La princesa Letizia: cuatro años de amor y un máster como Princesa

por hola.com

Están a punto de cumplirse cuatro años de amor para don Felipe y doña Letizia desde aquel histórico lluvioso 22 de mayo de 2004 en que se convirtieran en marido y mujer. Cuatro años de sueños y misiones cumplidas, que han tenido su cénit con los nacimientos de la infanta Leonor -segunda en la línea de sucesión al Trono tras su padre- y la infanta Sofía. Un cuatrenio que ha sido para la Heredera, nuevo puntal de la [Familia Real española], un máster como Princesa. Un máster, de la mano del Príncipe de Asturias, en el que han recorrido juntos como Herederos de la Corona el país palmo a palmo fundiéndose con su gente en un inmenso abrazo. En definitiva, un constante y riguroso ejercicio de metamorfosis en el ideal de Princesa de los españoles.

En cuestión de horas, Letizia Ortiz dejó de ser periodista y presentadora de la segunda edición del Telediario de TVE, la de más audiencia, a ser la futura Princesa de Asturias, Reina de España y, también, futura madre de Reina. De ser una mera informadora de la actualidad, a ser la actualidad misma. El centro de la noticia. Se preparó para su nuevo papel con ilusión y entusiasmo, como anunció en su presentación como prometida del [príncipe Felipe]: "Entiendo la sorpresa que ha causado esta decisión a casi todos pero es una decisión madura, fruto de reflexiones muy intensas y sobretodo con el peso y la solidez del profundo amor que nos tenemos y del proyecto común que iniciamos. Desde muy joven soy periodista y hasta los 31 años, que tengo ahora, he ejercido mi profesión con ganas, con ilusión, con fuerza y de esa misma manera ahora afronto lo que ahora iniciamos, con responsabilidad, con ilusión y con vocación de servicio a España". Trabajó duro y con el firme compromiso en mente de "hacerlo como los españoles quieran que lo haga".

El príncipe Felipe sabía desde el principio que iba a estar a la altura del cargo. Que cumpliría con su destino. "Tengo la seguridad de que Letizia reúne todas las cualidades y capacidades necesarias para asumir las responsabilidades y funciones como Princesa de Asturias y como futura Reina de España". No obstante, tampoco ha sido fácil. Aunque a veces lo parezca, nada es gratuito en la vida y el camino hasta aquí ha tenido sus piedras. Han sorteado incesantes críticas y bulos de infertilidad, de anorexia... Rumores hechos añicos hoy por la realidad. Aquellas mismas voces que acogieron ayer con excepticismo a la Princesa, ahora callan con un punto en la boca al haber descubierto su potencial y el enorme cariño que, en pago a su entrega, le profesan los españoles. La Heredera ha conseguido salir reforzada como ser humano del duelo de la tragedia, pero sobre todo de la experiencia de la maternidad y de saberse querida. También lo ha logrado como miembro de la Familia Real española. Y, ahora, tras cuatro largos años nada fáciles como Príncesa, se presenta como el valor en alza de la monarquía.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie