El emocionante bautizo de Christian, el hijo de los príncipes de Dinamarca

por hola.com

Christian, Valdemar, Henry, John, el primogénito de Federico y Mary de Dinamarca ha recibido las aguas bautismales hoy sábado día 21 en la capilla del palacio Christiansborg. Una elección que ha resultado sorprendente ya que la iglesia rara vez se ha utilizado en los últimos tiempos para actos relacionados con la Familia Real. De hecho, aunque el palacio fue la residencia real hasta que ardió en 1794-fecha en que la Familia se trasladó a Amalienborg-, en el último siglo sólo se ha recurrido a este escenario como marco de celebración de un hecho histórico en 1997, con motivo del 25 aniversario del reinado de Margarita, y en el año 2000 para instalar la capilla ardiente de la reina Ingrid.
Sin embargo, y más allá del marco elegido, la ceremonia que hoy se ha vivido en Dinamarca sólo puede ser descrita con la palabra "emotividad" pues desde que la princesa Mary y el príncipe Federico entraron en la capilla de palacio con su hijo fueron incontables los momentos en los que ambos tuvieron que hacer un gran esfuerzo para no llorar a lágrima viva.

El pequeño sumó sus lágrimas a las de todos durante la ceremonia
Un sentimiento al que se unió con una pequeña protesta el pequeño cuando recibió las aguas bautismales en una histórica pila de plata con incrustaciones en plata dorada que ha sido empleada para los bautizos de todos los bebés reales daneses desde finales del siglo XVII. La pieza, realizada por los orfebres Gödert Bodstede y Christian Mundt II, fue trasladada unos días antes de la celebración desde el castillo de Rosenborg al templo. Asímismo, como es tradición, junto a esta joya de la Corona danesa, volvió a usarse también el juego de cristianar, que incluye un cuenco bautismal, un jarro de agua y dos candelabros, todos de oro.
El hijo de los futuros Reyes daneneses fue bautizado con el mismo elegante traje de cristianar que utilizaron casi todos los miembros de la Familia Real danesa cuando recibieron el sacramento. Tiene por lo tanto, tras de sí, el faldón de la Casa real de Dinamarca una larga historia en la que los últimos apuntes fueron escritos por el rey Federico IX (bisabuelo el neófito); la Reina Margarita, y los príncipes Joaquín y Federico, el actual heredero de la Corona.

Finalmente, el nombre
En la oración, el pastor ruega a Dios que tenga misericordia del niño que recibe el bautismo y lo acepte en su congregación. "Ayudemos a este niño a alcanzar la bendición bautizándolo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo". El obispo se acerca al niño a la pila bautismal y le hace la señal de la cruz en la cara y en el pecho y dice: "Recibe la señal de la cruz en la cara y en el pecho como testimonio de tu pertenencia a Nuestro Señor Jesucristo Crucificado".
"¿Cuál es el nombre del niño? Pregunta Erick Norman Svensen? "
Y la princesa Mary finalmente pronuncia los nombres que llevará su hijo: Christian, Valdemar, Henry, John.
El pastor echa agua tres veces en la cabeza del bebé y dice Christian, Valdemar, Henry, John yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie