'¿Se anima a por un tercer hijo, Su Majestad?': 'De momento, no'

por hola.com

La tradición arraiga en el nuevo reinado. Hoy como hace ya más de cien años ha vuelto a celebrarse el Día de la Banderita y ha vuelto a contar también con la participación incondicional de la Familia Real. Las damas reales han cogido la hucha por el asa una vez más y han pedido por solidaridad la colaboración ciudadana en las mesas de cuestación que han presidido cada una de ellas durante esta especial jornada de recaudación, que anualmente supone la mayor fuente de ingresos de Cruz Roja Española para sufragar sus proyectos humanitarios.

VER GALERÍA

La reina Letizia ha izado la banderita de la Cruz Roja en la Carrera de San Jerónimo, en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, mientras que la reina Sofía la ondeaba desde la Puerta del Sol. Ambas repiten pues las mismas ubicaciones del año pasado, primer Día de la Banderita tras la proclamación de Felipe VI, cuando se produjo el previsto intercambio de posiciones entre las damas a causa del relevo en el trono. La Reina pasó de su puesto en la Plaza de Santa Cruz al destinado hasta ese momento a su predecesora en la Carrera de San Jerónimo, mientras que doña Sofía se trasladó a la Puerta del Sol, antigua situación de la infanta Elena, que desde la sucesión dejó de formar parte de la Familia Real y por tanto de participar en este tradicional acto.

VER GALERÍA

Ambas han sido hoy guapas y modernas chicas de la Cruz Roja igual que las icónicas voluntarias de la película española de finales de los cincuenta. Doña Letizia ha sorprendido recortando centímetros y años a su atuendo oficial con una mini évasé negra y un cinturón a juego con hebilla plateada de Hugo Boss, que ha combinado con un body blanco de psicodélico estampado geométrico en negro de Adolfo Domínguez y stilettos a tono. Ha puesto el toque de color, posiblemente un guiño a la organización benéfica, con un rojo bolso de mano -tipo sobre- como su labial. La reina Sofía ha brillado como el sol con una chaqueta amarillo chillón -tal vez para que no hagamos oídos sordos al mensaje solidario- en la jornada en la que brilla la solidaridad. Completó su look con pantalón y complementos en el siempre elegante negro.

VER GALERÍA


"¿Se animará a por el tercer hijo?": "De momento, no"
La presencia de las soberanas ha generado gran expectación entre el público que guardaba larga cola. Como otros años, la Reina ha vuelto a recibir la visita de un grupo de moteros, con los que ha estado charlando mientras les ponía la bandera y con los que ha posado de manera divertida para los fotógrafos. También ha demostrado cuánto le gustan los niños, a los que ha dedicado cariñosas carantoñas, y ha derrochado instinto maternal con un precioso bebé, del que ha dicho que "se la quedaba, porque le gustan mucho los bebés". Una actitud y un comentario que irremediablemente ha planteado la pregunta que todos nos hacíamos y nadie se atrevia a hacer: ¿Se animará a por un tercer hijo?. "De momento, no" ha contestado a la mamá de la pequeña, pero sin cerrar las puertas del todo a un tercer embarazo.

Esta vez ha faltado el caballero entre las damas. Ni don Juan Carlos ha visitado las mesas de cuestación de la Cruz Roja presididas por las damas de la Familia Real como hiciera el año pasado, ni don Felipe, como era tradicional antes de la proclamación, que hoy se encontraba en Valencia para presidir el 150º aniversario del Diario Las Provincias y hacer entrega de los Premios Rey Jaime I. Sí han pasado por las mesas reales el Padre Ángel, los diputados Miguel Ángel Cortés, Julieta de Micheo y Carlos Salvador y el humorista Edmundo Arrocet, más conocido como Bigote Arrocet, pareja en la actualidad de la periodista María Teresa Campos. Las mil caras de la solidaridad.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie