Redescubriendo a la Reina Letizia en su 50 cumpleaños

Su sorprendente trabajo en un restaurante de comida rápida

Así pudo permitirse cruzar el charco y visitar Latinoamérica

Day 2 - Spanish Royals Visit Cuba

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Es una Reina diferente a las demás, y, aunque todavía continúa siendo un misterio -nos sigue faltando su relato-, con motivo de su 50 cumpleaños, en ¡HOLA! descubrimos algunos de los datos más desconocidos de la vida de Doña Letizia. Desde sus orígenes filipinos hasta los veranos en los que recorría Europa con su familia, y, ahora, uno de sus primeros y sorprendentes trabajos.

Reina Letizia restaurante de comida rápida©GettyImages

En estas líneas, viajamos en el tiempo. casi treinta años atrás, para desvelar que, en su juventud, trabajó en un restaurante de comida rápida.

Cuando aún no era Reina de España (y, desde luego, no imaginaba que su vida daría tal giro de 360 grados), Doña Letizia era una joven más que buscaba ganarse algún dinero a la vez que cumplía con sus estudios universitarios. Doña Letizia tiene una gran determinación, y, como cualquier otro estudiante de su edad, se había propuesto costearse un viaje a Cali, Colombia, para asistir al Encuentro Iberoamericano de Facultades de Comunicación Social, en 1994.

Reina Letizia restaurante de comida rápida©GettyImages

Por aquel entonces, su mundo era el periodismo, y, y en 1995, logró un trabajo como becaria en la Agencia Efe. A finales de ese año, cumpliendo otro sueño, comenzó sus estudios de Comunicación Social en México, donde trabajó en el suplemento Tentaciones, del periódico Siglo 21.

 Su ilusión era cruzar el charco y, una vez descartado Estados Unidos, se decidió por Guadalajara. Allí conoció a Juan Rulfo, fumaba y vendía Chesterfield —desde hace muchos años es de la liga antitabaco— y tenía unas botas rojas de cowboy.

Reina Letizia restaurante de comida rápida©GettyImages

Era joven y libre, hacía autostop, le gustaba ir a bailar salsa al Salón Veracruz y escuchaba música en vivo en el bar Barbanegra. En esa época, un empresario mexicano que se dedicaba a los negocios marítimos le pidió matrimonio y hubo un príncipe árabe que le declaró también su amor. Pero su novio, Alonso, esperaba ansioso su regreso a Madrid. A su vuelta se matriculó en un Máster de Periodismo Audiovisual.


Más sobre