Mary y Marie de Dinamarca: protocolo y elegancia en la solemne apertura del Parlamento

La Familia Real danesa asistió al completo a la tradicional ceremonia en el palacio de Christianborg

por hola.com


Con la llegada del otoño, comenzó el año parlamentario para toda Escandinavia. La Familia Real danesa al completo, como manda la tradición, se dio cita en la sesión de apertura tras las vacaciones de verano siguiendo el mismo ceremonial de siempre.

 

VER GALERÍA



La primera en llegar fue la princesa Benedicta. Luego lo hicieron los príncipes Joaquín y Marie, seguidos por los príncipes herederos Federico y Mary, casi recién llegada de Nueva York, donde estuvo varios días asistiendo a una conferencia internacional sobre población y desarrollo de la ONU. Pero no se apreciaron síntomas de cansancio en la princesa Mary, que lució un elegante vestido beis de encaje con chaqueta negra y sombrero a tono. No menos elegante iba su cuñada, la princesa Marie, que para la ocasión se hizo un moño y lució un pequeño sombrero beige a juego con la chaquetilla y la falda.



VER GALERÍA



Ambas Princesas volvieron a compartir protagonismo en este acto por su estilo, pero también por la buena relación que volvieron a demostrar cuando, antes de entrar en el edificio, intercambiaron numerosos gestos de cariño en las escaleras de Christiansborg, la sede del Parlamento.


VER GALERÍA



Todos esperaron en la entrada del palacio —guardando fila junto a los miembros del Gobierno— a la reina Margarita y al príncipe consorte Henrik, los últimos en llegar como ordena la tradición. La soberana y su esposo saludaron a los presentes con un apretón de manos y a sus hijos y nueras con un afectivo beso, que fue seguido de una cumplida genuflexión por parte de las Princesas. Tras los protocolarios saludos, la Familia Real siguió la ceremonia sentada en su palco, desde donde escucharon, muy animados, el discurso inaugural del Primer Ministro.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie