabel II, que se encuentra en el castillo de Windsor, reciba la noticia del nacimiento en el acto y a través de una llamada telefónica de su nieto Guillermo. Simultáneamente, un correo de palacio llevará la partida de nacimiento al palacio de Buckingham, donde como es tradición será exhibida publicamente en un caballete en el patio de entrada de Palacio. Tras la exhibición del documento, 62 salvas de cañón desde la Torre de Londres y otras 42 serán disparadas desde Green Park, donde miles de personas se congregarán para celebrar el momento histórico.

 

VER GALERÍA


La duquesa Catherine se encuentra desde el pasado 15 de junio de baja, una fecha que se ha prolongado varios meses a la llegada del bebé. Una vez que abandone el hospital, la Duquesa se trasladará a la residencia familiar de los Middleton, su antiguo hogar en Berkshire, cuando el príncipe Guillermo se reincorpore al trabajo después de cogerse las dos semanas legales de baja por paternidad que le corresponden. Además, la situación estratégica de la casa, aislada en el campo, le proporcionará a la mamá y a su recién nacido más privacidad y tener cerca a Carole Middleton, la abuela materna, que tiene otros dos hijos, Pippa y James Middleton, le será de inestimable ayuda.

Ante el nacimiento del 'royal baby', como los británicos le han bautizado cariñosamente, el primer nieto del príncipe Carlos está llamado a ocupar en su día el trono de Inglaterra, fuera hombre o mujer. Coincidiendo con la celebración del 31º cumpleaños de la Duquesa de Cambridge, la reina Isabel II decidió actualizar las leyes introducidas hace casi un siglo y emitió lo que se conoce como la "Letters Patent", un instrumento legal en forma de documento escrito por un soberano o un presidente para otorgar un título o estatus a una persona o corporación, para establecer que si el bebé de los Duques de Cambridge era una niña, tendría el título de "princesa" y no será "simplemente lady (señora)". Además, será el tercer heredero al trono británico también independientemente de que haya sido niño o niña, en virtud de un cambio legal en materia de sucesión que no discriminará por sexo, cuando en la actual legislación tiene prioridad el hombre.

El pasado 4 de diciembre, el Gobierno británico recibió la aprobación final de todas las naciones de la Commonwealth para introducir un proyecto de ley que eliminará la primacía masculina en la sucesión al trono. De esta manera, se pondrá fin a la discriminación entre hombres y mujeres que durante 300 años ha regido dentro de la monarquía británica.


VER GALERÍA


Han sido unos meses llenos de buenos e inolvidables momentos para los recién estrenados papás, pero como es habitual en muchas embarazadas, la duquesa Catherine sufrió algunas molestias durante las primeras semanas de gestación por las que tuvo que ser ingresada. Durante tres días, permaneció en el hospital King Edward VII de la capital británica, para recuperarse de la denominada hiperemesis gravídica, que consiste en vómitos que no pueden ser contenidos, continuados, que deterioran el estado general de la gestante y que van acompañados de una pérdida de peso progresiva.

A partir de ahora comienza una nueva vida para los Duques de Cambridge. Una etapa inolvidable que estará llena de felicidad al lado de su primer hijo, un bebé que se convirtió en noticia desde el momento en el que empezó a crecer en el vientre de su mamá y al que ya le tenemos un cariño muy especial a pesar de no haber podido ver todavía su 'carita'. ¡Enhorabuena!

 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie