Las imágenes de la princesa Leonor al recibir su sable en el inicio de su nueva etapa como dama cadete

Ha sido una ceremonia llena de simbolismo y sin familiares, aunque pudieron estar con ellos el fin de semana pasado, durante su primer permiso

Por Belen Nava M.

Un mes después de ingresar en la Academia General Militar de Zaragoza, la princesa Leonor ha vivido este martes uno de esos momentos que recordará para siempre de su formación castrense. La hija mayor de los Reyes, al igual que los 612 cadetes que comparten el día a día con ella, ha recibido el sable de oficial en el patio de armas de 'La General'. Han sido sus compañeros de segundo curso (son un total de 359) los encargados de entregarlos, un gesto que escenifica la relación de compañerismo y tutela que debe de existir entre los veteranos y los recién llegados.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

PULSA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA

Loading the player...

La heredera al trono y el resto de cadetes han formado en pases de nueve personas para recibir el sable. Durante la ceremonia, tal y como indica el Ministerio de Defensa, se simboliza la obtención del título de Caballero o Dama Cadete, que se materializa con la entrega del citado arma, símbolo de la condición de Oficial. De este modo, la princesa Lenor y sus compañeros de 'La General' adquieren la obligación de abrazar los ideales de honor, valor y lealtad recogidos en el Decálogo del Cadete. En la actualidad, el empleo del sable se limita a actos y ceremonias solemnes, siendo portado por aquellos que ejercen el mando de las unidades. 

VER GALERÍA

 El primer plan de la princesa Leonor y sus compañeros militares por Zaragoza: pizzas y bocadillos en un bar universitario

Leonor entra en 'combate': así han sido sus primeras maniobras como dama cadete en la Academia Militar

Ha sido un acto sobrio y breve, de media hora aproximadamente de duración. Al comenzar ha intervenido el general Manuel Pérez López, director de la Academia, quien ha hecho una presentación. Además, los cadetes número uno de cada promoción (LXXXII y LXXXIII) también han pronunciado discursos destacando la vida de servicio, dedicación, entrega y abnegación que han elegido así como el firme compromiso de afrontar la dureza de la vida militar y convertirse en buenos oficiales. La entrega se ha sellado, de forma individual, con un abrazo fraternal.

VER GALERÍA

No estaban convocados en esta ocasión familiares y amigos. De hecho, don Felipe y doña Letizia, que ayer viajaron a Barcelona, continúan esta misma tarde con su agenda en Madrid acudiendo a la inauguración de la nueva temporada del Teatro Real y presidiendo el estreno de la ópera Medea, de Luigi Cherubini. Los cadetes de primero pudieron estar el fin de semana con sus allegados ya que, según El Heraldo, disfrutaron de su primer permiso. De este modo, la princesa Leonor tuvo la oportunidad de estar con su madre en su 51 cumpleaños, que fue el 15 de septiembre.

Los 3 consejos que el rey Felipe le ha dado a Leonor para su día a día en la Academia Militar de Zaragoza

VER GALERÍA

Este año la entrega de sables se ha adelantado a septiembre porque normalmente suele celebrarse en octubre, un mes en el que hay dos fechas clave. El día 6 por la tarde, la princesa Leonor y sus compañeros serán presentados a la Virgen del Pilar. Horas después, el 7 por la mañana, se celebrará la jura de bandera. Para la primogénita del jefe del Estado hay una tercera fecha señalada, el día 31, cuando cumplirá 18 años. Se espera que sea entonces cuando jure la Constitución ante las Cortes Generales.

VER GALERÍA

Primera parte de la instrucción finalizada

Hace una semana, la Princesa y el resto de cadetes recibieron la boina grancé que los certifica como combatientes del Ejército de Tierra. Un logro que llega tras haber superado unas duras pruebas de instrucción. La dama cadete Borbón Ortiz ha finalizado el módulo de formación militar básica al haber pasado una semana y media haciendo maniobras en el campo de San Gregorio, ejercicios de tiro con fusiles de asalto y ejercicios de fuego con armas individuales. Anteriormente pasaron la fase de acogida, orientación y adaptación a la vida militar.