Máxima de Holanda asiste a una cena de gala horas después de que le diagnostiquen una nefritis

La soberana holandesa no ha estado presente en las actividades de esta mañana por tener fiebre muy elevada, pero se ha incorporado por la noche a la cena de gala

por hola.com

Los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de los Países Bajos iniciaron el domingo 25 de octubre de forma oficial su visita de Estado a China. Si bien la primera jornada discurrió con total normalidad, el lunes el Servicio de Información del Estado ha comunicado que la reina Máxima no ha estado presente en las actividades de la mañana por tener fiebre muy elevada.

VER GALERÍA

Según el médico que ha visitado a la soberana en su habitación del hotel Four Seasons de Pekín, donde residen los Reyes durante estos días, la Reina sufre una nefritis, un término poco específico que engloba cientos de enfermedades inflamatorias de los riñones. Su pronóstico y tratamiento específicos depende de su causa y/o de los mecanismos implicados en la generación de los daños histológicos producidos. Por otra parte, podrían haber utilizado este término para definir una infección urinaria bacteriana con participación del riñón, aunque en estos casos suele emplearse más el término de pielonefritis.

En principio no se especificó si la soberana podría incorporarse a lo largo del día al programa, que incluía una reunión con el presidente Jiping y el banquete de Estado, pero finalmente la reina Máxima ha hecho un esfuerzo en deferencia al país anfitrión y ha acudido a la cena de gala en el Palacio Presidencial.

Aunque sus ojos delataran cansancio, Máxima ha mostrado su mejor sonrisa, ha brindado con el mandatario y ha probado el vino que se ha servido en la cena en su honor. Como gran embajadora de su país, la Reina ha lucido un vestido del diseñador holandés Mattijs van Bergen, con un estampado basado en la pintura Olivos con cielo amarilo y sol de Vincent van Gogh. Un diseño que acompañó con el impresionante aderezo de esmeraldas que se hizo en 1896 para la reina Guillermina I de los Paises Bajos y que es uno de sus favoritos.

VER GALERÍA

Los reyes Guillermo y Máxima, que previamente al comienzo de la visita disfrutaron de unas breves y polémicas vacaciones familiares en China acompañados de sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, quisieron enviar un saludo al pueblo chino a través de un vídeo en el que los Reyes se mostraron entusiasmados con su visita al gigante asiático: "Cada vez más estudiantes, científicos, emprendedores y turistas chinos descubren los Países Bajos, una nación que colabora con éxito con China en pos de una mejor calidad de vida y un medio ambiente más sostenible", afirma el rey Guillermo Alejandro en su mensaje.

Los Reyes comenzaron su apretado programa oficial con la visita a un entrenamiento de fútbol juvenil en Pekín. Desde hace un tiempo, antiguos futbolistas holandeses de élite, como Edwin van der Sar, se encuentran en China enseñando la metodología de entrenamiento holandesa a las divisiones juveniles de los clubes de fútbol chinos. El objetivo de las autoridades chinas es que el fútbol se convierta en corto plazo en una materia lectiva en colegios e institutos. A continuación, los Reyes visitaron el pabellón holandés de la Semana del Diseño de Pekín que concluyó con un almuerzo con representantes chinos del mundo de la cultura y de la sociedad. La primera jornada del viaje finalizó con una visita Sino-Dutch Dairy Development, un centro en el que expertos holandeses forman a los granjeros chinos a mejorar sus técnicas de producción de lácteos.

VER GALERÍA

Hoy por la mañana, el Rey ha visitado el tradicional barrio de Hutong, en Pekín. Más tarde el soberano holandés ha podido conversar con varios arquitectos y urbanistas sobre las posibilidades de mejorar la calidad del aire en las ciudades. Mañana está programado un viaje del Rey a la Meseta de Loes, al oeste de la capital china. La zona, prácticamente desierta, está siendo transformada con el objeto de que tenga una función económica y ecológica, a través por ejemplo del cultivo de manzanas. Más tarde el soberano se trasladará a la ciudad de Shangai donde tendrá lugar un encuentro con la comunidad holandesa en China. En cualquier caso se descarta que Máxima pueda viajar a la Meseta de Loes y aún está por decidir si podrá desplazarse a Shangai.

El miércoles el Rey viajará a la Isla de Chongming, donde visitará una reserva natural. Por la tarde el Rey será el anfitrión de una recepción para empresarios, la Reina en solitario habría estado presente mientras tanto en la inauguración en Shangai de la exposición El futuro de la moda es ahora, concebida por el Museo Boijmans van Beuningen de Rótterdam. El viaje oficial terminará con una visita a las instalaciones de la empresa china Alibaba.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie