La semana de contrastes de Doña Sofía: de un funeral en Vaduz a un cumpleaños en Atenas

La Reina asistió al último adiós de su amiga, la princesa Marie de Liechtenstein. Ahora se encuentra en Grecia con sus hermanos, el Rey Constantino y la princesa Irene

Reina Sofía

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Emocionadas y tristes. Así se han mostrado la Reina doña Sofía y la princesa Carolina de Mónaco en el funeral de la princesa Marie de Liechtenstein. Tras una semana de luto oficial, la catedral de Vaduz acogió, el fin de semana, el último adiós a la consorte del príncipe Hans Adam II. Debido a las restricciones de aforo por la pandemia, al templo solo acudió un grupo reducido de invitados, entre los que se encontraban los familiares cercanos y amigos íntimos de Marie, que falleció el 21 de agosto a los ochenta y un años a causa de un infarto cerebral.

Portada Hola 4023©Hola

Doña Sofía, visiblemente apenada por la pérdida de la consorte de ese pequeño país, se sentó en primera fila junto a la princesa Carolina, que también se mostró afectada y vistió de riguroso luto, con mantilla negra incluida. La madre de don Felipe era amiga de la princesa de Liechtenstein. Doña Sofía asistió con su hermana, la princesa Irene, a la boda de Marie y Hans Adam, en 1967. Se llevaban solo dos años y compartían la pasión por el arte, la cultura y la naturaleza. En los años 90, la prensa española incluso fantaseó con la idea de que convirtieran en consuegras. A mediados de esa década, los medios relacionaron a la princesa Tatiana, hija de Marie, con Don Felipe.

Pocas horas después de la celebración del funeral, Doña Sofía cogió un vuelo comercial con destino a Atenas. La Reina y su hermana, la princesa Irene, no querían perderse el festejo del cumpleaños de su cuñada, la Reina Ana María de Grecia, que el lunes cumplió 75 años.

Funeral Liechtenstein HOLA 4023©DANIEL SCHWENDENER/ www.schwendener.li/ Cordon Press
Izquierda, la princesa Carolina, que asistió en representación de la Familia Real monegasca.

Ana María y Constantino de Grecia reunieron a gran parte de su familia en su casa de Porto Heli. Hasta allí viajaron la princesa Benedicta de Dinamarca, hermana de la cumpleañera, así como los tres hijos pequeños de los monarcas helenos, los príncipes Nicolás, Philippos y Teodora, junto a sus respectivas parejas: la princesa Tatiana, la princesa Nina y Matthew Kumar, promedio de la más pequeña de la familia.

En las imágenes de la celebración, distribuidas por la Casa Real danesa, no se ve a Doña Sofía, pero lo cierto es que la madre del Rey aterrizó el fin de semana en Atenas para pasar unos días con su familia. Entre los grandes ausentes a esta celebración: la reina Margarita de Dinamarca, hermana de Ana María, que no pudo viajar debido a su agenda oficial; ni los príncipes Pablo y Marie-Chantal, que ya se encuentran de regreso en Estados Unidos.

Se desconoce hasta cuándo se quedará Doña Sofía en Grecia, pero es probable que en los próximos días regrese a España.

Reina Sofía funeral Liechtenstein©DANIEL SCHWENDENER/ www.schwendener.li/GTres
Funeral Liechtenstein©CordonPress
Arriba, doña Sofía, llegando al funeral de la princesa Marie en Vaduz. A la izquierda, Tatiana de Liechtenstein y su marido, el barón von Lattorff. Doña Sofía y Carolina de Mónaco compartieron primera fila junto al viudo, el príncipe Hans Adam II, y sus cuatro hijos.