guillermo-cordon1

El alto precio que deberá pagar el rey Guillermo de Holanda si quiere seguir cazando en una de sus residencias reales

El soberano cerraba al público durante tres meses una reserva natural dentro del palacio Het Loo, sin embargo ahora solo podrá hacerlo si renuncia al subsidio que recibe

por hola.com

El rey Guillermo de Holanda se encuentra estos días sopesando una difícil decisión que podría poner fin a sus días como cazador, al menos como lo hacía hasta ahora, a tan solo unos kilómetros de su residencia oficial. El soberano cierra cada año, del 15 de septiembre al 25 de diciembre, la reserva natural alrededor del palacio de Het Loo, situado a las afueras de la ciudad holandesa de Apeldoorn, para, entre otras cosas, dar descanso a los ciervos durante la temporada de celo, realizar "un ejercicio eficaz y óptimo de la regulación del número" y practicar la caza. Sin embargo, el hobbie del Rey en este privilegiado enclave parece que tiene los días contados a no ser que el soberano holandés esté dispuesto a perder una nada despreciable cantidad de dinero. 

VER GALERÍA

¡A carcajadas! Máxima y Guillermo rompen el protocolo con su espontaneidad

El rey Guillermo, último monarca en recibir la vacuna contra el coronavirus

Guillermo de Holanda recibe cada cinco años 4,7 millones de euros para cuidar de esta reserva natural, sin embargo, para recibir este subsidio hay que cumplir con ciertas condiciones, como es la de tener este espacio abierto al público 358 días al año, un requisito que el Rey, hasta el dia de hoy, no ha cumplido.

Este hecho se ha convertido en un asunto de debate por parte del Parlamento, y el ministerio de Agricultura, quienes han decidido ahora que si Guillermo de Holanda persiste en impedir temporalmente el paso al público a la zona de reserva de Het Loo, perderá el subsidio teniendo que hacer frente así con dinero de su bolsillo al mantenimiento de este lugar, aunque le daría también la potestad de decidir por sí mismo cuándo el parque natural está abierto o cerrado.  

Sin embargo, esta decisión no deberá ser tomada hasta el  próximo 1 de enero, por lo que este año aún el Rey podrá disfrutar de su particular práctica durante tres meses y sin límite de espacio, ya que si decide continuar disfrutando del subsidio también tendrá que conformarse con cazar tan solo en una sola hectárea, de las 10.400 de las que dispone esta reserva, y tan solo hacerlo siete días al año. 

VER GALERÍA

Construido en el año 1685 bajo petición del rey Guillermo III de Orange, como residencia de verano y refugio de caza, el palacio de Het Loo, a quien muchos han denominado como el “Versalles” holandés, por sus impresionantes jardines, fue la  antigua residencia privada de la reina Guillermina, bisabuela de Guillermo de Orange, quien decidió que cuando ella no estuviera, esta residencia pasaría a manos del Estado. Y así fue, en 1962, año de su muerte, se hizo el traspaso aunque no fue hasta 1984 y, una vez estuvo totalmente renovado, cuando se abrieron sus puertas como museo de los Orange. Actualmente, el Palacio también es usado para llevar a cabo algunos eventos reales. En 2007, el rey celebró aquí su cuadragésimo cumpleaños y también fue el lugar elegido en 2014 para recibir  al Príncipe Alberto de Mónaco. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie