Josephine de Dinamarca y el minion requisado

La pequeña Princesa se las prometía felices con su inseparable amiguito en el balcón del Castillo de Eremitage durante la tradicional Cacería de Hubertus hasta que...

por hola.com

Como todos los años en la tradicional cacería de Huberto salió la Familia Real de Dinamarca al balcón del castillo de Eremitage. Pero este año no fue como todos y apareció además alguien más. Se asomó junto a los príncipes herederos Federico y Mary y a sus cuatro hijos, los príncipes Christian, Isabella, Vincent y Josephine, un polizón amarillo: un minion de plástico. El personaje tenía invitación clandestina de la benjamina.

VER GALERÍA

La pequeña se las prometía felices con su inseparable amiguito hasta que... aprendió el rigor de la vida de una princesa. Y es que Mary de Dinamarca, que dio una clase magistral de protocolo en vivo y en directo ante los 40.000 espectadores, le requisó disimuladamente, con sigilo real, su muñeco especial. La respuesta de la princesa Josephine fue un verdadero momento de Kodak. Encajó el embargo con el mismo buen humor de siempre, pero se quedó compuesta y sin minion.

VER GALERÍA

No fue la única travesura real de la princesita, que debutaba en este acto al igual que su mellizo. Ni el atento príncipe Federico, ni la maternal princesa Mary, ni el responsable príncipe Christian, ni la profesional princesa Isabella, ni el simpático príncipe Vincent, un precioso querubín de pelo rubio como el trigo, eclipsaron a la espontánea princesa Josephine, verdadera estrella de la nueva ocasión. Si un brazo escayolado tras una caída durante una clase de hípica no logró frenar el pasado verano a la adorable princesa, menos ahora que ya está recuperada.

Así que, libre de trabas, se desató como es lo habitual en ella y obsequió a los presentes con su particular repertorio de pillerías -nariz y boca pegadas a la ventana, lengua doblada, manos prismáticos...- y de paso revolvió a sus hermanos más pacientes -con su mellizo se revolcó por la escalinata y de la más modosa Isabella provocó también una divertida mueca. Instantáneas que hicieron de la tradicional cacería una cita muy animada.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie