verano-real

Todos las miradas están puestas en Mallorca

Las vacaciones reales que ya nunca serán igual

La agenda oficial se mantiene intacta, sin embargo, viendo cómo se desarrolla el inicio del verano, hay tradiciones que ya han cambiado

por hola.com

Las semanas de julio se escapan veloces y pronto comenzarán unas nuevas vacaciones reales. Todas las miradas se vuelven hacia la isla de Mallorca, donde la tradición dicta que doña Sofía se une a sus nietos y los Reyes y sus hijas, que están agotando los últimos días de su primer campamento en los Estados Unidos, pasan dos semanas en las que tiene lugar, entre otros acontecimientos, el posado de Marivent. Sin embargo, a estas alturas, el verano ya ha arrojado unas cuantas certezas: las vacaciones reales ya nunca serán igual.

VER GALERÍA

El primer hecho que demuestra que este verano es el más atípico de los vividos hasta la fecha es que la reina Sofía todavía no ha pisado Mallorca. En los últimos años era ella la encargada de dar el pistoletazo de salida a las vacaciones reales y lo hacía adelantándose a los demás para agotar las dos últimas semanas de julio en la isla, periodo en el que se dejaba ver disfrutando a lo grande de su papel de abuela con sus nietos en el tradicional curso de vela de la escuela de Calanova.

Esto no quiere decir que doña Sofía no vaya a ser este año también la primera en llegar, puede seguir adelantándose al resto de la familia algunos días pero la realidad es que el margen ya no puede ser tan amplio como en años anteriores. De este retraso en su llegada se desprende además que, por las fechas y por el contexto, parece ya poco probable que los hijos de las infantas Elena y Cristina acudan con su abuela al curso de vela.  Hay otro factor que influye y es el más inevitable de todos: los nietos se han hecho mayores. Ya el año pasado el plan había cambiado y fueron fotografiados haciendo esquí acuático en el lago de Alcudia en compañía de la reina Sofía.

VER GALERÍA

Este nuevo "protocolo vacacional" que está por descubrir este 2018 no impide que todos los primos puedan reunirse a lo largo del verano en Mallorca, aunque en este sentido hay que tener en cuenta lo que fuentes cercanas a la infanta Cristina señalaron a ¡HOLA! tras la entrada de Iñaki Urdagarin en prisión: "doña Cristinta se va a pensar mucho cómo exponer a sus hijos ante la prensa a partir de ahora".

Posado en Marivent y Copa del Rey de Vela: los planes que no van a cambiar

La llegada de don Felipe y doña Letizia con sus hijas se espera como siempre el último fin de semana de julio. Así que como muy tarde la princesa Leonor y la infanta Sofía regresarán de Estados Unidos a mediados de la próxima semana. Nada ha cambiado en la agenda oficial. Se espera el tradicional posado de Marivent, así como alguna excursión cultural por la isla, el año pasado el paseo fue a Sóller, donde visitaron una exposición de Miró y Picasso.

VER GALERÍA

Tampoco hay que olvidar que el año pasado tuvo lugar una cena para trece. La imagen más familiar del verano fue la que dejaron los Reyes una noche en el pueblo pesquero de Portixol con sus seis sobrinos y la reina Sofía, una cena que se produjo después de que los Reyes y sus hijas atendieran a los medios en el palacio de Marivent. Días antes el rey Felipe había estado ejerciendo de tío y se había ido con sus sobrinos a navegar por la isla de Cabrera. Una excursión que no se perdió la Princesa de Asturias.

También se espera el encuentro de los Reyes con las autoridades en el palacio de la Almudaina, en una recepción a la que también suele acudir la reina Sofía, y no se descarta que la princesa Leonor y la infanta Sofía acudan al Club Náutico a animar a su padre, que este año además estrena velero, en la Copa del Rey. El año pasado el papel de "fans" quedó en manos de la reina Sofía, inolvidables las fotos de su entusiasmo apoyando a su hijo; la infanta Elena, la fotógrafa “oficial” de la familia; y Victoria de Marichalar.

VER GALERÍA

Todo sigue igual para el rey Juan Carlos

En la agenda del rey Juan Carlos de momento sigue igual y este verano está marcado por su regreso, tras nueve años de ausencia, a la Copa del Rey de Vela. Esta vuelta a bordo del Bribón, una nave con la que en 2017 se proclamó campeón del mundo, y a aguas de Mallorca significa que, después de años, el rey Juan Carlos ligará oficialmente las vacaciones estivales al palacio de Marivent. Se espera que don Juan Carlos, que este año ha cumplido los ochenta años, llegue a la isla el 27 de julio, con la idea de unirse a sus compañeros de tripulación para entrenar, al menos, durante dos días antes de que, el lunes 30 de julio, se inicie oficialmente la competición.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie