Doña Sofía se prepara para una boda real en la catedral donde se casó con Don Juan Carlos

La reina Sofía asistirá el próximo mes de octubre al enlace religioso de su sobrino Philippos de Grecia con Nina Flohr

REINA SOFIA

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

No cabe duda de que este próximo otoño estará repleto de importantes bodas. Pero, entre ellas, cabe destacar una que promete reunir a parte de la realeza europea, y que contará con la asistencia de doña Sofía.

Además del enlace de Jaime de Borbón-Dos Sicilias, primogénito del Duque de Noto, con Charlotte Lindesay-Bethune, en Palermo (Italia) este 25 de septiembre; tal y como ha podido confirmar ¡HOLA!, en octubre, el príncipe Philippos de Grecia y Nina Flohr volverán a darse el ‘sí, quiero’. En esta ocasión, en una ceremonia religiosa que tendrá un marco de excepción: la Catedral de la Asunción de Santa María en Atenas (Grecia).

la ‘reboda’ de Philippos de Grecia, sobrino de Doña Sofía, y Nina Flohr©D.R.
El príncipe Philippos de Grecia y Nina Flohr se casaron en una ceremonia civil el pasado mes de diciembre. Ahora preparan su enlace religioso, previsto para el próximo mes de octubre.

Un lugar que seguro traerá muy buenos recuerdos a la reina Sofía, puesto que fue allí donde el 14 de mayo de 1962, celebró su boda (por el rito ortodoxo) con don Juan Carlos.

Este nuevo enlace del hijo menor de los reyes Constantino y Ana María de Grecia llega diez meses después de casarse por lo civil con la heredera suiza. Philippos de Grecia y Nina Flohr decidieron unirse en matrimonio en un acto exclusivo y muy íntimo, que tuvo por escenario Saint-Moritz, la exclusiva estación invernal en el valle suizo de la Engadina. Allí, a casi dos mil metros de altura, y con la Familia Real griega como testigo, se convirtieron en marido y mujer.

Philippos de Grecia y Nina Flohr©@ninaflohr

Las imágenes exclusivas del especial acontecimiento fueron publicadas el pasado diciembre por ¡HOLA!. Si bien, en plena pandemia, esta importante ocasión no pudo reunir a numerosos invitados; entre ellos sí que se encontraban todos los hijos de los reyes griegos: el príncipe Pablo y su esposa, la princesa Marie-Chantal, con sus cinco hijos; la princesa Alexia y su marido, Carlos Morales; el príncipe Nicolás y su mujer Tatiana; y la princesa Theodora.

Asimismo hubo representación española, puesto que el novio es sobrino de la reina Sofía, y, por tanto, primo del rey Felipe VI y de las infantas Elena (quien, además, es madrina de bautismo del novio) y Cristina. De hecho, doña Cristina asistió a la cita, y lo hizo en compañía junto a su única hija, Irene Urdangarin.

Ahora, esta nueva boda podría volver a reunir a doña Sofía y sus hijas en Atenas.

Philippos de Grecia y Nina Flohr©@ninaflohr
La boda de Philippos de Grecia y Nina Flohr ha supuesto la unión de dos dinastías: la real y la económica.

Una boda que supuso la unión de dos dinastías

Aquel enlace civil (y ahora el religioso) representó la unión de dos dinastías: una real y otra económica. Si bien el novio es hijo del rey Constantino de Grecia; el padre de Nina, Thomas Flohr, goza de una gran fortuna gracias a Vista Jet, una empresa que cuenta con una flota de más de cincuenta aviones Bombardier Global y Challenger. De hecho, Flohr fletó entonces varios aviones para la boda y los puso al servicio de su familia política.

Cabe recordar que casi seis meses después de su enlace civil, la pareja volvió a celebrar, de nuevo, su boda en la campiña inglesa. Esa vez, rodeados de sus amistades más íntimas (como la it girl Alice Naylor-Leyland y su marido, el aristócrata Tom Naylord-Leyland), organizaron un divertido fin de semana nupcial en su casa de Cambridgershire.

Un lugar lleno de recuerdos para Doña Sofía

Después de una pedida de mano algo atípica -el entonces príncipe Juan Carlos lanzó una cajita con el anillo a su prometida- y conseguir los permisos y bendiciones necesarias para casarse, la pareja se dio el ‘sí, quiero’ el 14 de mayo de 1962. Primero, a las 10 de la mañana, y por el rito católico, se desposaron en la catedral de San Dionisio, adornada con miles de claveles rojos y amarillos. Después volvieron a proclamar su amor en la Catedral de la Asunción de Santa María en Atenas (Grecia) bajo el rito ortodoxo, el mismo escenario donde, dentro de unas semanas, se casarán Philippos de Grecia y Nina Flohr.

Wedding Of Princess Sofia Of Greece With Prince Of Asturias Juan Carlos©GettyImages

El día de su boda, Doña Sofía lució un maravilloso vestido de encaje, obra de Jean Desses. Un diseño que combinó con el velo nupcial de la reina Federica y la tiara prusiana, una joya que había pertenecido a la abuela de la novia, la princesa Victoria Luisa de Prusia, y que también lució Doña Letizia en su boda con Felipe VI.