Máxima de Holanda se mueve a ritmos caribeños

El rey Guillermo Alejandro de Holanda y su esposa han visitado las Antillas Holandesas, donde han protagonizado algunas coloridas y divertidísimas imágenes

by hola.com

La semana pasada, Holanda se vestía de fiesta para celebrar una de las jornadas más importantes en el país neerlandés: la celebración del 48º cumpleaños del rey Guillermo Alejandro con el Día del Rey, casi coincidiendo con su segundo aniversario en el trono. La Familia Real sacó a relucir sus mejores galas para festejar un acontecimiento lleno de tradición con unos actos que cada año el pueblo holandés celebra por todo lo alto.

Después de tanto protocolo, su agenda les ha llevado a un viaje con un ambiente totalmente distinto. Como parte del aniversario de los 200 años de su Reino, Máxima y Guillermo han visitado las Antillas Holandesas, un viaje que ya habían realizado previamente y en el que siempre parecen pasarlo muy bien.

Su visita por las islas nos ha dejado un álbum de divertidas y coloridas fotografías en las que podemos ver a los Reyes holandeses sacando su lado más animado. ¿Quieres verlas?

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Los Reyes holandeses han visitado la isla de Bonaire en el mejor momento en que podían hacerlo: coincidiendo con el Dia Di Rincon (Día de Rincón), un día de fiesta oficial que conmemora el pueblo más antiguo de esta isla caribeña. Allí los Soberanos se unieron a la fiesta como uno más, participando en todas las tradiciones incluyendo las culinarias. En la imagen, el rey Guillermo probando un 'plum pudding', típico postre local

 © Gtresonline

Máxima de Holanda cambió sus zapatos de tacón por unos planos para bailar a ritmo caribeño

 © Cordon Press

A Máxima siempre le han encantado los colores intensos y ¿qué mejor que una visita al Caribe para sacar los 'looks' más frescos y divertidos? La Reina estaba radiante con un vestido amarillo que combinó con zapatos de tacón del mismo color y turbante a juego. Incluso sus pendientes y pulseras tenían un toque de amarillo mezclado con tonos cálidos; sólo ella es capaz de defender con tanta elegancia este conjunto

 © Gtresonline

Los Reyes holandeses tuvieron gestos para todos, y accedieron a fotografiarse con los admiradores reales que allí les esperaban. Máxima pasó de saludar con sofisticación a los ciudadanos allí congregados a ponerse 'manos a la obra' con una piedra moledora de trigo hecha de coral en el una exhibición en una casa histórica que ahora es el museo "Chi Chi Tan"

 © Gtresonline

Dejando atrás Bonare, los Reyes se desplazaron a la isla de Aruba, donde fueorn recibicos por Fredis Refunjol, Gobernador de Auba. Tras visitar los terrenos portuarios, donde la Reina se encargó de dar el pistoletazo de salida para una competición juvenil de vela, y acudir al Festival de mariscos, entre otras actividades, la pareja presenció una demostración de la Real Armada y la Guardia Costera del Caribe para visitar posteriormente el buque Picton Castle y el barco Zr.Ms. Zeeland.

 © Cordon Press

Su viaje nos ha dejado auténticas imágenes de postal, como esta

 © Cordon Press

Siguiendo con su cata gastronómica caribeña,los reyes Guillermo y Máxima se animaron a beber directamente de una fruta tropical

 © Cordon Press

Los soberanos holandeses, observando la preparación de la fruta

 © Gtresonline

En su visita a Aruba Máxima y Guillermo fueron sorprendidos por un inesperado espontáneo, un pequeño reptil que sobresaltó a los acompañanantes de los Reyes, que observaban divertidos al animal

 © Gtresonline

La Reina, aceptando un ramo de flores de una 'pequeña princesa' con vestido rosa y corona incluída

 © Gtresonline

Por la noche, los Reyes acudieron al musical Soldaat van Oranj donde Máxima se vistió para la ocasión con un precioso 'jumpsuit' largo color rosa fucsia con mangas asimétricas

 © Cordon Press

El sábado visitaron la Fundación Probation and Heart Centered Leadership, donde Máxima vistió su color emblemático, el 'orange'

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie