maxima-gtres

VIAJE OFICIAL

Guillermo y Máxima de Holanda, dos buceadores intrépidos en el Caribe

Los Reyes de Holanda continúan su periplo de tres días por varias islas del Atlántico. Tras visitar San Eustaquio, no han dudado en colocarse los trajes para conocer el atolón submarino del Banco Saba

por hola.com

Guillermo y Máxima de Holanda finalizan este sábado su viaje oficial a las islas del Caribe pertenecientes al Reino de los Países Bajos. Desde su llegada, el pasado jueves, los Reyes han recorrido algunos de los lugares devastados por el huracán Irma y han asistido a celebraciones locales para conocer así las costumbres de sus habitantes. 

VER GALERÍA

En la segunda jornada de su periplo de tres días, Guillermo y su esposa han visitado la Saba Conservation Foundation, ubicada en el área protegida del Parque Nacional de Saba. Máxima de Holanda ha escogido para la ocasión un suéter de rayas rojo y blanco, unos pantalones azules y una pamela del mismo color. Posteriormente el matrimonio ha puesto rumbo hacia el famoso Banco Saba, donde se encuentra el atolón submarino más grande del Océano Atlántico. Vestidos de manera informal, Máxima, con su inseparable pamela, y Guillermo de Holanda han subido a un barco y no han dudado en colocarse el traje de neopreno, para realizar una inmersión que les ha permitido disfrutar de la rica diversidad marina que esconde el Mar Caribe, incluidos los arrecifes de coral.

VER GALERÍA

Tras disfrutar de la experiencia, los Reyes pondrán rumbo a San Martín, la isla de las Antillas holandesas que más se ha visto afectada por el paso del huracán. Guillermo de Holanda ya pudo conocer de primera mano los efectos de la devastadora catástrofe hace varias semanas. Ahora ha regresado junto con su esposa para conocer las medidas de reconstrucción de la zona, aprobadas por el Gobierno holandés, que recientemente aprobó una partida de 550 millones de euros para la isla de San Martín, y 65 para las dos restantes, Saba y San Eustaquio.

VER GALERÍA

Los Reyes de Holanda visitan el Caribe Neerlandés tras el paso del huracán Irma

Precisamente esta última isla fue la primera parada de los Reyes en su viaje por el Caribe Neerlandés. Allí fueron recibidos con honores. La Reina eligió para su llegada un diseño blanco con detalles azules y completó su estilismo con la ya célebre pamela. Nada más aterrizar, Guillermo y Máxima de Holanda visitaron el parque solar de San Eustaquio y se reunieron con representantes de diferentes organizaciones en la biblioteca pública de la isla. Posteriormente, se desplazaron hasta Saba, donde asistieron a las celebraciones del día de la isla. Para ese acto, la reina Máxima eligió un favorecedor vestido en tonos amarillos que complementó con un tocado a juego.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie